Alimentos casa por casa, o un poco más de lo mismo (a Marcos Torres)

Desconocer el gran y enorme esfuerzo que hacen nuestros camaradas, tanto nuestro presidente Nicolás Maduro Moros, como nuestro ministro de alimentación Rodolfo Marcos Torres, sería una catastrófica desconsideración de mi parte, porque, para nadie debe ser un secreto, que la comida que nos está llegando, con todo y sus deficiencias, es obra y gracia al gobierno revolucionario, porque de no ser así, estaríamos en un total y absoluto anarquismo, puesto que, los señores empresarios, empresarias, pequeños y medianos comerciantes, le han declarado la guerra, al gobierno nacional con la intención de pretender hacer renunciar al presidente –que no lo va a hacer-, sin importarle en lo más mínimo, los padecimientos de los más desposeídos, ni a quien se estén llevando en los cacho; puesto que su única y desquiciada estrategia política para lograr su objetivo, es la de hacerle daño al pueblo, creyendo que afectan al gobierno, y cuando digo pueblo, incluyo en este concepto, a los propios opositores de las clase desposeídas desclasadas, que tienen ínfulas de clases superiores, y defienden a los oligarcas, creyendo que en un supuesto gobierno burgués, ellos serán reconocidos, como sus iguales. Pónganse a soñar.

Ahora bien; si lo del párrafo anterior es una total y absoluta realidad, no es menos ciertos que de este lado de la moneda, tenemos otras percepciones y distintas realidades, y solo haría falta una SUPERVISION SORPRESA, a los operativos de entregas de bolsas de comidas casa por casa, para que experimentáramos una realidad muy distintas a las que podemos observar en los medios de comunicación, con respecto a la entrega de esas bolsas. Explico; otra vez.

En días pasados hice la observación, en la cual indicaba que, la distribución de las Bolsas de Comida Casa por casa, estaba muy bien diseñada, y que su efectiva aplicación consistía en la JUSTA y CONSCIENTE ACTUACION de las personas encargadas de la aplicación de esta medida; no obstante, se siguen presentando, los mismo vicios que llevaron al camarada Nicolás Maduro a declarar la inoperatividad de los Mercados Bicentenarios y los PDVales, y de ahí, que varios de ellos, hayan dejado de operar; eso por una parte, por la otra, tenemos que la justa distribución de esas bolsas de alimentos, están muy discriminadas y muy mal estratificadas, toda vez, que en algunas comunidades desde que diseño el plan, aun no les han llegado, la carne y el pollo, que si se pueden ver en otras comunidades, lugares, espacios y sectores en donde se encuentran las AUTORIDADES, y los medios de comunicación, tanto públicos como privados, eso, desde mi muy particular prospectiva, es una falla que debe abordar a la mayor brevedad posible, porque, sino, se desataría la furia popular, y eso de verdad, verdad no lo desea nadie. Pongámosle el cascabel al gato.

Entiendo que para muchos y muchas, el sentarse al frente de un equipo de computadora, para soltar peste de las medidas que ha tomado nuestro gobierno revolucionario, para minimizar los estragos que están causando la genocida estrategia de la oposición política en Venezuela, como la de esconder los productos de primerísima necesidad, y estar criticando sin ningún aporte lógico, representa un especie de traición al gobierno de nuestro hermano, camarada y amigo Nicolás Maduro, y también puede ser considerado, algo así como que, soplar y hacer botellas, pero, cuando los que criticamos y tratamos de alertar a las autoridades, para que se corrijan las irregularidades en el cumplimiento de las medidas implementadas, lo las realizamos con el sentido mal sano de perjudicar las políticas del Estado, sino mas bien, las realizamos con el único fin CHAVISTA, de dar un “GOLPE DE TIMON”.

No hay equilibrio en la JUSTA distribución de los alimentos CASAS POR CASAS, lo que provoca una reacción de reclamo, por parte de los habitantes de todas aquellas comunidades, en los cuales algunos rubros de la CESTA BASICA, no les llegan con la frecuencia que el caso amerita, mientras que en otras, por donde pasa la reina, llegan por demasías, por otra parte está el hecho, de las cantidades de productos que les distribuyen, por ejemplo:

La distribución, fue establecida para cada 30 días, luego entonces las cantidades de rubros y productos deberían ser distribuidos acorde con las cantidad de días para lo cual fue concebido dicho programa, es decir, la cantidad de productos necesarios que permita a esas familias poder llegar sin desesperación a tener los alimentos necesarios, para soportar los 30 días establecidos, para la próxima distribución de alimentos, pero no, en algunos casos, hay sectores en los cuales la bolsa de comida, solo trae un producto de cada cosa, y para mas ñapa, algunos otros productos de la cesta básica como el pollo, los huevos y la carne, son sustituidos, por esponjas de brillos, desinfectantes entre otro, de vaina que no nos ponen un trozo de cable en la bolsa, y todavía aun, no logro investigar, ¿Con que carajo se puede acompañar un Bistec o muslo de esponjas de brillo?. Sarcasmo…

¿Ingrato? Pues sí, ¿Inconsciente? Pues también, ¿Desagradecido? Probablemente, que si, ¿Contrarrevolucionario? A lo mejor también, pero coño, de lo que no se me puede tildar es de ser un anti CHAVISTA, porque, para eso el mismísimo HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS, nos dio instrucciones precisas para que fuésemos críticos y criticas, ante las incompetencia, ineficiencias, la corrupción y el atropello descarado contra nuestro pueblo, y hasta ahí, llego yo. “Lo de mas no importa”, vivo y muero en la ley de CHÁVEZ.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2195 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas