De primero Maduro. Aquí todo el mundo le mete al culipandeo, fiebre viral

Mi artículo sobre las declaraciones de Mari Pili Hernández, quizás por el importante rol que ha desempeñado en el chavismo y lo bello de la dama, no solo logró atraer la atención de miles de personas, sino también una copiosa lluvia de correos dirigidos a mí. Algunos para manifestar sus acuerdos conmigo, los más para calificarme adulante de Diosdado, cosa qué no acabo de entender, unos cuantos para insultarme mucho más y hasta uno para amenazarme. Lo cierto es que la mayoría, como Mari Pili, se muestra partidaria que el gobierno "favorezca el cambio". Por lo menos, no poniéndole trabas, porque es un asunto que atañe, en primer término al CNE, organismo al cual la dama no hace mención para nada. Pero como cosa curiosa, casi todos, por no decir todos, son opositores.

Como entre quienes se manifestaron contrarios a mis opiniones, hubo unos cuantos que lo hicieron de manera respetuosa, opté para por intermedio de uno de ellos, responderle a los demás. El siguiente trabajo está dirigido a Mauricio, ese es su nombre, no aporto más detalles porque no estoy autorizado para ello y tampoco sé si eso puede agradarle y suelo ser muy respetuoso. A ese "invisible", amigo discrepante, dije lo siguiente:

Buenas tardes Mauricio. Por hábito he abierto el correo, pese no estar en las mejores condiciones, por haberme extraído al medio día una de mis viejas cordales. Y ahora estoy adolorido. Además, he encontrado en el mismo archivo o correo, tres comunicaciones tuyas, de las cuales dos parecen referirse a cosas escritas por mí, tiempo atrás. No obstante, la primera, más reciente, hace referencia al asunto Mari Pili Hernández y dices que "te asombra mi postura ante el llamado de ella a revocatorio", lo que interpretaste muy normal. Habría que averiguar que piensa ella. Lo primero que debo decirte, no sé si por mi trabajo que lleva bastante más de 8 mil lectores, ella parece haber aclarado que no llamó a revocatorio. Justamente, yo no dije que ella hizo ese llamado sino que el "gobierno no debe poner trabas" y agregó otras cosas más en las cuales hace como un reclamo a aquél. Y precisamente, esa posición, a mí "me asombró". Por eso dije, esto si lo dije, que parecía un llamado a revocatorio. Las formas de hablar son infinitas. Sé bien lo qué pasa en mi país y estoy claro lo grave que pudiera suceder si el movimiento popular es descabezado y fragmentado. Ese que tanto costó a Chávez unir. Tanta es mi preocupación que para te formes una idea al respecto, te invito a leer un trabajo mío publicado en abril pasado, titulado "¿Qué tal si Maduro llama a revocatorio?" http://www.aporrea.org/actualidad/a226410.html.

Quienes hoy, diciendo estar en el chavismo, piden revocatorio, en aquel momento no dijeron nada. Pudiera ser que les faltó perspicacia. Esa fue mi posición en abril. El revocatorio está en la constitución para muchas cosas, entre ellas defender los intereses populares y su fuerza. En aquella oportunidad para éste, quien ahora se expresa, eso que llaman el chavismo, no estaba en el deplorable estado de ahora por culpa de muchas cosas, entre ellas la ineficiencia de quienes gobiernan y el personalismo dirigencial. Mari Pili ha formado parte de los "primeros anillos", para decirlo en un lenguaje muy usual, tanto que fue ministra y recientemente candidata a diputada escogida a dedo por el cogollo, en abuso de esa alcahuetería que llaman cooptación. Hasta ahora, por lo menos hasta no hace mucho, ha estado cerca de aquél. No es el caso de muchos que venimos cuestionando al gobierno y a quienes controlan el "aparato político vertical" desde hace tiempo.

Pero resulta amigo –toma en cuenta el respeto que me inspiras para darte estas explicaciones – que el revocatorio, en verdad, es una opción de quienes lo quieren. Para mí, con todo lo malo que ha resultado la gestión de Maduro, el revocatorio que, éste perdería ahora a "boca de jarro", como solemos decir los venezolanos, venezolanos, al margen de los efectos que produzca desde el punto de vista constitucional, no es conveniente porque trituraría lo que Chávez creó y sobre todo unió. Eso no niega el derecho de los venezolanos, quienes sean y quieran, de solicitarlo y la obligación de las autoridades a acatar lo que Ley dispone al respecto.

Lo que cuestiono, pues parece lógico, implícito, es que alguien que si no lo es, por lo menos lo parece, uno ha creído que sí, alta dirigente del Psuv, como de Mari Pili, asuma ese rol difícil de procesar. Lo menos que uno entiende es que está rompiendo las cuerdas que le ataban, que no las tengo adheridas a ninguna parte del cuerpo y menos en el cerebro. La gente de Marea y otros más, antes dentro del Psuv, están coincidiendo con la oposición en esa solicitud de revocatorio abiertamente, sin disimulo, ni complejo de culpa. Pero ellos están fuera. Aunque bien sé, porque me lo han manifestado, alguna gente, cuyos nombres me reservo que forman parte de esos grupos, personalmente no avalan esa solicitud.

Lo que me preocupa, debe quedar claro, no es Maduro, Cabello ni nadie en particular, sino el futuro del movimiento popular y las conquistas, como la Constitución vigente, pese todo el desastre de la economía, en buena parte responsabilidad del gobierno, de quienes ahora lo manejan y también de las triquiñuelas que hacen algunos empresarios, que el pueblo ha logrado que son incuestionables y no se avienen con los usuales planes del FMI, organismo al cual acudirían quienes pudieran llegar al gobierno en representación de lo que ahora es la oposición. No es pertinente restarle veracidad o importancia a esto último.

Me perdonas, pero creo que lo menos debe hacer alguien ligado estrechamente o simpatizante con las luchas del pueblo, cuyos intereses difieren de quienes tras bastidores manejan la MUD, es asumir su discurso de estos. El de quienes hemos añorado una Venezuela distinta, soberana, independiente, no debe ser para caer en la tentación, por las graves fallas –aplique usted lector el calificativo que más le agrade – de sumar fuerzas al contrario.

Por eso he dicho que no firmo y menos apoyo revocatorio ahora, aunque sea de manera simulada. Lo que no quiere decir que respaldaría la idea que el gobierno viole la Ley e impida lo que esta dispone.

Por último amigo, te diré lo que sigue, porque a esta altura he decidido volver esto un artículo a ser publicado, por supuesto sin usar tu nombre, porque no me has autorizado para ello, en ese trabajo mío, al cual te refieres, no hay ninguna adulancia a Diosdado Cabello, porque no lo acostumbro y menos por el solo hecho de haberlo mencionado en el título. Todo lo contrario, le reprocho calificar de guabinoso o culipandeador a todo aquél que de ellos discrepe. Porque es una muy poco delicada forma de chantajear. Digo esto, porque fueron muchos quienes sin haber leído completo o cuidadosamente mi artículo, sino por salteo o entre líneas, sacaron la falsa conclusión que había adulado al personaje.

Además, como ya dije antes, usando el ejemplo de Maripili, esa Dirección Nacional, de la cual Cabello es vicepresidente, ha venido violando sistemáticamente la democracia interna del chavismo, hasta en sus relaciones con el GPP, lo que explica las quejas del PCV de no haber sido tomado en cuenta para el diálogo y las fuertes declaraciones de Eustoquio Contreras. Espero amigo, no que estés de acuerdo conmigo, porque eso sería irrespetuoso de mi parte y mal corresponder el trabajo que te tomas de leerme, sino que haya podido explicarte cabalmente mi posición. Y ella es y seguirá siéndola porque, como sabes, el futuro de mi patria y mis connacionales entre quienes están mis hijos y nietos son para mí primordiales. Y esta inquietud la mantendré viva hasta que muera.

Por último, como se ha hablado de intolerancia, lo que en verdad nos está haciendo demasiado daño, como que se ha sembrado en todos los bandos, no tiene nada que ver con fijar una posición política ambigua. Sobre todo cuando en provecho propio se ha convalidado prácticas que cierran los derechos democráticos de la gente.

En cuanto al culipandeo propiamente dicho, observa como Maduro, culipandeó frente a Shannon, mientras arremete contra Voluntad Popular de manera absolutamente impolítica con lo que pareció resucitar a un muerto. La MUD toda lo hace obligada por Shannon. Claro, y uno mismo, que está sin duda por el diálogo, porque la crisis actual no parece sino conducir a la violencia a cambio de nada.

Espero no haberte incomodado, eso sería preocupante. Me despido de ti con afecto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1877 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a236572.htmlCd0NV CAC = Y co = US