¿Hasta cuando?

Hoy amanecí con el indio atravesado, con ganas de decir algunas cosas incomodas, sin mucho adorno y sin anestesia. Y cuando amanezco así, no me preocupo mucho por el estilo o la buena letra, mucho menos si lo que escribo es políticamente correcto o no. Pero ¡carajo! ¿Hasta cuándo?

Hasta cuando le vamos a seguir regalando la gasolina a la Colombia de los estados unidos. Y es que no es solo la gasolina, se llevan de todo, la comida, los materiales estratégicos, el oro, los medicamentos, los lubricantes y por último, y en esto Colombia no está sola, nos están robando a la juventud, se llevan a unos jóvenes bien educados y preparados por la revolución con el dinero de todos.

Hasta cuando le vamos a seguir entregando carros y viviendas a escuálidos desagradecidos disfrazados de rojo chavista, mientras muchos cuadros valiosos de la revolución andan a pie y viviendo arrimados.

Hasta cuándo vamos a seguir manteniendo a los reposeros de PDVSA y de otras empresas del estado, o del ministerio de educación que cobran sin trabajar y para colmo muchos tienen taxis de la misión transporte o viven y trabajan fuera. Hace un tiempo hablando con un conocido que fue funcionario de la gobernación de Carabobo (gestión Ameliach) me contaba tranquilamente como le habían entregado un apartamento "arrechísimo" en ciudad Chávez, pero que no vivía allí porque había mucho malandro (o sea gente del pueblo) de paso el man recibió un taxi de la misión transporte que a los pocos meses se transformó, no me pregunten como, en su carro particular, sin rótulos, con vidrios oscuros rines y demás.

Hasta cuando seguiremos denunciando sin que nos paren bola, o para que los criminales salgan al poco tiempo, casi siempre con sed de venganza. Indudablemente las acciones corruptas de la antigua fiscal traidora, la impunidad y el amiguismo nos han convertido en un país de alcahuetes. Todo el mundo conoce a alguien metido en un chanchullo pero nadie dice nada porque es un primo una "vecina" o un "amigo" que nos consigue la harina, el cauchito o la batería más barata, o sea, que en vez de ganarle diez veces más, nos la vende por seis o siete veces su valor original, eso sí, "solo porque eres tú". ! Generosidad bachaquera!

Es decepcionante ver a todo el mundo cobrando en dólares, desde los dentistas hasta los mecánicos, pasando por los gimnasios y concesionarios de automóviles. De pronto todo el mundo tiene, compra y vende dólares, incluso muchos que se juran más chavistas que Chávez. ¡Carajo! Acaso no se dan cuenta que le hacen el juego al enemigo?

Aunque observamos con dudosa alegría la tardía intervención de los mercados mayoristas y municipales, los precios en auto mercados, abastos y bodegas siguen disparándose. Ahora los mayoristas, productores, incluso algunos "comuneros" (en rubros como el café, la cebolla y el azúcar, los quesos y carnes) se las ingenian para llevar los productos a los detallistas bypaseando los mercados y controles, poniendo los precios que les sale del forro. Por cierto… nadie ha notado que los camiones de la polar ya no tienen logo ni identificación alguna, ¡ni siquiera la fastuosa, propaganda a la que nos tenían acostumbrados!, aunque algunos aún conservan el color azul, como es que a nadie se le ha ocurrido investigar? Lo mismo pasa con las demás distribuidoras importantes.

En sectores como Catia y en las urbanizaciones de "clase media" la cosa es ya descarada y terrible, chinos, lusos, árabes y la mayoría de los "comerciantes" se han vuelto expertos en ocultar acaparar, remarcar y desviar alimentos y otros artículos y cuentan con mafias organizadas que harían morir de envidia a la cosa nostra!

Las panaderías son ahora también abastos y quincallas, venden de todo y especulan con los precios a diario sin que nadie tome cartas en el asunto. Lo más triste es ver al mismo pueblo revendiendo el pan de algunas panaderías comunitarias a precio de bachaqueo.

Las excusas sobran, hasta los ladrones cuando te atracan te dicen que tienen que hacerlo porque "la vaina esta jodida", si coñoetumadre!, tu robas porque eres rolo e choro y deberías estar bien preso junto a todos los empresarios, comerciantes, funcionarios y políticos corruptos.

Lo del aseo es ya una comedia, al parecer las autoridades municipales no tienen la capacidad y las comunidades no se organizan para buscar soluciones y formular un plan coherente para reciclar, ordenar y regular este grave problema cuya solución comienza por supuesto en la racionalización y disminución del consumo exagerado al que nos tiene acostumbrados el capitalismo. Ni hablar de los recoge latas y plástico, no se organizan para trabajar ordenada y decentemente, más bien se amenazan y roban entre ellos, peleándose por la basura, que al final termina regada sin que nadie la recoja..

El gas es un desastre, en estos días escuche al chofer de un camión de "gas comunal" diciéndole a los de un edificio cercano a donde vivo, que solo podían llenarle la bombona un 60%, por órdenes superiores de la "sede", no explico quien ni porque.

Los importadores traen lo que les da la gana, casi siempre productos de bajísima calidad, que tenemos que pagar como si fueran de primera, no existen controles de calidad ni de precio.

Y que de los manes con las camionetotas blindadas y carros último modelo, con las gebitas bien "explotadas" dándose la gran vida, o los concesionarios de automóviles que casi nunca venden nada, (sobre todo en Valencia) repletos de carros y motos, muchos importados con quien sabe qué dólares y sin que nadie explique bien cómo se legalizaron y registraron o cuanto impuesto pagaron. Hay gente volviéndose obscenamente rica día a día, y al parecer nadie sospecha o investiga. Ojo, no estoy en contra de que alguien mejore su nivel de vida o tenga éxito en sus negocios, pero eso sí, siempre que sea honestamente, pues el fin nunca justifica los medios.

Viajar sigue siendo un desastre, el efectivo no existe y en los terminales nadie tiene punto, no importa cuántos operativos se realicen.

Mafias por todos lados, en, PDVSA, en agropatria, en los mercados, en el transporte. Nos han impuesto un neoliberalismo brutal y corrupto, sin que nos hayamos dado cuenta.

Como vemos el saboteo esta por todas partes, el plan de destrucción del tejido social de la patria avanza como una avalancha.

Podría seguir quejándome hasta el aburrimiento, pero sé que la mayoría de ustedes conocen estos problemas y más, además ya hice mi catarsis o dicho en criollo ya "descargue mi arrechera" y en el fondo sé muy bien que todo esto es el efecto de un plan muy bien concebido para destruir el estado nación venezolano y apoderarse de nuestros inmensos recursos. Todo esto que tanto rechazo, todo este egoísmo, la falta de solidaridad, toda la corrupción y la impunidad son males netamente capitalistas, parte de la egoísta y dogmática ideología del neoliberalismo. Además quiero pensar que la gran mayoría de los venezolanos (incluso aquellos que tuvieron que emigrar por razones económicas) somos en el fondo gente honesta y trabajadora. Aunque también sé que mucha de la responsabilidad cae en muchos de nosotros, por no querer salir de nuestras zonas de confort para organizarnos y participar en el saneamiento y la construcción de un país diferente.

Los graves problemas que nos afectan no se van a arreglar solos, no va a venir nadie de afuera a tratar de solucionarlos, no existe un mesías con poderes sobrenaturales ni hay fórmulas esotéricas para salir de la crisis, inducida o no, por arte de magia. Solo con la solidaridad, el trabajo en conjunto y con el esfuerzo de todas y todos los venezolanos podremos realizar la transformación profunda que necesita Venezuela para salir adelante, y cuando digo todos, me refiero a TODOS: politic@s, funcionari@s, maestr@s, uniformad@s, me refiero al pueblo venezolano en general, no importa la raza, el credo o el color político. Necesitamos urgentemente rescatar la dignidad que nos han robado en estos años de guerra y luchar con ética y honestidad revolucionaria por una patria y por un mundo mejor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1169 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a266292.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO