La Guaratara

Hijas e Hijos de Santrich

A ustedes, hijas e hijos de Perijá y de Santrich, del Magdalena y de Santrich, del Catatumbo y de Santrich, numerosas y espléndidas, como espigas del Tawantisuyu. A ustedes, herederas de los ideales y el fuego del Comandante Jesús Santrich, les extiendo mi abrazo. A toda la familia y compañeros del Guerrillero Artista, les acompaño en el dolor de la noticia que, desde muchos lugares del mundo, esperábamos se desmintiera de un momento a otro, como suele suceder en los días de falsedad mediática que vivimos. Lamentablemente confirmada, se desplegaron los dolores y honores por ese hombre de la época, ese poeta, músico y pintor, inquieto y alegre, que no pudo encarnar la lucha histórica de los excluidos en Colombia, sino tomando las armas contra el Estado criminal que extermina las esperanzas, los líderes sociales, estudiantes, ríos y selvas de Colombia. Contra ese Estado atroz, Jesús Santrich empuñó sus armas, a veces de fuego, a veces de tinta, creyones o palabras y fue haciéndose padre de numerosos niños; de la orfandad numerosa que deja la matanza de campesinos y los falsos positivos en la inmensa Marquetalia.

Gracias a ustedes, Espigas de Santrich, retoños Cuicas y Taironas, estrellas andantes de Bolívar, pudimos ver, orgulloso y risueño, al Comandante Sublime en el “lujoso palacio” de quienes combaten en la selva guerrillera: rancho de palmas, catre de paja, sillas de teca y utensilios reciclados, como legionarios del Quijote y de Tupac Amarú. Qué humanidad tan sublime la de Santrich, el más hermoso de los guerrilleros, siempre encantando el bosque con sus flautas y retratando la selva para los amigos distantes, en los pocos momentos apacibles que permite el combate contra los mercenarios del gobierno burgués. Más recientemente, sus hijas, numerosas como las luminarias de la carpa nocturna guerrillera, nos trajeron el saludo de Santrich de vuelta en la selva, obligado por el incumplimiento de los Acuerdos de la Habana, que no dejan otra alternativa sino denunciarlo enérgicamente, pero para denunciarlo, primero hay estar vivo y libre, antes que el gobierno de Duque asesine o extradite a todos y cada uno de los firmantes, defensores y beneficiarios de los Acuerdos de Paz en Colombia.

Pero llegó la cobardía de Duque a oler las huellas del más sublime guerrillero. Desesperado por emular la ferocidad de su socio Netanyahu y emplazado por la CIA a tentar a Venezuela, el jefe de los mercenarios en Colombia, cobró la vida del negociador de Paz; el guerrillero que siempre lució en sus hombros la bufanda Palestina. Tuvo también ese honor Jesús Santrich, de ser atacado letalmente, en momentos cuando Gaza ha sido víctima del bombardeo más brutal de su historia. Cayó Santrich, creyendo también en una Palestina libre, como en su Colombia digna. Herido el Poeta, el Comandante Sublime, por las mismas armas y asesores que exterminan niños y mujeres en Gaza, como artistas en Colombia y recuerdo a Andrés Eloy Blanco, cuando canta: “Madre si me matan, ábreme la herida y ciérrame los ojos, más pon la mano de ese pobre hombre por el que me matan, sobre la herida por la que me muero”.

Mientras el Estado narcoparamilitar, dispara cegado por la leyenda espantosa del Palacio de Nariño, según la cual toda Minga y protesta en Colombia es culpa de las FARC-EP, el Guerrillero Sublime, el Comandante Poeta, cayó como un verdadero militar aguerrido, creyendo en la Paz de Colombia, en la dignidad de los colombianos y abrazando la causa palestina, porque la verdad es otra: todas las Mingas, las protestas, las Marquetalias, son consecuencia histórica de un estado burgués, anti bolivariano, narcoparamilitar y genocida que permanece alojado en Nariño a causa del terror. Sigue sonando, pintando y luchando, Comandante Santrich, que tus mejores versos andan, imberbes, vigorosos, de crespos y colores, levantando tus banderas por toda Colombia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 746 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor