Ideas para una buena lectura del 23N

Sin duda la jornada electoral que vivió el país el día 23 de noviembre representa la puesta de un nuevo ladrillo en la sólida estructura objetiva y subjetiva de la democracia participativa que nuestro pueblo se decidió a construir desde 1998. Es una nuueeeva muestra de la madurez política que se ha venido gestando en el imaginario colectivo de las mayorías nacionales comprometidas con la democracia, hecho que pone un “alto” contundente a los aún vigentes planes de golpismo que continúan manejando los sectores mas recalcitrantes de la oligarquía nacional. El “pote” mayor se lo llevo la democracia, como método que desde hace 10 años a predominado en la solución de conflictos y toma de las grandes decisiones que ha exigido el largo, pero pacifico, camino que ha escogido la Revolución Bolivariana. Este puede y ciertamente es uno de los mayores logros cualitativos que puede mostrar cualquier revolución que tenga entre sus postulados el poder popular como depositario originario de la soberanía nacional.

Sin embargo, por entender al conglomerado social como unidad de contrarios históricamente determinada y no como bloque monolítico, idea que el oposiciónismo trata de vender día a día con un discurso seudo igualitario, es importante hacer un balance de los resultados obtenidos que nos permita identificar como actores políticos los posibles avances y/o retrocesos que se pueden haber experimentado las fuerzas en contienda. En este sentido, y con el objetivo de agregar algunas ideas al debate necesario, considero importante comenzar por la variable territorial, en la que hay que destacar la atomización de los estados cuyas gobernaciones ganaron las fuerzas proimperialistas, es decir, Nueva Esparta, Miranda, “Dtto. Capital”, Carabobo, Zulia y Táchira. Esta situación les dificulta la articulación a escala nacional de ejes autonomistas y los coloca, ante locuras de este tipo, en permanente situación de “Jaque”, ventaja que estratégicamente deben aprovechar en el tablero político las fuerzas de la revolución. No obstante, en el caso de Zulia y Táchira se presenta la particularidad económico-social de ser estados vecinos y fronterizos con el Estado colombiano, en los cuales ya la OTAN ensayo, al menos en el campo virtual, el conocido “Plan Balboa”, operación en la que se simulo la separación de esta región estratégica del país. La sensibilidad política, económica y militar de esta frontera la coloca como tema de primer orden en las agendas y planes de unos y otros, ya que a través de ella se puede acelerar la penetración del paramilitarismo, la salida ilegal de alimentos y el aumento del tráfico de drogas (Puente aéreo San Cristóbal-Nva. Esparta) o de las zonas de enfriamiento de posibles embarques, aspectos que seguramente se combinaran con un activo papel de los medios de comunicación internacionales para calificar a nuestro país como paraíso del narcotráfico.

Por otro lado, en el caso del Dtto. Capital y Miranda, cuyo peso fundamental es político, se cumple la condición de ser estados vecinos, que si bien no comparten frontera con un Estado como el Colombiano, tienen la ventaja de poseer un pequeño ejercito compuesto por las policías municipales de Baruta, Chacao, El Hatillo, Sucre y la regional del estado Miranda. De no contar con un eficiente trabajo de inteligencia, este espacio seguramente se convertirá en el punto de reunión de los más creativos y ruines conspiradores.

Ahora, desde las fuerzas revolucionarias debe entenderse que se reafirmo integralmente, salvo excepciones, el espacio territorial que comprenden los ejes de desarrollo Norte-Llanero y Orinoco-Apure, lo cual tiene una importancia estratégica que ojala se sepa apreciar. En fin, territorialmente, salvando la particularidad de Zulia y Táchira, las fuerzas de la revolución cuentan con una enorme ventaja comparativa, a partir de la cual, y sin subestimar al enemigo proimperialista, deben estructurar una estrategia que neutralice sus planes desestabilizadores y los reduzca políticamente a simples puntos atomizados en un mapa Rojo Rojito y no al revés.

¿Por qué los resultados?

Para entender los resultados es necesario realizar un análisis que ilustre las características ideológicas y el desarrollo de las bases sociales de apoyo de la revolución y de la oligarquía a lo largo de estos 10 años de cambios socio-político. Al respecto comenzare resaltando brevemente algunos elementos que pueden enriquecer el análisis en relación a las bases sociales de apoyo de la revolución; en primer lugar, hay que terminar de comprender, sin dogmatismo alguno y sin la lectura ortodoxa de las grandes categorías de análisis eurocentricas, ¿qué define? económicamente, socialmente, ideológicamente, culturalmente a ese gran y heterogéneo conglomerado social que apoya a la revolución bolivariana, y en respuesta a esta pregunta hay que iniciar diferenciando, hecho que sólo obedece a razones metodológicas, dos grandes grupos con las mismas raíces socioeconómicas, por un lado, lo que denomino población rural y/o campesina y por otro lado, los cordones de miseria que han rodeado a los llamados centros urbanos. Esta población, que si bien no se puede tratar monolíticamente y que llega a tener matices bien acentuados, posee la condición de compartir la base de la pirámide social, los cuales han sido depositarios de las dadivas de gobiernos que sólo veían en ellos razones de gasto social, condenándolos a compartir condiciones materiales de vida antagónicas a la dignidad del pueblo de Bolívar y en cuyos entornos de desarrollaron y continúan desarrollando códigos muy particulares de convivencia que definen la interacción social en estos sectores de la sociedad1.

Se trata de la configuración de un grupo social que con sus matices en el campo o en las periferias sociales, es la síntesis de una estructura económica parasitaria y excluyente de la cual se sustenta todo un andamiaje simbólico, el imaginario colectivo del barrio, del caserío, del sector que ve en cada gobierno la posibilidad de ser atendido en sus necesidades mas básicas sin aspirar a faraónicos proyectos de desarrollo. ¿Por qué el carachazo? ¿Por que el incremento de la popularidad del Presidente Chávez en los años 2002-2003? ¿Por qué el No a la Reforma Constitucional?. Todas estas interrogantes y breves argumentos, tratan de decir que los indiscutibles avances cualitativos que ha experimentado el pueblo venezolano han servido para que la dirigencia de esta Revolución lo IDEALICE, demostrando que no saben leer los códigos de convivencia que definen a nuestros barrios y no entienden sus condiciones de vida y necesidades diarias. El caracazo fue la explosión de un cumula de descontento que se venia gestando durante toda la década de los ´80 y que tiene su pico cuando se ven afectados directamente en su vida diaria, todo aumento, el pasaje, la harina pan, la empanada, el cuartito de lecha, etc., no se salio a pedir socialismo o ha derrocar la política económica del consenso de Washington, a pesar de que eso estaba en el fondo. El incremento de la popularidad del Presidente Chávez en los años 2002-2003 se debe a la implementación de misiones que beneficiaban directamente las condiciones materiales de vida de los mas desposeídos, el doctor en el barrio, el modulo de barrio adentro, la casa de alimentación, el MERCAL abastecido, etc. El No a la Reforma Constitucional demostró que lógicamente no existe en el mundo caso de transformación de condiciones subjetivas y de imaginarios colectivos en periodos de tiempo tan cortos, que estos cambios son lógicamente generacionales.

En resumen se ha pretendido avanzar más de lo que las condiciones objetivas y subjetivas permiten, desarrollando grandes proyectos de infraestructura cuya necesidad es incuestionable, pero se ha descuidado la atención inmediata de los mas desasistidos con el inocultable desmejoramiento de las misiones. Paralelamente los ejemplos de corrupción, burocratismo, poca o nula vocación de servicio público e impunidad continúan cada día creciendo y creciendo, reforzados obviamente por el papel de los medios de comunicación. Es una combinación de desarrollismo, grandes cifras y descuidos de lo que para los intelectuales que viven en cómodas condiciones materiales denominan “asuntos menudos”, pero para el pueblo es lo más importante, el agua, la electricidad, el gas, el pollo y la mortadela, etc.

En el caso de la firme base social de apoyo de la oligarquía la situación es otra, se trata de un grupo social profundamente alienado, del cual históricamente la oligarquía se ha encargado de convencer usando todo el aparataje ideológico que esta a su disposición y los resultados son mas que evidentes. El sistema de educación formal con todos sus subsistema ha hecho su trabajo con los que tienen el privilegio de ingresar en ellos, particularmente las universidades funcionan como una fabrica de titulados que salen a librar una feroz competencia laboral que eclipsa sus proyectos de vida y que los convence de su falsa superioridad ante el común, el kiosquero, a las señoras que limpian, a los obreros, a los mensajeros, a los chicheros, etc. Son los medios de comunicación y el sistema en su complejidad convenciendo de alcanzar el sueño americano, estableciendo a los poseedores del capital mundial como referente social, tratando de vender hasta prótesis espirituales, gritando silenciosamente las 24 horas del día “Chávez = pobreza, marginales, campo, delincuencia”, “No-Chávez = sueño americano, riqueza, inteligencia, belleza, etc.”

La clase media representa mayoritariamente la síntesis de este estado colectivo de alienación, se trata de un grupo social con profundos temores a cualquier cambio, ya que ve en ellos una amenaza a sus comodidades, es una indefinición de clase que se traduce en una praxis defensora de los privilegios de unos pocos a costa de la marginalidad de las mayorías, es creer que comer en Mc Donalds te otorga la membresía de la deificada ciudadanía estadounidense con todo lo que tras de ella se ha construido mediaticamente.

Todo esto se traduce en una base social de apoyo de la oligarquía con raíces muy firmes, que son complementadas por otros aspectos como el racismo, no olvidemos que esa clase media tiene en su configuración histórica una gran influencia de la ola de inmigrantes europeos que después de las guerras europeas, cuna del machismo, estuvieron en nuestro país un pueblo que los recibió con los brazos abiertos. Estos aspectos obviamente no logran caracterizar la complejidad social, política y cultural de la case media, tampoco es el objetivo de este breve escrito, pero tratan de ilustrar la inviabilidad que tienen los esfuerzos que apuntan a sumar el apoyo de este grupo social a la revolución bolivariana, lo cual no niega algunos casos puntuales. Estoy convencido de que cualquier esfuerzo direccionado en esta línea tendrá los mismos resultados que hasta ahora ha tenido.

Los resultados electorales tienen que comprenderse así como una muestra, como indicador del desarrollo de estos dos grandes grupos sociales. Los candidatos proimperialistas contaron nuevamente con su histórica votación expresada en términos porcentuales, ganaron fundamentalmente en los centros urbanos, en los territorios de la clase alienada y en los sectores populares donde ya ha penetrado el proceso de alienación. La revolución vio su principal apoyo en la población rural, donde aún no llega con toda su fuerza el aparataje alienante del metro-urbanismo, en los sectores populares que rodean los centros urbanos, es decir, en la mayoría del pueblo hijo de Bolívar.

Estos aspectos nos llaman a la reflexión, ya que el poder de la variable ideológica se muestra claramente en este caso, una clase media que ha visto mejorar sustancialmente sus condiciones materiales de vida continua y continuará representando el bastión de la oligarquía, mientras que un campesinado que aún no percibe los beneficios que sólo una revolución agraria le puede garantizar para dignificar sus condiciones materiales de vida, y sin que esto desconozca los avances alcanzados en el sector, ha demostrado ser el bastión mas firme de la revolución bolivariana. Es hora de poner fin al afán de convencer a la alienada base social de apoyo de la oligarquía a que nos acompañe en el necesario proceso de construcción del socialismo, por ejemplo adoptando paquetes tecnológicos que en el campo de las comunicaciones sencillamente facilitan la expansión de la falsa conciencia. Mientras esto ocurre se debilitan progresivamente nuestras bases sociales de apoyo, se descuida la eficiencia en la atención de lo cotidiano, se fortalece el trabajo de los medios de desinformación proimperialista, se asumen las políticas faraónicas y se adopta la jerga económica estructural de las grandes cifras.

Ojo no se trata de gobernar para una parte de la población, ya que por ejemplo el beneficio de las grandes obras no lo disfrutaran sólo un grupo, el transito por el segundo y tercer puente sobre el Orinoco, el traslado en el sistema ferroviario, el uso de los sistemas de riego, de las nuevas redes de autopistas, el acceso al sistema de educación y salud, para ello no se pide identificación política alguna. Se trata de priorizar socialmente el uso de los recursos financieros y no financieros atendiendo primeramente a los más necesitados, direccionando las becas estudiantiles, las ayudas a los ciudadanos de la tercera edad, la construcción de centros de salud, el establecimiento de sistemas de transporte publico, etc.… buscando satisfacer las necesidades de esa mayoría de venezolanos que históricamente fueron excluidos.

En fin, estoy convencido de que hay que fortalecer nuestra base social de apoyo antes de pretender sumar a quienes están convencidos de que el capitalismo es el único modelo de sociedad posible, y este fortalecimiento pasa por que los lideres de la revolución aterricen el análisis y los planes de acción de un nivel de abstracción que sólo ello comprenden, y combinen en una sola gestión la eficiencia de una buena conserjería, el trabajo formativo con la pedagogía mas profunda y sencilla, la producción de bienes y servicios de calidad y las obras faraónicas jamás pensadas.



NO REPITAMOS LOS ERRORES HISTORICOS QUE HAN PROVOCADO LOS HISTORICOS FRACASOS….¡¡¡¡¡¡¡



Maje4444@yahoo.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2421 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas