Oveja-diablo-oveja: El mismo plan

Revisando el discurso del día de ayer del ex candidato Henrique Capriles Radonski, recordaba las declaraciones dadas por sus principales mentores en el año 2002 y las dadas por él mismo, he reafirmado la conclusión de que son los mismos fines de aquel entonces, con modificaciones profundas en la estrategia destinada para tal fin. Sin embargo, envueltos en los mayores sentimientos de frustración por la derrota, ante un eminente proceso político que tiene su asidero en el poder popular, no logran controlar sus expresiones de un profundo odio por todo aquello que huela a chavismo, que en fondo se traduce en el profundo odio hacia todo aquello que huela a pueblo.

Es así como se hace necesario el fortalecimiento de las medidas que sirvan para contrarrestar los planes desestabilizadores del país y más importante aún, evitar que tradiciones fascistas logren calar en el accionar de este pueblo noble de Bolívar.

En el discurso manejado por el ex candidato y en el de sus asesores, con cada palabra y expresión premeditada y direccionada a diversos sectores, chavistas y antichavistas, se puede observar una radicalización del odio.

Pasa de haber reconocido la continuidad de la auditoría de Verificación Ciudadana, brindada por el Consejo Nacional Electoral, a desconocer la misma, junto con un grupo de técnicos que ya habían sido designados por el ex candidato como parte actuante, y, radicalmente se vuelca en amenazas a la institución.

A la amenaza: “Nosotros estamos emplazando al Consejo Nacional Electoral a que dé una respuesta el día de mañana. Si no hay respuesta, le diremos al país cuáles serán nuestras próximas acciones” es necesario darle una lectura más profunda. Ésta no es más que la expresión de su plan principal, que es la generación de una situación de enfrentamientos con muertes, que posicione una situación político-mediática de ingobernabilidad y de paso al golpe de estado.

Es el mismo esquema usado en el año 2002. A estas alturas, con auditoría o sin auditoría, el plan seguiría siendo el mismo. Lo importante es tomar las decisiones al respecto e impedir sus intentos de avances en esta estrategia.

Días antes de las elecciones del 14 de abril, desconoció el acuerdo propuesto por el CNE de aceptar los resultados electorales, presentando una propuesta alternativa “más profunda y con mas compromiso” y el lunes en la madrugada llama a sus seguidores a la calle desconociendo el resultado electoral. Preparaban el escenario con altos niveles de violencia para el día miércoles con la marcha que acertadamente, no fue permitida por el Presidente de la República, Nicolás Maduro.

El esquema de actuación de Capriles ha sido: oveja-diablo-oveja.

Primero se muestra como una figura con grandes sentimientos de amor al pueblo, atacando principalmente la gestión de gobierno en tres ejes principales: inseguridad, afectación por medidas económicas y empleo. En este último ha intentado incorporar la variable de empleados públicos antichavistas, que “han sido víctimas de la persecución de un régimen”. Es así como lanza en este primer momento una figura que viene al “rescate de la democracia” en un Estado donde los poderes están a su entender y el de algunos de sus seguidores, los más radicales, secuestrados por oficialismo, atentando en contra del principio de división de poderes de Montesquieu.

Como segundo esquema lanza, cada dos o tres ruedas de prensas, una en tono agresivo, donde ataca al gobierno, a la figura directa del Presidente Nicolás Maduro, y a las máximas autoridades de todas las instituciones del Estado. Incita a sus seguidores a tomar las calles y a “defender sus votos”, sin dejar claro cómo hacerlo, con el principal objetivo de desbordar la irracionalidad de los mismos, con incidentes como los del 15 y 16 de abril, con el lamentable saldo de 10 muertos entre ellos dos niños, chavistas todos y el ataque a lo que represente algún vínculo con el gobierno de Fidel y Raúl Castro.

El tercer esquema consiste en presentarse nuevamente como una figura de Paz, como forma de eludir su responsabilidad de los actos que se generen, victimizarse, abrir espacio nuevamente para atacar la gestión de gobierno y retornar a la fase violenta.

Retoma dentro del eje de incitación al odio, las supuestas dudas sobre la salud y muerte del Presidente Hugo Chávez, con por lo menos tres intenciones: a) Posicionar como verdad que el Presidente Nicolás Maduro no es transparente con el pueblo; b) Incrementar la molestia del ala más radical del chavismo, al utilizar de manera descarada y con fines fascistas la figura del Presidente Chávez, como estrategia de garantizar enfrentamientos en los días próximos, principalmente el 1ero de mayo, donde están convocadas 2 marchas, una tradicionalmente realizada por trabajadores y sindicatos oficialistas y la segunda por el sector oposicionista. c) Retomar la falsa defensa de la figura del Presidente Chávez para ganar adeptos del chavismo.

La defensa de este proceso político recae en la responsabilidad individual y colectiva de todos los que hemos sido parte actuante en la consolidación de este pensamiento liberador creado por el Eterno Comandante Hugo Chávez. Consolidemos la unidad arreciemos la lucha. Hemos ganado muchísimas batallas, la victoria debemos garantizarla.

Chávez Vive, la Lucha Sigue.

merlinviez@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2111 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a164601.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO