La Guaratara

Gobierno Constituyente

Coincide ésta columna con la Semana de la Patria y revive la memoria las conmemoraciones por el natalicio de nuestros Libertadores Simón Bolívar y Hugo Chávez. Todo el honor, la solemnidad y el amor de los Pueblos se grabaron de forma sublime en quienes presenciamos la inauguración de la Plaza Hugo Chávez, extraordinario obsequio de Rusia a la Cuna del Gigante: Sabaneta de Barinas.

El mismo fuego sagrado inspira hoy a los hijos e hijas de Bolívar y Chávez. Con altísima moral celebramos el nacimiento de nuestros Libertadores, especialmente dispuestos a derrotar, una y mil veces, el imperialismo insolente que pretende dominarnos por medio del bloqueo y el terror, ejercido en un puñado de vende patria y paramilitares. Así como las columnas anteriores acertaron en los escenarios recientes; la victoria sobre el vandalismo golpista, las alertas ante los ataques a las telecomunicaciones y la necesidad de asumir el legado del Chávez Comunicador, objetivamente afirmamos que La Constituyente será una Victoria Popular, una Victoria de Bolívar y Chávez y un parto epocal de grandes desafíos.

En primer desafío: un Gobierno Constituyente; el Pueblo venezolano y el mundo bueno reconocen que el Socialismo, es Justicia y Convivencia Ecológica, mientras el capitalismo es genocidio y explotación, por eso la gente critica que se permita penetrar nuestras instancias humanistas por conductas capitalistas; cuando los kit de cirugía llegan incompletos al quirófano y en el depósito están "apartados" por una enfermera; cuando se permite a comerciantes revender la harina, el arroz y el azúcar con sobreprecio y que especulen con punto de venta, la gente repudia es la bacteria mercantilista, no el sistema de salud público, mucho menos la GMAS.

La gente quiere un fuerte Gobierno Bolivariano Constituyente: más Educación Bolivariana, innovación tecnológica, paz, seguridad, participación popular; ¡más Socialismo! y la Constituyente debe garantizarlo. Nadie apuesta en contra de la educación incluyente, pero es vergonzoso que las universidades golpistas hagan perder un año a sus bachilleres, mientras las autoridades dilapidan los recursos. Nadie quiere que privaticen la salud, pero los pacientes y familiares claman que el Gobierno Constituyente desmantele, con tecnología y moral, las mafias de insumos.

Yerran los dirigentes opositores que apuestan al terror, al golpismo y al bloqueo. Cualquier maniobra pragmática y descabellada de la administración Trump sólo acelerará la marcha hacia una Venezuela potencia. Por eso el escenario acariciado por el fascismo es violento e inmoral, entonces el Gobierno Constituyente debe ser supremamente pacífico y moral, como base espiritual de la nueva economía comunal.

Hay algo con lo que no ha podido lidiar el capitalismo, aunque hacen grandes esfuerzos: no pueden contra la Moral de un Pueblo. Es algo que la ciega ambición de los opositores golpistas no los deja aprender; el Pueblo Venezolano tiene Moral, mientras los fascistas son engendros de una programación cerebral, nosotros Somos Caribe, Hijos e Hijas de Bolívar, de Martí, de Alí Primera, de Chávez, por eso hemos vencido a los Boves, los Zuloaga, los Carmona, a Obama y a Trump también lo derrotaremos, no con balas: Con Votos! Así lo dejó claro el simulacro Constituyente.

@LaGuaratara Amolando Conciencias



Esta nota ha sido leída aproximadamente 752 veces.



Joaquín Roman Rondon Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor


Notas relacionadas