La verdad sobre Venezuela y su constituyente

Juan. 8:32…y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

«La verdad es la primera víctima de la guerra», dijo Esquilo, predecesor de Sófocles y Eurípides, considerado el creador de la tragedia griega.

Hay muchos artículos sobre la verdad en Venezuela y su Constituyente, pero deseamos desde el sector protestante evangélico, mas como pentecostal venezolano, apuntar hacia algunas verdades al respecto. Nótese que reitero verdad y verdades, aludiendo que estos apuntes van con la premisa: todo lo referido es la verdad, desde el punto de vista cristiano evangélico pentecostal.

  1. No es cierto que la situación en Venezuela sea catastrófica y mucho menos de tragedia humanitaria. Si es cierto que tenemos problemas económicos y políticos, pero que no rayan en el caos ni en la tragedia, aclarando que estos problemas son causados por los empresarios venezolanos que boicotean la economía escondiendo sus productos y bajando la producción de alimentos, además de estar acompañados por la política injerencista, guerrerista, colonialista de Estados Unidos. Ante esta política de la oposición política, el gobierno bolivariano ha incrementado políticas contrarrevolucionarias, que han surtido el efecto necesario, tales como: incremento de salarios, proveyendo cajas con alimentos subsidiados a las comunidades del país, entre otras.

  2. No es cierto que el gobierno del presidente constitucional Nicolás Maduro, sea una dictadura. Precisemos que un dictador no respeta o irrespeta su propia constitución, este no es el caso de Nicolás Maduro, quien en todos sus actos, siempre actúa velando por la constitucionalidad de sus políticas. En 18 años de gobierno revolucionario, nunca SE HA ROTO EL HILO CONSTITUCIONAL. Las protestas de la oposición, han sido contenidas, utilizando solo agua y gases, nunca reprimidas, como se hace en otros países.

  3. No es cierto que se hayan cercenado las libertades y violentado o irrespetado las instituciones del Estado. El caso de la Asamblea Nacional, es un caso donde ella misma entro en desacato al no cumplir una orden del Tribunal Supremo de Justicia; quien debía desincorporar tres diputados que no fueron electos legalmente.

  4. La oposición decidió por su propia cuenta no participar en la Asamblea Nacional Constituyente, y por ende, no postulo candidatos y candidatas a la misma.

  5. La mayoría de las personas muertas en las revueltas patrocinadas por la oposición, fueron causadas por ella misma, y si es cierto, en algunos casos, por la acción de los cuerpos de seguridad del Estado, quienes fueron puestos a la orden de la justicia. Así mismo, han visto en la Constituyente una vía para superar tantos problemas creados e inducidos por la oposición venezolana, una vía para buscar la paz, una vía para afianzar los derechos que hasta ahora, se han logrado en revolución, así como para reforzar la Constitución vigente y lograr más beneficios para el pueblo.

  6. El llamado que hizo el presidente Nicolás Maduro, a la elección de una Asamblea Nacional Constituyente, es totalmente constitucional basado en los artículos 347, 348, 349 de la Carta Magna venezolana. Al respecto, hay muchas interpretaciones sesgadas y mal intencionadas, pero lo cierto es que la Constituyente es lo más democrático que hay.

  7. Lo cierto es que votaron la Constituyente 8 millones de personas, dejando de votar 2 millones, por obstáculos, amenazas u otra suerte de impedimentos contra los que deseaban votar, coartando así el derecho al voto, que en nuestro caso es un derecho humano.

  8. Lo cierto es que la mayoría de las iglesias evangélicas apoyan el gobierno revolucionario, al constatar que es un gobierno humanista, que apoya los sectores más desposeídos, que permite una libertad de culto total, que tiene una política de atención a la familia, a los jóvenes, a las mujeres, a los ancianos, a las personas con discapacidad, entre otros. Así mismo, hubo varios candidatos religiosos que aportaran a la redacción de la nueva Carta Magna.

  9. Para reforzar estas verdades, les dejamos a continuación la postura de la Unión Evangélica Pentecostal Venezolana, iglesia profética que sabe estar al lado de los pobres y que mantiene una postura cónsona con los postulados del Evangelio Liberador en Venezuela.

Carta Pastoral de la Unión Evangélica Pentecostal Venezolana

A nuestras iglesias pentecostales de la UEPV, a nuestras iglesias hermanas Discípulos de Cristo y Unida de Cristo en los Estados Unidos y Canadá, al pueblo venezolano, al pueblo cristiano latinoamericano y caribeño

El Proceso Constituyente y la Construcción de la Paz en Venezuela

A propósito de las Elecciones del 30 de JULIO de 2017

El día 22 de julio de 2017 se reunió el Consejo de Obispos y Obispas de la UEPV en la Iglesia "Dios Con Nosotros" ubicada en Las Marías del Estado Portuguesa, a escasos 8 días del gran evento, las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), a realizarse el domingo 30 de julio de 2017.

Después de haber realizado un análisis de la situación tan crítica en los asuntos humanos que vive nuestra nación, a causa de la violencia exacerbada, el desabastecimiento programado de alimentos, de medicinas, una híper-inflación inducida, una guerra económica que amenaza con acabar la esperanza y la moral de este pueblo, decidimos posponer para enero del 2018 la realización de nuestra 60 Convención Nacional y la celebración del 60 aniversario de la UEPV que había sido convocada para los días 30 de agosto al 03 de septiembre de 2017, para trabajar con denuedo, desde nuestra particular identidad cristiana y pentecostal, por la Paz y la reconciliación de nuestro país.

Nuestro Consejo de Obispos y Obispas estuvo de acuerdo que el Proceso Constituyente es un camino importante en la búsqueda de la paz anhelada por el pueblo de esta nación. Fue entonces cuando constituimos los Comités Cristianos Constituyentes en nuestras iglesias para avanzar decididamente en ese camino de paz.

¿Por qué la Asamblea Nacional Constituyente es el camino para la paz de Venezuela?

Esto es lo que dice la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:

CAPÍTULO III, De la Asamblea Nacional Constituyente
Artículo 347

El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar al Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.
Artículo 348
La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrá hacerla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; los Consejos Municipales en cabildos, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; y el quince por ciento de los electores inscritos o electoras inscritas en el registro electoral.
Artículo 349

El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución. Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente. A efectos de la promulgación de la nueva Constitución, ésta se publicará en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente

El presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, toma la iniciativa de la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente tal como lo establece la Constitución, y amplios sectores de la población venezolana postularon sus candidaturas a la Asamblea Nacional Constituyente (empresarios, campesinos y pescadores, pensionados, estudiantes, trabajadores del sector público, docentes, indígenas, religiosos, consejos comunales, personas con discapacidad, sector comercio y banca, trabajadores petroleros y minas, sector transporte, sector construcción). Más de cinco mil candidatos y candidatas se postularon para elegir 545 diputados constituyentitas territoriales por Municipios y sectoriales.

Se perfila así un amplio y diverso espacio de diálogo que ahora no se circunscribe a solo los partidos políticos, sino a un pueblo organizado legislando y haciendo posible la construcción de la nación en paz y en democracia.

LO QUE EL PUEBLO VENEZOLANO TUVO QUE HACER PARA PODER VENCER

Pero el pueblo tuvo que vencer obstáculos y peligros. Durante los tres días previos a los comicios electorales grupos extremistas de oposición habían activado disturbios, trancazos, quemas hasta de personas para que el pueblo no saliera a votar. Quemaron más de 180 máquinas de votación el día de la elección en varios lugares, levantaron barricadas, trancaron calles, atacaron negocios, obstaculizaron el transporte, y de manera temeraria proferían amenazas asesinas contra la población que se atreviera a ir a votar.

Hubo un grupo de 500 personas, la mayoría mujeres, que tuvieron que tuvieron que evadir a un grupo de paramilitares colombianos que contrataron para evitarles el paso, y tuvieron que adentrarse por el boque, caminar bajo la lluvia y pasar a pie un rio caudaloso, el Río Torbes en el Estado Táchira, y así lograron votar, esto fue impresionante.

Pasemos al otro lado que ¡Necesario es vencer! ¡Vamos todos a votar! Así animado, bailando, cantando, soñando, el pueblo caminó hacia la Victoria Constituyente del día 30 de julio 2017. Fue un rio de gente. Los centros de votación estuvieron activos todo el día, muchos de ellos tuvieron electores en las colas hasta pasadas las 10 de la noche.

La Constituyente obtuvo la votación más alta que ha obtenido el proceso bolivariano en sus victorias electorales hasta ahora. Según los resultados proporcionados por el CNE la votación fue de 8.089.130. Esto sin contar los votos que eligen a ocho constituyentitas de los pueblos indígenas hecha de acuerdo a sus prácticas ancestrales.

LA PAZ Y LA RECONCILIACION: UN GEMIDO, UN CLAMOR, UN GRITO QUE SALE DE LO PROFUNDO DEL ALMA DE NUESTRO PUEBLO VENEZOLANO.

El pueblo venezolano quiere paz. El esfuerzo que se llevó a cabo a favor de la Constituyente representa esa aspiración legítima, la paz tan anhelada. Pero seguimos siendo asediados como pueblo. Nuevas sanciones se nos imponen desde los Estados Unidos por haber ejercido un derecho profundamente democrático como son las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente. Países que alineados a fuerzas externas, entre esos Colombia, Costa Rica, Perú, Brasil, Panamá, México, Argentina, Chile, países europeos, descalifican este proceso constituyente y amenazan con destruir nuestra nación.

Hacemos un llamado, en primer lugar, a nuestras iglesias en Venezuela, a no desmayar en este intento de construir la paz con justicia en nuestra nación. Hacemos también un llamado urgente a nuestros hermanos y hermanas en nuestro continente latinoamericano y caribeño, a nuestros hermanos y hermanas en el norte, Europa y el mundo, a acercarse a nuestro pueblo y a ayudarnos a construir la paz y la reconciliación que tanto necesitamos para seguir aportando desde aquí a la Patria Grande.

"Que nos bendiga Dios desde su lugar santo, para que podamos ver el bien de nuestra nación, para que tengamos larga vida y haya paz sobre nosotros" (Salmo 128:5-6)




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 579 veces.



José Amesty


Visite el perfil de José Amesty para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Amesty

José Amesty

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /actualidad/a250402.htmlCd0NV CAC = Y co = US