Votantes y militantes menores de edad

Ignoro si algún experto en proyecciones matemáticas, especialista en cálculos electorales, consideró que, incluyendo a los adolescentes, el Psuv podría obtener un millón de votos adicionales.

Recuerdo que cuando el paro subversivo, los menos sensatos se empeñaron en cerrar escuelas y liceos para que los más jóvenes se saturaran de resentimientos contemplando mensajes de odio y partes de guerra transmitidos por televisión.

En ese entonces consideramos que involucrar a los escolares en el intento golpista constituía una perversión.

Existen bárbaros que opinan que al delincuente juvenil se le debe tratar como adulto. Si tiene edad para delinquir, tiene edad para purgar las condenas más severas, sin derecho a un trato especial. Por la misma medida habrá quienes consideren que al reducir la edad para votar de 18 a 16 años, el nuevo votante podrá postularse a cargos de elección.

Ciertamente hay menores de edad con mayor madurez y conocimientos que muchos adultos, así como existen adultos inmaduros. Por fortuna constituyen excepciones.

A los 16 años se está en plena adolescencia, época apropiada para estudiar, culturizarse, hacer deportes, tener sueños y disfrutar con la mayor felicidad el fin de la infancia o la niñez.

Sería un grave error que el Psuv y otros partidos políticos permitan el ingreso de menores de edad. Con todo respeto y con toda responsabilidad les pido reconsiderar dicha decisión.

En vez de incorporarlos al activismo político, cargado de sectarismo, diatribas y rivalidades partidistas que muchas veces llegan a extremos de violencia, debemos contribuir para que preserven el idealismo no contaminado, las ilusiones sobre la bondad humana y el amor romántico, aquel que por primera vez nos embarga el espíritu.

No se trata de negarles un derecho. Lo que se pretende, por el contrario, es garantizarles el goce de un bien inestimable.

Para colmo, la proposición proviene de algunos más papistas que el Papa, pues el presidente Chávez nada tiene que ver con esta añadidura a la reforma constitucional.

Por lo demás, las autoridades que velan por el cumplimiento de la Lopna deberían opinar sobre el asunto.


augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2929 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor


Notas relacionadas