Apoyando al presidente Maduro

Cuando callar no es una opción, sino un deber de los granos de maiz

Nos permitiremos decir en este pulso entre: Un líder nacional, LEGATARIO DEL LÍDER INMORTAL HUGO CHÁVEZ FRÍAS (Hecho público, vívidamente real, mundialmente comunicacional y desgarradoramente emocional) y buen conductor de un sueño patriota, como es Nicolás Maduro, por un lado y por el otro un grano de maíz, actor comunicacional y revolucionario, del diario patriota VEA. CHÁVEZ LO JURO MI APOYO ES PA ´MADURO.

Mi apoyo pleno es para el conductor del proyecto revolucionario y jefe del Estado, el presidente de la RES-publica CHAVISTA. Creí y después de dos meses de la nueva administración Central sigo creyendo en el LEGATARIO de Hugo Chávez. Todos se cobijaron en el manto de Hugo Chávez, bueno muchísimos.

Bueno, pero de los activistas y militantes del chavismo, que habiéndose cobijado en el poder del inmortal Hugo Chávez, apenas él desaparece del mundo físico y no lo ven en el TIMÓN de la Nación y la Republica. Se convierten en censores políticos del gobierno. Esgrimen sus armas, academia, títulos, teoricismo marxista, estructos revolucionarios pseudo remozados, CONTRA EL LEGATARIO.

Estos socialistas impolutos. Cual moderno Torquemada, evalúan si se aplica o no el molde de la dictadura del proletariado. Y sentencian APROBADO revolucionario-socialista, REPROBADO, pequeño burgués, REFORMISTA. ASÍ, con un grano se quiso asaltar la mente del nuevo timonel, con galimaticas propuestas económico- marxistas. Extrapoladas de los títulos del "Capital marxiano “del siglo XIX y de las bases conceptuales del Marxismo-Materialismo Histórico de 1859.

Los granos se estaban convirtiendo en municiones que causaban “bajas por fuego amigo”.

Conocí a Nicolás Maduro hace varios años en Puerto Ordaz, en la instalación de la experiencia del “control Obrero” y recuerdo vívidamente, cuando sus interlocutores le vaciaban toneladas de teoría y explicaciones sobre lo que acontecía en las empresas básicas.

Él replicó “Ok. Pero ya no me digan lo que pasó, díganme que hacemos. : No el que pasó, No ¿por Qué pasó?, díganme “¿QUE HACER? Y ¿cómo solucionamos?

Ahora en favor del pragmatismo revolucionario del presidente MADURO, se pueden exponer las “condiciones objetivas” actuales DESFAVORABLES y los hechos incontrovertibles de la historia reciente en Europa URSS, ALBANIA. Y en nuestro continente la de nuestra CUBA, post fidelista del siglo XXI (con tendencias hacia el mercado - la empresa privada, la plusvalía derivada de empresas con propietarios y trabajadores que dejan la plusvalía a su empleador).

Así las cosas, todas esas experiencias de los gobiernos ortodoxos del marxismo, quienes se apegaron a un gobierno cuyo pivote central fue la “dictadura del proletariado”. Están hoy todos desaplicando la ortodoxia económica social de esta tesis y están en franco cambio, de hecho hacia la Tesis Bolivariana Y Socialista Chavista. LOGRAR UN ESTADO QUE PROMUEVA Y DESARROLLE LA MAYOR SUMA DE FELICIDAD, SEGURIDAD SOCIAL, Y ESTABILIDAD POLÍTICA POSIBLE, PARA LA POBLACIÓN.

TODOS LE JURAMOS (LOS CHAVISTAS) AL INMORTAL “CHÁVEZ TE LO JURO MI VOTO ES PA´ MADURO”, eso implica apoyar y participar en el desarrollo y promoción del chavismo, INCLUSIVE irreverencia en la discusión. Pero usar un medio de comunicación de circulación nacional (del proceso) para hacer pública la irreverencia es al menos, a mi entender, una acción que ingenuamente le da bastimento al oposicionismo, al fascismo.

Por eso nuestro respaldo al presidente Nicolás Maduro. Y nuestra opinión sobre si “callar es una concesión graciosa. Decimos NO; hoy callar las criticas descalificadoras de sus competencias políticas, de sus políticas socialistas, de su gobierno revolucionario y sobre los fundamentos políticos en los que se apoya, son una obligación que se impone, en pro de la proyección de la DOCTRINA CHAVISTA”.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1958 veces.



Alfredo Naime


Visite el perfil de Alfredo Naime para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: