Se necesita Gocho en la oposición

Con todo respeto a mis amigos andinos tomé ese titulo de algunos publicaciones que he visto han compartido mis contactos de una red social.

Por motivos estrictamente técnicos y laborales me he mantenido en un involuntario retiro de mi trinchera de opinión mientras el país es sacudido una vez más por un intento de golpe de estado.

Esto que esta sucediendo en las ultimas semanas no es ni casual ni espontáneo, es parte de las etapas del golpe planificado y que comenzó con la guerra económica; el piso en que se soporta empezó a abonarse en la escasez controlada; si controlada; donde se juega a la aparición esporádica de ciertos rubros mientras otros escasean en un muy bien orquestado plan de abastecimiento/desabastecimiento.

La oposición se anota un éxito grande al boicotear el que nos llegue a nuestros hogares el paquete de harina de maíz diario sin colas, ni empujones, ni insultos y no por que los venezolanos necesitemos un bozal de arepas para ser felices, sino porque con asombro hemos sufrido la incapacidad de nuestro equipo de gobierno de impedirlo.

Con gusto hubiéramos soportado la campaña mediática de los opositores quejándose (como ya lo hicieron antes) de que se acabó tal o cual marca, en este caso la harina P.A.N y que ahora comemos tal o cual marca; pero es que no hemos sido capaces de suplantar el alimento boicoteado por ninguno.

Pareciera que en el mundo no hay maíz, ni trigo, ni leche, ni papel; o pareciera que en nuestra Revolución todavía tenemos el cordón umbilical fundido de manera férrea a las empresas capitalistas que viven de sus propios intereses, intereses que se traducen en una sola cosa: Dinero y que en este momento están invirtiendo en la recesión de su inversión para, luego de deponer al gobierno cobrar con creces su “sacrificio”.

Esta escalada de violencia súbita viene a propósito de que decidieron que ya estaba suficientemente caliente el ambiente como para atraer a los descontentos de todo el país en una protesta masiva donde, según sus teóricos, un amplio porcentaje de seguidores de la revolución se sumarían.

Los estrategas de la oposición no conocen aun el aguante del pueblo de Bolívar, el pueblo de Zamora, el pueblo de Chávez; mas sin embargo siguen haciendo daño en alguna parte debilitada de nuestras filas y eso es mas grave que la falta de un paquete de harina de maíz; siguen haciendo daño en la juventud disociada que aun no termina de aprender y valorar y que valen mas que un paquete de papel toilette pero aun no lo saben.

La solución a esta “calamidad” no debería ser tan complicada, el pueblo en general solo quiere comprar con normalidad, sin colas ni empujones ¿Por qué tiene que ser tan difícil eso?; el pueblo en general solo quiere salir a la calle a disfrutar del producto de su trabajo en lugares de recreación sin temer por su vida ni de que no le alcance el dinero para lo mas elemental del esparcimiento.

Yo no creo que el pueblo sufra porque no puede pagarse almuerzos o cenas en restaurantes de lujo; yo no creo que el pueblo sufra por no poder ir a conocer a Mickey; yo no creo que el pueblo sufra por no tener 31 pares de zapatos para ponerse uno diferente cada día…Yo creo en un pueblo sabio e inteligente que no va del camino del capitalismo. Eso somos la mayoría del pueblo venezolano y lo hemos demostrado en todos los procesos electorales de los últimos tiempos. Esa fórmula que los expertos de la confusión quisieron hacernos creer de que antes de Chávez todos éramos o adecos o copeyanos es tan falsa como lo ha sido toda esta oposición desde el principio; en esa época solo participaban como votantes los que eran movilizados por las maquinarias partidistas, muchas veces aprovechándose de la ignorancia de un pueblo noble.

Yo si creo en un pueblo dispuesto al sacrificio pero esperanzado en que su equipo de gobierno encabezado por el hijo de Chávez, Nicolás Maduro, logre satisfacer las necesidades básicas; alimentación: carne, pollo, harina de trigo, harina de maíz, arroz; higiene: detergente, jabón, papel de baño. No me refiero a operativos que eso muchas veces suena a deficiencias, me refiero a algo solido y sin fallas ¿Por qué ha de ser difícil eso?

Hemos avanzado enormemente en salud; hemos avanzado enormemente en vivienda, hemos avanzado enormemente en educación, en arte, en cultura, en el recate de la solidaridad que estábamos perdiendo.

El caldo de cultivo de la oposición para confundir al pueblo y mantener enfermos a sus seguidores está en la incapacidad de nuestro equipo de impedir que tengan éxito en la guerra de desabastecimiento. Sin embargo seguimos de pie, sin embargo seguimos creyendo en nosotros. Aprovechemos eso para taparles la boca a los manipuladores, ¿Cómo? Inundando al país de alimentos, inundando al país de paz, inundando al país de seguridad.

Me quería referir en esta nota a un nuevo paso, mas peligroso de lo que se ve de manera superficial, y es la manera como la oposición se afianza en mantener la subversión del orden en los estados fronterizos con la hermana Colombia. Están ensalzando la lucha del grupo cívico/paramilitar contra el orden constitucional que se desarrolla en Táchira por un puñado de tachirenses y un grupo de paramilitares enviados por Uribe Vélez, como si esa debería ser la actitud del resto de la oposición en el país. Están de manera subliminal impulsando la necesidad de “UN GOCHO” para la presidencia al ver que el dúo dinámico que tenían en Caracas se volvió buche y plumas.

No hablan en su campaña de un tachirense honesto ni de un líder merideño; no!, piden un gocho; piden un Juan Vicente Gómez, Piden un Marcos Pérez Jiménez; o peor aun, Piden un Carlos Andrés Pérez.

El pueblo alerta necesita herramientas firmes para soportar esta lucha y estas no son tan difíciles de conseguir: Necesidades básicas satisfechas, eso es todo.

Si no hay harina P.A.N debe haber de todos modos Harina de maíz, si no hay papel toilette Rosal debe haber de cualquier marca en cualquier idioma, igual con el trigo igual con todo; que los empresarios o corran o se encaramen pero que sientan que no nos afecta su boicot porque tenemos un Estado que no se deja chantajear y esta decidido a dar el todo por el todo por la felicidad de su pueblo.

Están impulsando una secesión empezando por Táchira, alerta pueblo.

Seguimos venciendo y necesitamos seguir venciendo!!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4424 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: