Presidente Chávez, otras sugerencias para que tampoco les pare

¡Qué tal, camarada! Un poco más tranquilo por la salud del Líder, pero angustiado por la situación política. Complicadita la vaina. Continúa Chávez haciendo la política del PSUV, hará la del Polo Patriótico, aunque se apoyará en Soto Rojas a quien vemos como un vergatario. 

Agarro este fragmento de un anterior artículo mío: Hacer viviendas dignas, muy bueno; construir universidades, mejor; sembrar y criar, excelente aún las deficiencias y la necesidad de exportar. Generar empresas de producción social, magnífico. Pero todo esto que se haga en algunos estados, en ciertos sectores de las ciudades, por buenas que sean no satisface al colectivo. 

Sí satisface un buen transporte público y buenas condiciones viales. La salud, ni se diga. Igual de importantes, la seguridad personal, que en todas las zonas y sectores del territorio es considerado como el problema mayor, y la seguridad social. Sin olvidar que hay que emparejar la guerra mediática que es la que más jode a nuestra Revolución. 

La salud la tocamos en el artículo anterior, sólo que quiero agregarle que así como quisiéramos que nuestro centros de atención médica, todos, estén a la par de las clínicas privadas, en su mayoría, en atención, en mantenimiento de equipos e instalaciones privadas, etc., el más grande de los logros se alcanzará cuando, además de contar con un tremendo sistema “preventivo” de salud (que implica evitar lo que daña la salud mental y la física, con todo lo que ello representa), logremos que cada habitante pueda y deba hacerse lo que llaman un examen tutorial anual, si no gratuito, a bajo costo en las instalaciones del Estado.  

La seguridad personal es el renglón que en cada encuesta, callejera o pagada, todos consideran que gravita más en su existencia. Sabemos que está magnificada por los medios perversos, por lo que psicológicamente nos altera y que es una mala deuda de la IV república, como todas las que nos dejaron y, sin dudas, de la que todos los adultos de esa época somos corresponsables. 

En mis artículos de prensa, por 20 años, llegué a destacar que cada vez que veamos a un preso sacando la mano con una bandera (un interior o cualquier trapo) agitándola por cualquier motivo, era producto de nuestro propio descuido social. 

Claro, también que la cogollocracia puntofijista no nos abría ningún otro panorama… progresista. 

Los gobernantes mucho más porque permitieron el desequilibrio social estimulando la emigración a las ciudades con sus malas políticas de desarrollo a la provincia.  

De ahí la marginalidad y los casos en los que muchos niños y niñas, hoy encarcelados, nunca tuvieron un padre que pudo alborotarles el cabello o sentárselos en la rodilla para jugar. Menos para abrazarlos con afecto, con amor. 

Crecieron como el monte, salvajes y rodeados de muchos malos ejemplos –con sus excepciones- que, superando la influencia excesiva del alcohol, se incrementaron con el aparecimiento del mundo de la drogadicción.  

De ahí los balazos, las ráfagas. Los niños en medio de las balaceras. El que los jóvenes delincuentes no pasen de los 23 años. 

Una tristísima realidad como que las niñas que tampoco tuvieron afectos y se descarrían apenas despuntan con caderitas y senitos, con los malos ejemplos de las chicas malas del barrio, acrecentadas con las malas novelas, terminan teniendo sexo a los 9 años y de ahí…  

Esa es, a mi entender, y según he escuchado de algunos sociólogos, la causa de todos los males heredados del puntofijismo.

Creo que con la educación se está atacando. Pero a todos los chamos y chamas no les llega. Muchos siguen silvestres. Rebeldes, Obstinados.  

Viviendo un mundo de retos miserables. De competencias por el dominio territorial por las drogas y por la sobrevivencia con el “yerro” (entiéndase pistola) que confundiendo lo que es la valentía agreden, asaltan, atracan… asesinan. Se vengan entre ellos mismos y lo que es más triste, de la maldita sociedad consumista sin formación de valores.

Creyéndose osados, valientes, no se dan cuenta que son los mayores COBARDES. Atracan al descuidado, por la espalda. Con un gran arma, y en combos de a dos y de a tres, asaltan a personas indefensas. 

Propongo una campaña mediática que les llegue y que los califique como COBARDES para que les baje un poco ese ego estúpido de poderosos. 

La situación de muertes en los barrios se ha incrementado con el paramilitarismo. Fueron infiltrados y con el respaldo del tráfico de drogas, mayor y micro, muestran un país en guerra con montones de muertes a diario y aumentado los fines de semana.  

Que es lo que reseñan los medios comprometidos con la violencia política, cobardes también, que aparecen donde hay un cadáver sea en una quebrada, en un cerro, en donde sea.  

No hemos podido infiltrar de los nuestros en los barrios, es muy complejo. Peligroso, por supuesto. Pero creo estar seguro que sólo con las labores de inteligencia se pueden penetrar mafias de cualquier tipo. Como en las películas. 

Estas mafias populares se incrementan con los policías despedidos por irregularidades. No los condenan sino los botan. Coño, si cometían actos delincuenciales siendo miembros de cuerpos policiales qué no harán “botados”.  

Necesario que se haga una estrategia al efecto. Así como para que los dados en libertad, que no garanticen su recuperación, que se reporten a un “vigilante” asignado. ¿Qué hace? ¿Dónde está?, etc. 

Tampoco podemos solamente contar con una policía impecable en el trato. Los malandros odian  los policías. Los echados a perder hablan y actúan duro. No podemos menospreciar a los policías duros. Que enfrentan los peligros en los barrios. Que entrompan al delincuente. Sí controlarles algunos abusos de autoridad.

Resumo mi propuesta de otros largos artículos dirigidos a distintos ministros que han pasado por MInjusticia: Psicólogos en los sitios de detención para evaluación de niveles de delincuencia y, con legislación adecuada, si no la hay, que sean remitidos a los sitios de recuperación, bien adecuados y con hábitat armónicos, para su reinserción. 

Ahora una ardua tarea en manos de una valiente camarada: Iris Varela. 

En los sitios de recuperación de adolescentes y jóvenes, donde la tarea por más dura puede ser fructífera, apoyados tal vez en personas mayores, monjas, etc. inyectar afectos y amor, repito.

Las cárceles, talvez para los irrecuperables (aunque saldrán, ya que no hay cadena perpetua y ojalá con controles), que sean igualmente decentes: celdas individuales, con uniformes hechos por ellos mismos, claro. Micrófonos y cámaras. Nadie en patios jodiendo, ni accesos a los techos.  

Eso sí, controlables. Y aunque siga la sinvergüenzura con los distintos niveles de tráfico con apoyo de autoridades por dinero o amenazas, por lo menos reduciremos el bochinche.  

Siempre habrá como asesinar a alguno. Cómo traficar lo que sea. Parece que es una maldición humana.  

Cansado, camarada, un esfuercito más que por lo menos tu podrás criticarme y, a lo mejor, ampliarlo, porque no lo leerá el presidente Chávez ni ningún funcionario de alto nivel que nos interese.  

En tu caso, gracias por leer. Tenemos angustias compartidas por todo.  

Nuevamente resumo -de los varios artículos que he lanzado al vacío de la sordera gubernamental- uno de los aspectos importantes para la tranquilidad del venezolano y para asentar nuestra Revolución como lo es “la Seguridad Social”. 

Por favor, opina al respecto. Los escuálidos que se abstengan de enviarme correos estúpidos, insultantes, porque los tengo identificados y no los leo por… estúpidos. 

Cabe destacar que se viene debatiendo la obtención de recursos para dar cobertura al Sistema de Seguridad Social Integral, incumplido por los anteriores gobiernos y tan anhelado por todos los venezolanos. Se ha planteado cubrirlo ampliando los aportes al SSO, y otras.  

Pero nada. Y es un ataque mediático de algunos politiqueros. 

Proponemos que en vez de estar rebajando IVA, –este comentario lo hice cuando iban a bajarlo y ya estaríamos disfrutando el aporte– o en cualquier caso, subiéndolo, que de paso dicen que no es una medida socialista y pregunto ¿cuántas cosas son socialistas, si estamos inmersos hasta las orejas en un mundo capitalista?

Además casi todos estamos acostumbrados a pagarlo, y como los insumos básicos para las clases desposeídas no pagan IVA, ¿por qué no invertir parte de su recaudación en al Seguridad Social?  

LA PROPUESTA SE PRESENTA EN DOS (2) PARTES 

La primera se basa en la utilización (por lo menos) del 2% de lo recaudado por concepto del IVA para los nobles y necesarios fines sociales de toda la población: jubilación decente, atención integral para amas de casa, trabajadores domésticos (jardineros, piscineros, etc.), economía informal, choferes de todo tipo de vehículos, quiosqueros, repartidores, periodiqueros, perrocalienteros, desempleados, subempleados, profesionales y técnicos que trabajan por su cuenta o son víctimas de empresas que los explotan y no cuentan con jubilaciones, campesinos, pescadores, etc. atención médica integral, medicinas, vacaciones para todos, en especial para quienes nunca en su vida la han disfrutado (Ojo, esta propuesta, como se aprecia, fue antes de las humanitarias medidas  –buenas, pero algo tardías–- para todos los agricultores y pescadores) 

Según información, la recaudación por concepto de IVA para el año 2006    –cuando por vez primera hice la propuesta– se estimaba en TRES BILLONES de Bolívares (Bs.3.000.000.000.000,00) o sea, 2% son Bs.60.000.000.000,00 cantidad bien representativa para iniciar exitosamente el fondo que llamo Sistema de Seguridad Social Integral (SISESOI). Monto que irá aumentando en la medida en que la evasión sea menor y se utilice un porcentaje superior del IVA.  

Ojo, esto lo agrego hoy: ¿cuánto dinero hubiésemos ahorrado e incorporado al dinamismo social, y, que además, disfrutando por meterle un medio tolete y medio a la oposición?  

La segunda parte de la propuesta, derivada de la primera, tiene que ver con el PLAN EVASIÓN CERO que adelanta el SENIAT, porque una vez que se concientice a  la colectividad, con una definida y permanente campaña, sobre los beneficios que representa contar con el  fondo del SISESOI para cada uno de los miembros de las familias, en función de la "recolección de dinero" por el simple cumplimiento del cobro del IVA, será muy difícil que alguien no exija la factura de cada una de las operaciones comerciales que realice. 

Y hasta aquí, camaradas. No olvides que sólo trato, como muchos, de aportar algunas reflexiones. Seguiremos arando en Aporrea.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2751 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor