¿Qué se puede esperar? ¿Verdad?

Cuando primero regresé a Venezuela después de haber pasado un poco más de 10 años fuera del país trabajando en varios otros países, mis conocidos (que no son muchos), vendedores de libros, me invitaron a acompañarlos en sus rutas de ventas por gran parte del Estado Mérida, el Sur del Lago (Zulia), y el Táchira, lugares fronterizos con Colombia, entonces maravillosos pero que hoy, desde el 2013, están altamente infectados por paramilitares colombianos, traficantes de todos tipos, extorsionistas, funcionarios públicos y políticos tremendamente corruptos, asesinos, sádicos, y cualquier otro tipo de delincuentes (por eso me mudé a la costa en el 2017, era imposible trabajar honestamente allí). Bueno, cada vez que hacíamos un recorrido, nos parábamos en alguna licorería abierta --- abierta hacia la calle --- donde se reunían casi exclusivamente hombres a tomar cerveza, ron, o aguardiente, y, para a hablar paja.

Esa rutina formaba parte de sus recorridos de ventas.

Si señor.

Bueno, allí fue donde pude por primera vez de manera conciente ser testigo de la profundidad y la tremenda desgracia del machismo venezolano, y desde entonces nadie me verá parado frente una licorería tomando cerveza a menos que sea mientras espero que me atiendan.

Me dio (me da) tanto disgusto escuchar a esos hombres hablar, tanto así que casi tuve varias peleas físicas en varias ocasiones, donde hablaban (hablan) casi únicamente:

1) de deportes, algo que no me interesa por nada

2) de dinero, otra cosa que no me interesa por nada y que me disgusta enormemente, y

3) de mujeres, pero de manera terriblemente degradante, algo que me enfurece.

Pero …

La cosa es que …

Y eso es lo que más me impresionaba (y sigue impresionándome) …

Esos hombres machistas, y además muy vulgares, eran (son, y siguen siendo) hombres de TODAS las clases sociales venezolanas, obreros, profesionales, comerciantes, y ricos, terratenientes y empresarios, comerciantes, etc. (en el Sur del Lago se mezclan entre ellos, especialmente en galleras), todos hablando de la misma cosa y de la misma manera, especialmente en contra de las mujeres, pero también, especialmente los hombres de las clases media y media altas.

Sí señor.

Uno pensaría que los hombres de las clases media y media altas serían más respetuosos (digamos, en general) de las mujeres, pero no, por nada, en mi experiencia viajando de licorería en licorería, es todo lo contrario, los hombres de las clases media y media altas, en general, son más machistas que las clases pobres.

(Tal vez me equivoque, pero no leo creo.)

Cuando hablan de mujeres, no es para hablar bien de ellas, no, siempre --- no me acuerdo de ni un solo caso que no fuera así --- cuando hablaban de ellas, es como si las mujeres fueran "putas," objetos desechables, o cosas subhumanas, si señor, siempre.

Por ejemplo, un día mi vecino aquí (en el 2021), un "indio" quien adoptó la cultura colonial cristiana y va a la misma todos los domingos, me dijo, "Estoy ayudándole a una mujer y sus dos hijos con la comida, entonces le voy a decir que venga a mi casa para ayudarme a mí también," pero cuando dijo, "ayudarme también," mi vecino estaba apuntando a su pipí.

Sí señor.

¿El hombre venezolano no es capaz de "ayudar" a una mujer sin que ella también lo "ayude?"

¿Qué es eso?

¿Cómo se llama eso?

Bueno …

Por eso hace por lo menos 10 años que no acompaño a ningún hombre a ninguna parte así, ni a las licorerías, ni a las tabernas --- voy solo, me gusta mucho la cerveza, cuando tengo dinero ---, ni a clubes de ningún tipo, especialmente no con las clases media o media altas, las cuales me disgustan enormemente por ser generalmente muy racistas, machistas, creídos, prepotentes, y superficiales (como el concurso Miss Venezuela por ejemplo, o el video más abajo).

Pero …

Lo peor ocurrió cuando en el 2012 durante una exposición artística que hicimos, pasé en la televisión, entrevistado por un blanco sifrino (momio) de las clases media altas quien así, públicamente y en vivo en televisión, me preguntó … qué me gustaba más de Venezuela, y le dije, por ejemplo, las diferentes culturas, los paisajes, la joie de vivre, etc., pero entonces como para ponerme palabras en mi boca y hacerse pasar por bello y bonito, agregó, de manera absolutamente machista e irrespetuosa frente al público --- pensado además que fuera algo gracioso (como en el video abajo) ---, "… y [te gustan] las mujeres venezolanas, las mejores del mundo, ¿verdad?" o algo así.

En ese momento mi cara cambió de expresión totalmente y radicalmente --- le iba a preguntar, "De qué coño estás hablando, idiota" --- pero la cámara volteó rápidamente hacia el presentador y de una vez pasaron a otro tema. Me paré y me fui sin saludarlo, y ese HDP no intentó disculparse, por nada, se hizo el loco y el gran macho como si fuera él el hombre, y yo no.

Que se vaya a l infierno, pensé, y me fui.

¡Mi arte no necesita machismo!

Bueno …

Me desahogué.

Pero no completamente.

Cada año desde el 2013 cuando el actual jefe de Estado primero fue juramentado como presidente de Venezuela, he estado buscando un corto clip que había visto por casualidad en la televisión donde lo vi a él decir una cosa que me dejó con la boca abierta y que contribuyó enormemente a mis sospechas de que él no era (ni es) auténtico, o sea, que él no era (ni es) lo que él trataba de hacer creer a los demás, o sea, que no era (ni es), ni humanista, ni socialista, ni Revolucionario, ni Chavista, ni nada al estilo.

Digo eso porque un hombre que dice tal cosa (ver video abajo), y que lo dice de tal manera (como si fuera un chiste gracioso a expensa de la Mujer), a esa edad (más de 50 años), no puede ser otra cosa que un tremendo machista a menos que le hagan un transplante de cerebro y de corazón, digo yo.

La mayoría de los hombres nacimos con genes preprogramados (escribiré sobre eso algún día) machistas cavernícolas, y si no cambiamos nuestro comportamiento (y procesamiento neuronal) hacia las mujeres antes de llagar a una cierta edad, bueno, jamás cambiaremos y seguiremos siendo unos HDP porquerías de machistas cavernícolas, por lo menos hasta que perdamos nuestra capacidad física de producir testosterona, así lo veo, ¿no es así?

Bueno …

¡Finalmente encontré ese video !

Algunos de los comentarios debajo del video dicen cosas como, "Que asco me dio ver eso ... Asco de pana ...".

Mi reacción fue y sigue siendo parecida a la que tuve con ese sifrino (momio) presentador de la televisión donde fui entrevistado en le 2012 (arriba) … y los hombres que se paran frente a una licorería.

Ver (total de 47 segundos): https://www.youtube.com/watch?v=IfHfHf8A5_M

Hoy es un buen día para pedirles a las mujeres que me hagan un favor …

Espero que este video dé la vuelta del mundo para que todos, especialmente todos los extranjeros que apoyan al actual jefe de Estado venezolano, vean que él no es lo que parece ser.

Es más, yo, como autor de este artículo, le doy el permiso a cualquier persona en cualquier parte del mundo de traducirlo en cualquier idioma para que sea publicado en cualquier medio.

Me harán un gran favor si lo hacen, y un gran favor a la humanidad.

CONCLUSIÓN

Desde el momento que vi ese clip (link arriba) he puesto a ese jefe de Estado en la misma bolsa de _____________ con los hombres que se paran frente a una licorería a hablar de manera prepotente, machista, y despreciable de las mujeres.

(¿No le vieron la cara a su esposa en el video?)

Saben, soy muy orgulloso del hecho de que en nuestra casa, mi madre Indígena es la que siempre mandó, no mi padre blanco francés, mis dos abuelas, una Indígena y otra francesa y Revolucionaria (en contra de los ingleses), mandaban, no mis abuelos, y, mi esposa es la que manda, no yo … y eso me enorgullece mucho aun cuando muchos hombres se burlan de mí.

¡Que sigan burlándose!

También quería mencionar que últimamente he leído algunos escritos que sugieren que aun cuando el Estado venezolano dice ser partidario de la Mujer, realmente no lo es, y que esto es simplemente una fachada política machista.

Lo creo.

Creo que podemos decir con bastante confianza --- en particular después de haber visto ese video arriba donde el mismo jefe de Estado promulga abiertamente el desprecio hacia la Mujer (aunque tal vez crea que fue algún tipo de chiste, algo que yo jamás aceptaré) ---, que mientras este Estado venezolano actual siga en el poder, no habrá mucha esperanza par la Mujer.

Si un jefe de Estado es machista, entonces …

¿Qué se puede esperar?

¿Verdad?

P.S. En el pasado han habido muchas sociedades que fueron sociedades o culturas matriarcales dirigidas principalmente por Mujeres. Hoy incluso, existen en diferentes grados y formas, sociedades matriarcales, por ejemplo los irlandeses (unos 5 millones) , los Minangkabau (unos 7 millones), varias de la tribus de África donde los títulos de tierra pasan de mujer en mujer, Tailandia (70 millones) donde también se hace los mismo, etc. Tal vez uno se preguntaría por qué el mundo de hoy no es controlado por la Mujer, así como debe ser, ¿verdad?, es que muy poca gente se da cuenta que una de las grandes verdades es que las religiones monoteístas cristianas, musulmanas, y judías (las tres con el mismo Dios), son las que dominan el mundo político y estructural y que son y predican, categóricamente y expresamente, el machismo en su forma normalmente más extremista, donde tradicionalmente la Mujer ha sido la posesión del hombre (casi por orden de Dios, lean el Viejo Testamento) y donde el hombre ha tenido y sigue teniendo todos los derechos mientras la mujer sigue siendo subyugada al hombre y a su Dios machista, guerrerista, y capitalista. El conjunto de las sociedades del mundo que se subyugan a estas tres religiones representan un mínimo de 55% de la población del mundo, y probablemente, en mi estimación, muchísimo más, y tal vez hasta 90% o más ya que aun cuando la religión de un país, como en la India por ejemplo, sea mayoritariamente de otro índole (normalmente no machista, como el Hinduismo o el Budismo), el país fue conquistado por conquistadores cristianos quienes impusieron a palos sus leyes y costumbres categóricamente machistas sobre esas sociedades (como ha ocurrido en casi toda Latinoamérica y África donde el machismo, así como lo conocemos hoy, no existía antes).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1500 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Liberación de la Mujer

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Liberación de la Mujer