Convencimientos i alertas electorales

Tengo el convencimiento de que el presidente Hugo Chávez Frías debe ganar estas elecciones del 3 de diciembre de manera abrumadora; no por lo que digan la totalidad de encuestas serias i lo que expresan la mayoría de los venezolanos i en el exterior los comentaristas, empresarios, instituciones, etc., sino porque la mejor encuesta, la que nos da cifras en realidades ostensivas, son las concentraciones, las marchas, el comportamiento del pueblo i cuanta reunión, actos cívicos, deportivos, universitarios, de trabajadores, empleados, transportistas, agricultores, pescadores, etc., se realizan a diario. Más del 75 ó el 80% de la nación venezolana, tiene intención de votar i el color es rojo brillante, rojo sevillano decimos los artistas, aunque Antonio Ledezma con su daltonismo político, no las ve de ese color. Además, se nota la alegría, el amor, la musicalidad, el fervor, de todas esas actividades, porque el candidato presidente no presenta ofrecimientos o sueños a realizar, sino que presenta hechos o realizaciones de grandes proyectos que han cambiado definitivamente el presente i el porvenir de la patria. Por eso vemos el odio, el rencor, los deseos de venganza, la intención de crear conflictos o dramas i tragedias en una oposición antipatriótica que pregonan u ofrecen una cosa (algunas absurdas i ridículas como la tarjeta La Negra) o continuas denuncias ridículas, sin fundamentos, como la que recientemente presentó el ex ministro de CAP, contra el Seniat i el Superintendente Vielma Mora, o como la de dinosaurios delincuentes, como Calderón Berti i Toro Hardy, dos de los tantos ladrones de la antigua PDVSA, aunque el campeón indiscutible es Luis Giusti. Uno se asombra de ver que, la mayoría de las realizaciones extraordinarias del presente, se hacen con el dinero del petróleo, por lo que imaginamos cuanto robaban en ese “estado dentro del estado”; algunas de tal valor humano que son incalculables en dinero (para mí, por ejemplo, alfabetizar en un año a millón i medio de venezolanos, para convertirlos en ciudadanos en verdad civilizados), más los logros en infraestructura, salud, educación a todos los niveles, i la gran cantidad de Misiones exitosas, agricultura, propiedades de tierras, viviendas, etc., que la IV República no pudo hacer en más de 40 años, pues las grandes obras del pasado (ejemplo, la autopista Caracas-La Guaira) los grandes hospitales, hoteles, carreteras, etc., se las dejó Pérez Jiménez, sin contar lo que abandonaron o perdieron (Viasa, Conahotu, Venezolana de Navegación,, etc,). Ahora ellos cuestionan la amistad i los tratados comerciales-humanos con el gran pueblo cubano, i tratan de hacer ver que les estamos regalando todo. En el programa La Hojilla, el combativo i valiente amigo Mario Silva, los refutó con datos contundentes, dejándolos a la vista de los venezolanos como lo que son: dos bandidos haciendo juicios i valoraciones con mentalidad de estúpidos. Creo que, con la mercancía del saber, trabajo, ciencia i amistad, quien nos regala es Cuba a nosotros. Al contrario, creo que en toda nuestra historia colonial e historia republicana, nunca un país como Cuba le ha hecho tanto bien a la patria de Bolívar, como Cuba. Cuba ha hecho con estas actividades del presente, más bien a Venezuela que nuestra hermana bolivariana Colombia que es la “avanzada de peligro del Imperio Norteamericano”, en manos de un paranoico, genocida i ladrón de petróleo, como Bush. Si alguna cosa es admirable en el presidente Hugo Chávez, es la valentía de darle la mano de frente a toda la humanidad, al pueblo valiente, creativo i de una calidad humana insuperable como el cubano. Compárenme la obra de Fidel, con la de muchos presidentes estadounidense i díganme quien tiene más derecho a entrar en la Historia como un hacedor de patria i un héroe nacional que ha soportado un sitio de Troya por más de 45 años, o sea casi medio siglo; por algo representa la dignidad de América i de los pueblos pobres pero dignos del mundo. Sin embargo, hombres como Oswaldo Álvarez Paz i su minúsculo grupo; hombres como los todopoderosos de PDVSA i empresarios que explotaban i humillaban al pueblo, sin saber absolutamente nada de eso (hablaron del petróleo), esgrimen el fantasma del comunismo o el Castrocomunismo i difunden el disparate de que lo basado en una Constitución que se hizo frente a todo el país i se aprobó en un referendo, sea comunismo. Por eso de manera indirecta, cuando me remiten las estupideces que al respecto escribe OAP “Desde el Puente” (debía lanzarse desde lo alto de una de sus pilas), le he desafiado a que tome conmigo un curso o haga un debate de Filosofía de la Historia. A todos se suman los energúmenos del partido político Conferencia Episcopal Venezolana (PPCEV), contra un gobierno que les ha mejorado los aportes económicos, los subsidios a las escuelas i últimamente hasta ha establecido jubilaciones para sacerdotes i monjas; pero a ellos no les gusta Chávez i especialmente uno que conozco bien i que no me haga hablar de él, Roberto Lücker; este “nuevo líder” desearía hacer la misma recomendación que le hizo a Bush, el cristiano orientador de “almas” Pat Robertson, porque ellos como cristianos prefieren orientar las “armas”. Son inquisidores de nuevo cuño. Ejemplo de Zamuros i no de Cardenales, hemos tenido en Velasco i en Castillo Lara, mientras observamos el “manguareo” del Sabino que parece no tener autoridad.

I en cuanto a los llamados de alerta, siempre me parecen juiciosos, algunos surgidos de la mente de muchos ciudadanos preocupados por la patria. Por eso escucho o atiendo a Iris Varela (mi diputada de oro), a Lina Ron (reina de la revolución popular) i a muchos escritores conocidos en las páginas de APORREA, i hoi he visto a un señor, Edwin Aguirre M., que nos llama la atención del acto un día 24 de noviembre, anterior al cierre de campaña en Caracas (donde el candidato que dice “va a ganar” no quiere nada con la Avenida Bolívar) vaya a hacer su penúltimo acto de campaña en Mérida, sitio donde tiene bastante desestabilizadores profesionales, por donde debe andar el “prófugo” Nixon Moreno i donde se podría realizar un atentado criminal contra un pobre candidato que no vale nada para ellos ni para la CIA; de manera que el día 25 pueda traer una excusa para retirarse, para tratar de invalidar las elecciones o fomentar un caos. El gobierno nacional debe ponerle atención a esta posible desesperada acción o último recurso violento de quienes se sabe absolutamente perdedores. E igualmente, según lo ha expresado el presidente, que dejó de ser el Chávez permisivo o tolerante al extremo digo yo, personas que tomen actitudes violentas o realicen guarimbas i otros delitos, deben ser detenidas enseguida por varios días, hasta que se le apliquen las sanciones legales. Las elecciones deben ser un acto supremo de civismo, respeto i alegría, porque las condiciones están dadas para que sea el proceso electoral más limpio, transparente i civilizado de América i del mundo.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2900 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a27493.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO