Palabras de mujer. Venezuela está sufriendo, los ingleses quieren el oro y los yanquis el petróleo. Hebe de Bonafini

En esta sociedad patriarcal en la que nos hemos criados y educados aprendimos que los dueños de la palabra y la verdad la tenían los hombres. Cuentan nuestros ancestros que la palabra del referido género valía tanto que se colocaba por encima de la ley (positiva).

Con el tiempo esta leyenda patriarcal afortunadamente ha perdido vigencia. Así no sorprende mucho que la autoría de las palabras contentivas en el título del presente artículo no corresponda a un hombre y sí a una gran mujer.

No es que ahora las palabras de los hombres hayan desaparecido o no valgan, sino que muchos la han envilecido y traicionado. El legendario Pepe Mújica, hasta hace poco un referente ideológico autorizado de la izquierda latinoamericana y de los pueblos explotados del mundo, tristemente pasó al basurero de la historia por haber vendido su palabra al imperio.

No obstante, la humanidad no quedó muda. Cada día emergen nuevas voces del género femenino. Allí están las mujeres más presentes que nunca. El mundo entero pudo leer hace pocos días la carta pública de Hebe de Bonafin enviada al gobierno inglés abogando por la justicia y el derecho de Venezuela a sus riquezas. Esta gran mujer, ícono de las madres argentinas luchadoras contra todo tipo de dictaduras (abiertas y encubiertas), valientemente de mujer a mujer, de madre a madre, de edad a edad, célebremente pudo incriminarle a la "reina" Isabel que el oro de Venezuela tiene que ser devuelto…

No tenemos conocimiento que el pronunciamiento de esta honorable mujer y madre a favor de Venezuela haya sido encargado por la Cancillería venezolana. La engrandece mucho que su actuación haya sido a título personal, inspirada, por supuesto, en los ideales revolucionarios y en el concepto unionista de "Patria Grande", legados por nuestros grandes libertadores (Bolívar y San Martín).

Ante grato y heroico gesto patrio con nuestro país debemos responder con la misma deferencia. Así me motivé solicitar en el artículo anterior (ver https://www.aporrea.org/actualidad/a292542.html) a nuestras autoridades y al pueblo venezolano en general enviar felicitaciones públicas a la combatiente del hermano país sureño, Hebe de Bonafini por su valiente misiva a la reina Isabel de Inglaterra solicitándole al decadente imperio inglés que devuelva a Venezuela nuestro oro.

La vicepresidente Ejecutiva de la República Bolivariana de Venezuela, Delcy Rodríguez, agradeció este martes (7/7/20) a Hebe de Bonafini, presidenta de la Asociación argentina Madre de las Plaza de Mayo. En su cuenta en la red social Twitter escribió:

"Muchísimas gracias Madre @HebedeBonafini por defendernos cómo a tus propios hijos. Más temprano que tarde el pueblo venezolano va a recuperar el oro que le pertenece por derecho! Ni imperios ni bandas criminales podrán con la entereza de la Patria Grande".

Hacen falta más pronunciamientos de mujeres (y también de hombres). Extraño mucho que las organizaciones comunitarias como movimiento MUJERES EN MOVIMIENTO (de Mérida) y otras combatientes feministas no se hayan pronunciado. Una declaración conjunta de las primeras combatientes venezolanas haría bastante bien en estos momentos en que libramos una ardua lucha contra posiciones neocoloniales e imperiales.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 561 veces.



Francisco Hernández

Profesor universitario

 franc2604@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: