Humm... ese incendio de Cavim... ¿Qué?... ???!!!

Según las normas INTERNACIONALES, para el manejo de explosivos los operarios internos en almacenes, deben estar limpios de electricidad estática, es decir, aquella que se acumula en medios de “poca conductividad”.

Es interesante el fenómeno que se produce con mi cobija elaborada con fibra artificial y las chispas que VEO cuando me arropo, parezco un arbolito de navidad!. 

En un almacén con explosivos, una de estas chispas, puede iniciar un incendio devastador. 

Del discurso del Presidente, debemos “traducir” algunos términos castrenses, que para el grueso del público, a veces, no se explican con claridad. 

LA JERGA MILITAR:

En primer lugar, los galpones siniestrados, están ubicados en una INSTALACION MILITAR y en cualquiera de ellas de día y sobre todo de noche, hay guardias y centinelas. 

El JEFE DE LOS SERVICIOS, es un oficial superior, quien es el responsable por toda la instalación en el horario que comprenda su guardia. Generalmente en el término de 24 horas, hay DOS Jefes de Servicios, uno diurno, otro nocturno. Dicho Jefe es el responsable de la seguridad y de todo el discurrir en la instalación militar, desde las comidas, hasta la ubicación del todo el personal y sus actividades. 

El RONDA, es un oficial, generalmente subalterno (Teniente, Capitán), que esta dedicado a supervisar toda la guardia nocturna en una instalación. 

El RONDIN, es un clase o soldado con Jerarquía que hace recorridos por los puestos de guardia existentes en la instalación militar. 

EL CENTINELA, es un soldado o cadete o alumno, apostado en un Puesto de Guardia, en el cual se domina cierto sector del área de la instalación. Generalmente los centinelas van armados con su fusil de reglamento y municiones suficientes. Nunca un centinela puede abandonar su puesto y esto es considerado una falta grave en la legislación militar, así como quedarse dormido en el transcurso de su guardia. Igualmente es un delito hostigar o atacar a un centinela. 

¿QUE PASO AQUÍ?...

4 y 30 de la MADRUGADA, con una temperatura fresca de enero ( el calor es una buena causa de incendios por reacción espontánea) en Maracay, estado Aragua, dentro de un almacén de municiones “se inicia un incendio incontrolado”. 

En ese momento, se encontraba un CENTINELA a pocos metros del sector y por casualidad estaba acompañado por una teniente RONDA, quien lo supervisaba en su guardia nocturna. 

Por otro lado, en el galpón de los hechos, se puede deducir que no se encontraba personal alguno a esa hora de la madrugada. 

Para añadir misterio al hecho, estos almacenes poseen instalaciones eléctricas a prueba de circuitos y los sistemas de seguridad deben ser EXTREMOS!. 

Muchos sistemas de semiconductores, son especialmente sensibles a descargas electrostáticas, pero estas como vimos con el ejemplo de mi cobija, necesitan algunos “elementos de inducción” para que produzcan chispas, es decir se necesita el “medio”(cobija) y algo de roce, situación algo imposible a esa hora en ese lugar!. 

Toda acumulación de pólvora, químicos y otros explosivos, son el “medio” ideal para que cualquier chispa, desencadene un infierno!. El asunto es que debe haber una fuerza desencadenante!

Un RAYO, es una fuerza de ignición poderosa y puede desencadenar un gran incendio, si encuentra combustible suficiente para expandirse. 

“El General  Orlando Rodríguez manifestó: “Este incendio tuvo incidencia en cuatro almacenes de la División de Metalmecánica, que tenían en depósito municiones para armas colectivas e individuales”.

“La acción de las llamas propició fuertes explosiones que generó la natural alarma, así como el inicio del incendio en otras instalaciones y unidades periféricas, que afectó tres depósitos de material de guerra terminado (municiones de bajo calibre), localizadas en las instalaciones de Dacopam y Cavim.”

“En la zona adyacente al arsenal resultaron afectados en diferentes niveles los sectores de la urbanización Base Sucre, La Coromoto, Caña de Azúcar, La Candelaria, El Recreo, barrios José Félix Ribas y El Recurso.”

LAS CINCO CAUSAS COMUNES EN ESTE TIPO DE INCENDIOS:

  1. Chispas procedentes de cortes de metales o soldaduras. Descartado!
  2. Chispas procedentes de carretillas o equipos móviles. Descartado!
  3. Pilas de materiales junto a focos de calor o conductores eléctricos. Poco probable!
  4. Fumar en los almacenes. Descartado!
  5. Incendiarismo, sabotaje, infiltración del enemigo por objetos incendiarios con control remoto. Necesita investigación a fondo!.

NADA DEBE SER DESCARTADO:

El Presidente habló de un “incendio muy extraño” y todos los indicios apuntan a confirmar esta hipótesis, sin descartar alguna de tipo realmente accidental.

Lo bueno es que en este tipo de investigaciones de causas de incendios, la ciencia ha diseñado métodos muy eficientes, generalmente manejado por los Técnicos Bomberiles que determinan en donde se inició la conflagración (FOCO) y en muchos casos que causa (DESENCADENANTE) la originó, especialmente si se trata de circuitos eléctricos, descarga electrostática, uso de combustibles y uso de explosivos.

Es perfectamente posible determinar las causas exactas de esta tragedia nacional y en todo caso la celeridad de la investigación es vital.

El peligro se disipa, si los amenazados se mueven con celeridad.

Guerra avisada…NO mata soldado! Y si lo mata es por DESCUIDADO! 
 
 
fnatera@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5347 veces.



Francisco Natera Amundaraín


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad