La visita de Felipe González

Al contrario de la opinion de la mayoría de los chavistas, a mí me pareció que el gobierno exageró la nota en su rechazo a la visita de Felipe González, expresidente de España. Siento que se le dio demasiada importancia y a la final termionamos promoviendo el paso de este señor por Venezuela; además de empeñarnos en convertir a Leopoldo López en un personaje de primera. No es que el exjefe del gobierno español no se hubiese ganado con esfuerzos propios el rechazo que se le expresó, sino porque el tipo no merece tanta atención. Es evidente que la visita de Felipe González fue un acto de provocación. ¿Acaso no contribuimos con tanta alharaca al logro de su objetivo?

A su llegada a Caracas, el personaje en cuestión se encontró lo que puede encontrar en un país donde la libertad de expresión y el libre ejercicio del periodismo está garantizado: la prensa con microfonos, grabadores, cámaras y luces a su disposición. Nadie le impidió hablar. Bien pudo encontrarse con los rostros adoloridos de los familiares de las víctimas de las guarimbas alentadas por Leopoldo López el año pasadoo. Pero ni eso. Aquí el gobierno se anotó una, pues hubo momentos en que se pensó en la posibilidad de alguien dando la orden de no dejarlo pasar del aeropuerto.

A quienes debió preocupar la visita de Felie González fue a los abogados de López, Ceballos y Ledezma; pues el anuncio de que se sumaría a la defensa legal de sus clientes es como decirles que no están en capacidad de hacer su trabajo y necesitan de un refuerzo extranjero. Lo peor del caso es que el refuerzo no es experto en leyes venezolanas, ni se ha ocupado mucho de su profesión de abogado, pues se ha dedicado a la política, ni se le conoce como experto en la materia. Me atrevo a imaginarme que más de uno de los abogados de los detenidos debe andar rumiando su rabia.

Felipe González podrá hablar pestes de la tiranía venezolana, podrá decir a los medios del mundo que Nicolás Maduro es un dictador; pero, él habló con la prensa sin tener a un funcionario público apuntándole al cogote. Incluso, la prensa española tituló que habpia logrado unir a la oosicion. Se lleva sí, la retahíla de que no le dejaron visitar a López. ¿Por qué no? En lo particular no lo entiendo. Considero que el gobierno volvió a hacer lo que la oposición esperaba para seguir con la bulla. Si al español se le hubiese permitido visitar a López, ¿se cae el gobierno? Lo que sí se logró es seguir contribuyendo en darle mayor importancia a López.

Felipe González retorna a su país sin magulladuras en el cuerpo. No fue obligado a atender al Comité de Víctimas de las Guarimbas, Ni siquiera fue obligado a pasar horas en una cola para comprar "lo que sea", que es el mayor padecer de los venezolanos, según las encuestas.

Nosotros respiramos tranquilos, a la espera de otro susto cuando le pongan un nuevo peine al gobierno y éste se empeñe en morderlo; mientras le ganan más terreno en la guerra económica. Lo decía una mujer en una cola: "Me dieron mi casita, pero no la disfruto por estar de cola en cola todos los días. Menos mal que el voto es secreto".

¡Pilas con el pueblo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1103 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a209171.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO