En defensa del Proceso Revolucionario

“El Comandante se queda”: De la complicidad a la infiltración. Primera Campanada... evasión de Carlos Ortega

Quienes planificaron la evasión del procesado Carlos Ortega (hoy fugitivo de la justicia venezolana) y aún presidente de la Confederación de los Trabajadores de Venezuela (CTV), el pasado 13 de Agosto incluyendo los involucrados en el caso de los 140, paramilitares colombianos detenidos en Mayo de 2004, el coronel Jesús Farias y el capitán Rafael Farias individuos que cumplen condena de nueve años de prisión, forma parte de unos de los planes de acción dirigido contra el Presidente Hugo Chávez Frías, para crear fisuras en el componente militar.

Esta evasión deja de manifiesto que existe una marcada incapacidad por quienes actualmente forman parte de los cuerpos de seguridad del país, incluyendo a todos aquellos que tienen la tarea de brindarle seguridad al Jefe del Estado. A quienes les corresponde la tarea de resguardar la seguridad ciudadana muestran no estar en consonancia con los requerimientos innovadores para blindar la Revolución Bolivariana y tantos errores complacientes que a diario incurren los ocupantes de la nave socialista.

Los hechos anteriormente referidos demuestran la existencia de personas que gozan de la máxima confiabilidad del Presidente insertos en el cuadro castrense que pudieran estar vinculados con ésta evasión. Considerando que en la cárcel de Ramo verde, sitio de reclusión de los condenados, debió de existir un riguroso control de ingreso y egreso de cualquier persona que realice visita a los procesados calificados como enemigos públicos de la Revolución Bolivariana.

Pero...resulta inconcebible admitir de primera mano que Carlos Ortega haya evadido el internado militar en Ramo Verde, jurisdicción del Estado Miranda, sin ningún tipo de apoyo, mínimo exterior para esa evasión. Sabemos de grupos vinculados al aparato policial venezolano que permitierón el desplazamiento a sitios de resguardo de semejante personaje.

Ahora ¿El sistema de prevención donde está?.

Al momento de redactar este artículo las primeras declaraciones ante la prensa del Ministro del Interior y Justicia, Jesse Chacón Escamilla, señala que los evadidos se separaron presuntamente, por las costas de Falcón y, otros por la frontera de Colombia con el apoyo de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, Los Paracos). Entonces ¿Como es que esta red de delincuentes penetro en el país y planifico con antelación la huída?, como es que ningún cuerpo policial de las zonas haya podido detectar la ruta de huida... ¿Que quiere decir esto?

En este sentido vamos a crear dos hipótesis que sirvan como complemento a las líneas maestras del nuevo plan de seguridad en aras de fortalecer y resguardar el Proceso Revolucionario que tanto a costado sostenerse en el tiempo y espacio. Partiendo de la premisa que Carlos Ortega y los otros evadidos no son recapturados a la brevedad se debe recuperar la confiabilidad de la ciudadanía. Haciendo necesario medir el nivel de cumplimiento y rendimiento de los cuerpos policiales en cada localidad de acuerdo a las patologías sociales más complicadas que se presentan en esos sectores. Por lo que hay que profundizar en :

1. Revisión, remoción y evaluación de los principales cuerpos de seguridad en el país, llámense:

* Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (C.I.C.P.C)

* Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (D.I.S.I.P)
* Equipos de seguridad que prestan servicio en los principales aeropuertos y zonas fronterizas.
* Directores principales de todas las policías regionales de las gobernaciones y alcaldías.

2. Fortalecimiento del cuadro de Inspectoría Presidencial que permita de primera mano la evaluación de cualquier hecho de esta naturaleza.

No siempre los jefes de los cuerpos policiales realizan una investigación exhaustiva a profundidad y creíbles sus tesis conclusivas, Ejm. caso DANILO ANDERSON, secuestro del del canciller de la Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia (FARC) GRANDA, cambio de cocaína pura por harina de trigo en los galpones del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalística (C.I.C.P.C) de Cumaná, el asesinato de un periodista en Maturín (Monagas) por denunciar el funcionamiento de carteles de las drogas en dicha ciudad y el atentado del Dip. Braulio Álvarez (Yaracuy). “¿Que es lo que pasa? pues...” preguntó el Presidente a los Sres Ministros, durante la transmisión del Aló Presidente Nº 259 “si no se sienten competentes para darles un parao renuncien...”

3. Reestructuración total de los principales cuadros medios castrense cercanos a los anillos de Seguridad Presidencial.
4. Poner en practica un sistema coordinación y evaluación tipo “fas – track o meeting” que en términos operativos significa: ¿Que hiciste tu?, ¿Como lo hiciste?, ¿Porque fallaste aquí? y Explícame las razones, ¿Por qué? ha crecido el índice de consumo de drogas en esta X zona?.
5. Incorporar a la brevedad posible sistemas de comunicación vecinal radial en las zonas más críticas y vulnerables de cada comunidad con alto riesgo delincuencial mediante un proceso de formación a los residentes que permita combatir efectivamente el consumo y distribución de sustancias psicotrópicas.
6. Actualizar los conceptos: Complicidad e Infiltración mediante el análisis y debate público que evalue hasta que punto los adversarios políticos han infiltrado a los cuerpos policiales.

Los medios de comunicación comprometidos con este proceso, no deben caer en las banalidades y exageraciones del foquismo sobre lo ocurrido con la evasión de Carlos Ortega del penal militar. la importancia del hecho no es la evasión sino lo que esta detrás de todo esta “ingenua acción”. La lectura sobre los hechos ocurridos es un claro mensaje subliminal al Comandante Hugo Chávez, pues no se trata de una acción aislada que el procesado haya podido implementar por si solo. Este perenne desliz entre los cuerpos de seguridad del país con el Sr. Presidente demuestra que el EJECUTIVO parece no tener el control del aparato policial y militar que dicen servirle a la patria de Bolívar y se interpreta como una forma de desprestigiar al recién nombrado ministro de la defensa General en Jefe: Raúl Isaías Baduel.

En esta materia, hay que leer un poco sobre la tesis de LENIN:

“Debe existir un control absoluto de todas las dependencias y organismos que dependan del estado para que el mismo pueda funcionar según las exigencias y requerimientos de la ciudadanía, es más, se puede tener el control del gobierno, pero sino se tiene el control de aquellas instituciones que forman parte del estado tales deficiencias conjuntamente con las estructuras burocráticas absorberán a quienes gobiernan... y que es una de las variables a las cuales siempre juega el inmenso capitalismo”.

Politólogo comunitario


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3745 veces.



Oscar Flores y René Colmenares *

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI