Maduro, poco sirven las calificaciones a Lorenzo Mendoza

En una de las últimas alocuciones que le oí a Maduro, se vino con todo contra Lorenzo Mendoza. Oía a Maduro y de verdad me veía como un estúpido, porque aunque uno intuya y conozca la condición de este ser, que tiene por nombre Lorenzo Mendoza, ya en en este momento, una descarga de descalificaciones realmente no sirven de mucho al proceso.

La Polar con Lorenzo Mendoza al frente, ha jugado con el hambre de los venezolanos y venezolanas libremente. Chantajeó al gobierno y se aprovechó económicamente de ese chantaje. Utilizó y utiliza su condición de empresa que tiene prácticamente un monopolio en una de los asuntos estratégicos para Venezuela, para colocar a la propuesta bolivariana en un punto de quiebre.

Las descalificaciones no sirven de mucho, porque la Polar además de utilizar la producción de alimentos para someter al pueblo venezolano a la situación que actualmente vivimos; Mendoza y la Polar, se han constituido, producto de una campaña publicitaria en una especie de símbolo o referente de identidad nacional. No salí mucho en esta temporada de carnaval, pero observé por las redes sociales muy pocos disfraces de negrita y negritos, pero vi a varias adultos, niñas y niños disfrazados de paquete de harina, cuya marca comercial es PAN.

No me sirven de nada, la carga de descalificaciones que le oí recientemente, porque curiosamente, después de clavo pasado no valse Santa Lucía. Lorenzo Mendoza hizo el trabajo que tenía que hacer como capitalista y monopolista. Vio la oportunidad que tenía con el contrabando y el bachaqueó para ganar más y le metió el hombro a ese proyecto, tal vez con el concurso de algunos revolucionarios. Jugo a ganar-ganar.

Vio que sus productos contribuía con la desestabilización y se enfocó en eso y fue exitoso. Nos complico la vida y le complico la ruta al proyecto bolivariano.

Además, de lo anteriormente dicho, hay un pequeño detalle que me dice que muy poco me sirven hoy las descalificaciones de Maduro hacia Lorenzo Mendoza. Muy poco me sirven porque sabemos (¿o no?) que el gobierno le facilitó suficiente dólares a Lorenzo Mendoza  para realizar todas estas operaciones. Por ese pequeño detalle, hoy las descalificaciones nos sirven de muy poco.

No es fácil decirlo, pero Lorenzo Mendoza nos metió el dedo en los ojos y oír ahora, cualquiera descalificación, me hace sentir a mí como un estúpido. No firmé ninguna planilla para garantizarle a la Polar todas las divisas que recibió. No la autorice y aun así, descalificarlo ahora, suena estúpido. La polar hoy, con dólares producto de la renta petrolera, no  ha perdido la condición que tenía antes de 1998 y eso hoy no se resuleve con descalificaciones. Se hubiesen resuelto ayer conpolíticas muy específicas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4632 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /contraloria/a222714.htmlCd0NV CAC = Y co = US