Miranda y Radonsky, la realidad fascista develeda

Ya la hora de los números sobre los resultados electorales está pasando, ahora vienen las consecuencias necesarias. La vida política continúa y es la hora de comprender lo que significa el poder burgués. El porque se mata por estar en estos puestos. El poder apreciar conscientemente y en carne viva, la diferencia entre el poder en manos de socialistas y el mismo poder en manos de capitalistas: Más aún cuando este poder responde a una estructura concebida para irrespetar a las mayorías y beneficiar a las minorías.


El Presidente Chávez ha repetido hasta el cansancio a los compatriotas, que debemos defender con todo nuestras fuerzas los espacios rescatados por los socialistas, que la historia nos ha dejado ver lo que ocurre cuando la derecha capitalista, la oligarquía pitiyanqui, la burguesía fascista retoma el poder por un golpe o por la vía democrática (Chile, Allende y Pinochet, Venezuela, Chávez y Carmona). Para este sector no hay diferencia en los medios, para ellos el fin justifica la forma por la cual obtienen su objetivo.

Alcanzar el poder en una Gobernación donde se concentra el mayor poder industrial del país, donde por lo tanto se concentra la mayor fuerza productiva, es decir, obreros y obreras, significa que el movimiento obrero está controlado, adormecido, anestesiado y puesto de rodillas a la oligarquía nacional. Esta enajenación de los trabajadores, es una señal para que la oligarquía piense que no hay fuerza alguna que se oponga a sus propósitos.

En Venezuela la clase obrera nunca ha sido bastión de la revolución, siempre ha estado anestesiada por los petrodólares, por las limosnas de la oligarquía nacional, que despojan a los venezolanos y venezolanas de sus riquezas y compran los sindicatos con una ínfima porción de esta. Por ello, los estudiantes y estudiantas, las amas de casa, los trabajadores y trabajadoras artesanales, los campesinos y campesinas, los desempleados y desempleadas, los buhoneros y buhoneras, los empleados y empleadas del Estado, son quienes rodilla en tierra deberán asumir el protagonismo en la lucha revolucionaria. Puesto que son ellos quienes han podido saborear el poco poder popular que las gestiones socialistas han colocado en manos del pueblo organizado en esta populosa región.

Hoy vemos la reacción inmediata del poder fascista Radonskyano, demostrado en la expulsión de los beneficiarios de las misiones, la destrucción de los puestos de salud popular, la persecución de los líderes comunales. No es de sorprender para nada esta actitud, ya sabíamos con quienes nos enfrentábamos. Pero siempre hay quien duda que esto ocurriría y es necesario que la vida, nos enseñe con los golpes, lo que con nuestra inconsciencia no podemos ver, mucho menos comprender.

Ahora, debemos entender que esto que ocurre en Miranda era necesario que sucediese. Lo que ocurre debe ser colocado por todos los medios comunitarios y del estado en la página principal de todos sus espacios, nacional e internacionalmente. Debe llegar el mensaje a todos los rincones, a todos los ojos y oídos, para que el que quiera ver que observe y quien quiera oír escuche, lo que la derecha ofrece a los movimientos revolucionarios y sus logros, cuando retoman el poder que el capitalismo ha creado para la dominación.

Ahora debemos entender porque era necesario abolir estas estructuras de poder, porque no podemos perder el poder presidencial, hoy en manos del comandante bolivariano. La importancia de haber caído en las manipulaciones de la oligarquía sobre la reforma constitucional y abstenernos de sufragar en el referéndum del año pasado, decretando su derrota. Si llegásemos a perder la presidencia, debemos estar seguros que el comandante bolivariano debe exiliarse en Cuba, junto con todos los compatriotas que han estado a su lado y todos los que han estado en frente de la creación del poder popular. De no lograrlo, la muerte segura les espera. El poder burgués con su carácter diabólico de destrucción no esperará ni siquiera al acto de proclamación para acabar con todo lo que signifique sublevación, revolución. La humillación por la que el proceso revolucionario los ha obligado a pasar, sólo se cobra con sangre. El poder no debe estar en manos de quienes no saben utilizarlo, mucho menos mantenerlo, para ello se necesita sangre fría y cara simpática, pero mano de hierro, bien afilado mejor, lo que nos recuerda a Maquiavelo una vez más.

El enemigo no es pequeño, ni pendejo, tampoco olvida, es sanguinario, inteligente, astuto es más correcto, y tiene mucha plata con que comprar hombres y mujeres humildes con poca conciencia, o ninguna, de clase obrera, para que aplasten a los de su propia clase. Están enajenados de su realidad, de su vida y su poder de pensar o actuar, están supeditados al mejor postor. El capital es su energía de vida, el dinero su alimento diabólico, la muerte y explotación su defecación, su sudoración, sus residuos.

Gracias a quienes han entregado el poder a Radonsky, podremos ahora comprender nuestra realidad y aclarar nuestro objetivo, construir lo más urgente posible el poder popular sobre el burgués, la nueva geometría del poder, la nueva base socialista de la nación. Abajo ese poder plenipotenciario, presidencialista, verticalista y alienante, que estructuralmente e ideológicamente responde a la filosofía capitalista. Rompamos con esas figurillas peligrosas de Presidente, Gobernador y Alcalde, demos el poder al colectivo y rescatemos a los voceros como las figuras coordinadoras y no ejecutoras del poder.

Es inmediato asumir la construcción popular y presentación de un proyecto para la reforma constitucional el segundo trimestre del próximo año, para que antes del cuarto trimestre sea llamado el referéndum aprobatorio y renovemos hacia el cuarto trimestre los poderes constituidos. Entrando en el año 2010 con una nación más socialista, con estructuras de poder popular que garanticen el poder para la construcción del socialismo y con miras hacia el final del estado, como superestructura de dominación. La tarea está en manos del PSUV, y ahora ¡Si podemos, somos mayoría!


* Militante del Batallón Socialista “Paraíso Unido”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1540 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas