El aquelarre magisterial

Este año escolar lo iniciamos con un aquelarre de los lideres de las federaciones magisteriales quienes se auto excluyeron del llamado a discutir la V convención colectiva de magisterio al servicio del Ministerio del Poder Popular para la Educación. Las federaciones tienen problemas de orden interno: Una tiene dos directivas, otra sus miembros directivos están inhabilitados por los órganos contralores e impugnados por sus propios afiliados, hay una que toda su directiva central fue inhabilitada por el TSJ por problemas administrativos y el resto se les venció sus periodos. Entonces; están más proclives en paralizar estas discusiones por intereses particulares electoreros, piensan (así se lo han ordenado desde los partidos de la oposición), que si logran crear malestar en los docentes nacionales por la no firma de un (justo y merecido) aumento salarial, las posibilidades aumentan en ser electos como candidatos a cargos legislativos propuestos en estos partidos.

Es simplemente una posición criminal en contra de los legítimos derechos de los educadores y educadoras del país, les importa un pepino el magisterio, tal cual paso en el año 2002, en la tercera convención colectiva cuando llamaron a un paro golpista y no discutieron un aumento salarial y nos costo a todos los educadores dos años de espera.

La explicaciones sobra, del porque no han realizado las diligencias judiciales del caso para estar al día con el llamado a la mesa de discusión y las causa de no haber realizado las elecciones internas.

Los docentes debemos estar alerta y no hacerles el coro de la sarta de mentiras vertidos en los medios y en no permitir ser utilizados para una desestabilización que en nada nos beneficia, porque hay la posibilidad de lograr con el Ministerio del Poder Popular de Educación un cambio profundo en la forma y manera de remunerar de forma más integral nuestro servicio publico al pueblo nuestro.

El proyecto de contrato de SINAFUM, representa una nueva visión mas acorde con los principios constitucionales de igualdad, de solidaridad y de inclusión social, sabemos que no será la panacea en lograr la totalidad de los derechos del magisterio, pero es el inicio de un cambio en el enfoque social de la labor docente. Una propuesta de trabajo de 48 horas docentes (45 minutos) correspondiente a 36 horas-reloj, distribuidas en 30 horas académicas en aula, 6 horas de investigación, 6 horas de formación y 6 horas de trabajo con la comunidad, encarna concretamente el cambio fundamental para la transformación de la escuela en el eje del quehacer comunitario.

La disminución de alumnos para ser atendidos por el docente en cada una de los niveles y modalidades, permitirá una mejoría en la calidad de atención.

Un sistema de pago conectado con el sueldo mínimo nacional y con el principio de igual trabajo igual remuneración, deriva un beneficio social justo y equilibrado para todos. Igualmente se plantea la universalidad de los beneficios para activos, jubilados, pensionados, interinos, nacionales, estadales, municipales y hasta los privados.

SINAFUM, esta llamando es la movilización en apoyo a la firma de esta contratación con el gobierno nacional y contra las maniobras desestabilizadoras de esta federaciones, bajo el argumento pueril de querer ponerse a derecho.


delfin191@gmail.com







Esta nota ha sido leída aproximadamente 2729 veces.



Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a64205.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO