El grave y fatal asunto de los precios altos


Peligroso asunto. Muy mal asunto. Si alguien en el país cree que hay que “dejar que las cosas se resuelvan”, está más pelado, que rodilla de chivo.

Si el pensante es del gobierno y su influencia en la toma de decisiones es determinante, causa un daño tremendo a la gobernabilidad.

Creer que el “heroico Pueblo de Venezuela, ha adquirido tal grado de CONCIENCIA, como para aguantar esta enorme arremetida”, es otro pelón imperdonable. Ya las heridas son MUY GRANDES.
Para todos: Revolución y Contra u Oposición, la cosa ya ha llegado a límites insoportables.
Hoy un salario mínimo, no alcanza ni para comprar un Kg de carne y un cartón de huevos, en donde un huevo ya cuesta hoy 12 mil bolívares.

Es tal la AVALANCHA DIARIA de precios movidos hacia arriba, remarcados, borrados y bachaqueados a todo nivel, que ya suben por horas. Los transportistas cambian tarifas cada día a su beneficio y nadie dice NADA.

Esta es la grave situación y no hay “heroico pueblo” que valga, o se toman medidas drásticas o vamos a una CONVULSIÓN SOCIAL.

Para no quedar en el señalamiento irresponsable es necesario pensar en cuales podrían ser los remedios a esta profunda herida social.
1. Fuera mitos necios sobre inflación, aumento del ingreso, escasez y otras mentiras, porque si esto fuera cierto, en Venezuela hubiéramos podido tener esta situación desde hace más de 20 años. Es decir las causas de esta delicada situación no están localizadas en estas variables económicas.
2. ¿Entonces? ¿En donde vamos a hurgar? En la PRODUCCIÓN, los MONO Y OLIGO POLIOS, LA ESPECULACIÓN, tanto la grande o corporativa, como la del menudeo o bachaqueril de la chusma.
3. No insistan: La INFLACIÓN es una consecuencia de acciones planificadas y tomadas por un sector de la economía, para saquear al sector mayoritario de la población, para extraerle el dinero, lo más rápido posible.
4. Los CONTROLES del estado, no producen inflación, ni escasez, porque ya el control viene determinado por productores y distribuidores, además que estos controles estatales, siempre son espasmódicos, difíciles de mantener y caldo del cultivo de la corrupción. En suma, no sirven nada.
5. El kid del asunto radica en las clases dominantes productoras, quienes quieren dolarizar las ventas, manteniendo los salarios devaluados, bolivarizados y lo más bajos posible.
6. Si sabemos por ejemplo que en Venezuela hay digamos 10 productores mayoristas de huevos y cuya producción alcanza unos 8 millones de huevos diarios y dejamos que estos diez productores, “FIJEN” SUS PRECIOS, a su leal saber y entender, metiendo en el costo de cada huevo, su estilo de vida, sus viajes a Miami, su caro vivir, entonces allí arranca uno de los problemas. Es más fácil controlar a 10 que a miles de hueveros.
Hay precios altos, porque hay gente obligada o no, que los compra. Es una lucha de clases.
7. El ESTADO debe y lo hace endémicamente,controlar el COSTO DE PRODUCCIÓN de estos 10 productores. Algunas autoridades mienten que lo hacen, pero en realidad esto no ha funcionado y sigue la rumba.
8. Si se llega a establecer rápidamente que el costo de un CARTÓN DE HUEVOS, con todos sus gastos necesarios, no supera los digamos 8 mil Bs, entonces no se debe permitir que el cartón llegue a los 190.000 Bs de hoy día. O esto se hace o estamos muertos!.
9. Así en los 50 rublos vitales de la cesta básica.
Luego pasamos a otro nivel del control, el cual es más amplio, pero más fácil de controlar, es decir el de la distribución y control del acaparamiento u ocultamiento. Una redada general contra los grandes y pequeños distribuidores, una buena redada, con confiscación de mercancía, cierres y prisiones, acabaría con la guachafa en pocas horas. Y si esconden el producto al nivel de distribuidores, el control sobre el gran productor y su venta diaria y certificada, los va a poner al borde de la pudrición.
10. Sería largo extendernos sobre la idea principal, pero igualmente se hacen necesarias muchas otras medidas urgentes, que EL GOBIERNO, puede tomar de inmediato y no sólo con leyes intencionadas de “Precios Justos” que nadie les para, sino con otras más efectivas.
11. Control a boca de entrada de mercados municipales, centros de acopio, mercados comunales, compras del Mercal y Pedeval, guías de transporte, silos y similares. En estos sitios no puede haber compras de productos fuera de control.
12. Los Mono y Oligo Polios, deben cesar y obligar a estas empresas a terminar con los carteles directos e indirectos. Empresa que fije precios especulativos, debe ser EXPROPIADA y pasada al control de los trabajadores.
13. Las empresas que cumplan su papel en forma honesta deben ser auxiliadas y ayudadas por el estado.
14. La producción de alimentos debe ser asumida como de vital importancia y el ESTADO, además de hablar demasiado o poco al respecto, debe fijar metas y planes para lograr el auto abastecimiento rápido, mediante incentivos fiscales, de créditos, de subsidios y de lo que ayude a aumentar la producción.
15. Toda empresa que supere el 30% de lucro o ganancia, deberá ser pechada fuertemente en su ISLR (Impuesto sobre la renta).
16. Las importaciones en dólares deben ser suprimidas de inmediato y los países aliados del imperio, borrados de la lista de proveedores, Compremos a China, Rusia, Australia, India y paguemos en Petros, Euros o Monedas Nacionales.
17. Esta Guerra Económica, es consecuencia de tratar de hacer una revolución por la vía PACIFICA, porque si los medios de producción, estuvieran en manos de ESTADO, es decir del PUEBLO, como en otros países, otro gallo cantaría.
18. Finalmente, es necio pensar que la situación va a mejorar, con solo desearlo o con voluntarismo. Si el gobierno no lidera una vía de desahogo rápido, aquí va haber otro 13 de abril contra la contra revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 764 veces.



Francisco Natera


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: