La Cara Dura y Fresca del señor Giordani

Sin duda que el señor ex ministro Giordani, para escribir tan sonada
carta, en la que muchas verdades dice, pero él se cuida de no echarse
tierrita y salir limpio e inmaculado, casi como una víctima de las
circunstancias. Se queja que ya a él, no lo tomaban en cuenta, ni sus
recomendaciones eran consideradas siquiera por el gobierno. Para menos
males, pues si haciéndole caso estamos como estamos cómo hubiese sido
si el presidente Maduro lo sigue escuchando.

Tarde piaste pajarito, has debido levantar tu vuelo mucho antes.

No tuviste siquiera el valor de denunciar el nombre de cada uno de los
ladrones y de las empresas de maletín –TE LO LLEVAS A LA TUMBA DE TUS
SECRETOS- gracias a ustedes los malos hijos de esta patria desbancaron
el fisco de la patria por esos 20.000 millones de dólares baratos,
como usted llamó.

Hay que tener poca vergüenza para acusar a otros, de lo que usted es
culpable, y de lo que sus equipos bajo su mando hicieron y deshicieron
por largos años. -Para serle franco nunca me agradó Sr. Giordani-, ni
siquiera en vida de nuestro eterno comandante, siempre me pareció, un
teórico sin ninguna praxis, un mal gerente. –Así fue, no me engañé-
Muy mal ha dejado a su apellido señor ex ministro, y ahora vino a poner
el pastel con esa dichosa carta de despedida o de botada, pues usted
ya estaba fuera del equipo. Dice en esas 12 cuartillas muchas
verdades, sabidas por muchos, nada es un secreto de lo que usted ha
dicho para este pueblo que aprendió a ver y a oír desde hace mucho.
Eran cosas sabidas y ya sospechadas, pero que dichas por usted son una
bomba atómica de 20.000 toneladas de dólares baratos que usted dejó
que nos palearan.

Sin duda señor Giordani usted es culpable de muchas cosas, de tantas
que si en verdad como usted dice en su carta: (“Resulta doloroso y
alarmante ver una Presidencia que no trasmite liderazgo… A la luz de
estos hechos surge una clara sensación de vacío de poder en la
Presidencia de la República”). Si no fuese esto que usted afirma
cierto, debería ser juzgado por delito de alta traición a la patria.
–Pero claro usted ya sabe que no lo será- Por eso ha dicho unas
cuantas verdades que enlodan a otros, pero que a usted ni lo salpican,
se ha lavado las manos como Poncio Pilatos.
Y nos deja este badulaque, en medio de este lodazal, que ensucia el
buen nombre de la patria.

Pero el pueblo chavista ha de agradecerle que aunque fuera por ira o
por remordimiento a última hora, contase una pequeña parte, de lo que
encierra su turbia y secreta conciencia –lástima que no lo hizo
cuando fue ministro –le faltaron guaramos-

Pero bien que le gustó el cargo absoluto e indiscutible que le
otorgara ese amigo que tanto en usted confió, para traicionarlo, sí
traicionarlo pues todas sus teorías o las más de ellas desembocaron en
este estercolero económico que ahora tenemos. Hipotecados, con enorme
inflación y devaluados de metra como nunca.-Claro que esto usted no lo
hizo sólo, son muchos los culpables-
Como diría el Chavo del Ocho, no me simpatiza señor exministro.

En esa famosa carta, que hasta rompió los récords en Aporrea 149.899
lecturas, desde que el 18 de junio que apareció en su Web. La debió
escribir sí, pero con el valor del que se despide, del que se va, del
que abandona el barco y deja el queso cuando ya no hay, y lo mejor se
lo comieron las ratas. Pero, ha debido decir sus verdades sobre su
persona, aunque fuese por enlodarse usted un poco para disfrazar más
este sainete y hacerlo más apegado a la verdad histórica, más usted
sale inmaculado y libre de toda responsabilidad, da pena pues parece
una víctima de las circunstancias que lo rodearon.

Sin duda tuvo sus aciertos, y muy buenos, pero luego cayó en la
desgracia de dejarse rodear por los mismos alacranes que acabaron con
Chávez, traicionándolo. Usted, ha sido siempre uno de ellos, aunque en
un arranque póstumo de su arrechera, como aquel otro hiciera, se
destapa en una carta que dice muchas verdades cierto, pero no las
principales, esas se las guarda para usted, ni las que lo señalan a
usted como responsable principal de ser el piloto y capitán de la nave
económica de Hugo Chávez. Aquel amigo fiel que lo saca a usted de la
oscuridad y le brida confianza. Siento, y así se lo digo señor ex
ministro, que desde hace tiempo traicionó a su comandante presidente,
- no adrede, sino por incapaz, y faltarle el valor de decirle la
verdad, de la realidad económica. Hizo, con el comandante Chávez, como
otros, antes lo traicionaron.
Por eso termino señor ex ministro Giordani. Con este refrán tan popular:
-Tarde piaste pajarito-


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2224 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190130.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO