¿A quié conviene la apertura de la frontera?

Ahora, exactamente en estos días que se ha estado hablando y escribiendo sobre la factibilidad de reabrir los pasos fronterizos legalmente establecidos en sendos acuerdos por los gobiernos de aquí y de allá, considero que es necesario retrotraer algunas de las razones que conllevaron a tomar esa medida por el Gobierno Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, entre otras el contrabando de extracción de más del 40% de los productos del Táchira, hacía el otro lado de la Frontera, tanto por los puntos de control como por las múltiples trochas; amen del juego desleal que hacen las Casas de Cambio tanto de allá, como de este lado, que aplican la llamada Resolución #8 del Banco Nacional de Colombia, que fija precio irrisorio a la monedad Venezolana (léase al Bsf.) en las operaciones de cambio; (Aquí importante destacar que la transacción legal de cambio de moneda patrón de Venezuela equivale a más de 400 pesos de Colombia por un bolívar (Bsf 1,oo pero), pero la mafia cambista hace sal y agua nuestro Bsf, ya que lo cotiza y lo cambia por 0,4 ó 0,2 pesos por un bolívar (Bsf, 1,oo), acogiéndose a la referida resolución #8, lo que atenta de manera cierta y real contra nuestra economía); sin embargo lo que hizo derramar la gota, fue el atentado de cuerpos paramilitares contra efectivos de La Fuerza Nacional Bolivariana. Situación que parece quiere que olvidemos, como cuando se hace borrón y cuenta nueva.

(En todo caso, solo veamos esta perla: Aquí en mi Patria Venezuela un litro de gasolina tiene el precio de un bolívar (bs 1,00); mientras que allá en territorio fronterizo de los colombianos un litro de Gasolina lo venden en cuatrocientos noventa y dos bolívares (Bs 492, oo). Por eso es que podemos traer al Táchira el Río Orinoco en Gasolina, que los bachaqueros del combustible se lo llevan por múltiples vía, cisternas completas que pasan por puntos de control, miles de vehículos con placas venezolanos de allá y de acá que como hormigas vienen y van, decenas de trochas y caminos de ruecas por donde se desplazan mulas, burros, motos, bicicletas y en hombros y espaldas de contrabandistas que tiene esa extracción como su oficio de vida. Es un gran negocio para los que están en esa actividad, pero un desangre para la economía de nuestros país.

Cierre que por cierto, permitió develar presencia notoria de fuerzas paramilitares en la franja fronteriza dentro territorio venezolano, donde la autoridad y la ley que dominaba era la el secuestro, extorsión, narco tráfico, legitimación de capitales por parte de los carteles constituidos por mafias conformadas por políticos delincuentes de allá y políticos apátridas e igualmente delincuentes de derecha de acá; así como la actividad de prostitución y trata de blancas incluidos menores de ambos sexos, sin olvidar las desapariciones de jóvenes que ahora han comenzado a aparecer en fosas comunes, política paramilitar de allá que los enemigos de La Paz habían implementado de este lado del Territorio Patrio, y pare de contar.

Por eso no es de extrañar que el poder económico y político, mediático y paramilitar que tiene la derecha en la franja fronteriza, haya logrado hacer creer a muchos sectores de la vida nacional e internacional, que el control asumido legítimamente por el Estado Venezolano, es contrario a los derechos Humanos, cuando en verdad se trata de todo lo contrario, que no es otra cosa que defender el derecho que compete a todo aquel país que se respete.

En todo caso, lo cierto es que si a la apátrida derecha provista de su política antinacional le urge e interesa que se abra la frontera, para agudizar aún más la escasez y desabastecimiento, con su contrabando de extracción y bachaqueo; ello nos indica que mantener ese mínimo control en la franja fronteriza; es indudablemente más que conveniente para los intereses de la Patria Venezolana, que no puede quedarse inerme ante tanta mafia de allá y acá, que como carteles de todo orden hacen su agosto, con productos de toda índole, alimentos, medicinas, repuestos, combustible: gasolina, gas/oíl, cilindros de gas y como si fuera poco, acopian millones de millones de billetes de Bs 100,oo que se llevan con la complicidad de la propia banca pública y privada, que les hace sus apartados para que por diferentes vías lleguen a territorio Colombiano, donde pagan cada billetes de Bs 100,oo por arriba de un 20 y hasta 40% de su valor; y por qué hacen este negocio? Se preguntará Usted amigo lector; pues nada más que venir a territorio venezolano a adquirir nuestros alimentos, medicinas, y cuanto se puedan llevar de contrabando de extracción a suelo colombiano.

………..


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2345 veces.



Macario Sandoval

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor


Notas relacionadas