En Apoyo al NO en el Referendo del 15 A

Carta Abierta de los Trabajadores de Venezuela a todos los trabajadores y trabajadoras del mundo

Nota de Aporrea: Publicada en la revista Movimientos (www.revistamovimiento.com.br)
¡NO a la injerencia imperialista!
¡Los Trabajadores estamos en Batalla para Profundizar la Revolución!

El 15 de Agosto de este año se realizará un referendo presidencial, en donde el pueblo venezolano estará sometido a una nueva prueba para demostrar cuán profunda es su convicción de vivir como un país digno y soberano.

Este referendo es otro intento más de los sectores patronales y pro imperialistas que quieren imponer un gobierno que responda fielmente a sus intereses. Se ha impuesto no como voluntad de la mayoría de la población sino producto de un fraude en la recolección de firmas para su convocatoria. Se debe también al permanente chantaje que ejercen los sectores reaccionarios de Venezuela, los funcionarios del gobierno del Presidente George W. Bush y las organizaciones que como la OEA y el Centro Carter, están al servicio de la política del imperialismo.

En los últimos años los trabajadores, demás sectores populares y un grueso número de miembros de las Fuerzas Armadas hemos resistido los intentos de sacar de la Presidencia de la República a Hugo Chávez y de derrotar al proceso revolucionario que se ha venido desarrollando en Venezuela desde 1989. Con la movilización de las masas se derrotó el golpe de estado de abril y el paro patronal de diciembre en el año 2002. Durante todo el 2003 y en lo que va de este año, se impidieron los intentos de imponer referendos extemporáneos y de propiciar levantamientos insurrecciónales urbanos, de poco arraigo, e inflados por el concierto de los medios.

Acabar con este proceso e imponer un nuevo gobierno pro imperialista sigue siendo la obsesión del Departamento de Estado Norteamericano, de la Federación empresarial FECÁMARAS, de los partidos políticos de la burguesía y de la Confederación de Trabajadores CTV. Ese es el objetivo que buscan con el referendo del 15 de agosto.

La inmensa mayoría del pueblo venezolano, está expresando en las calles, en actos y movilizaciones su inquebrantable decisión de NO aceptar que esos mismos grupos y roscas que gobernaron en el pasado regresen al poder. En ese sentido es ya evidente que triunfará el NO en la consulta de este referendo, quedando como única posibilidad a los que están para revocar el mandato del Presidente Chávez, apelar nuevamente al fraude, siendo que tienen importantes funcionarios dentro del Consejo Nacional Electoral -CNE- mientras las empresas que suministran el servicio de automatización y comunicación son propiedad de enemigos del gobierno.

La defensa del inalienable derecho de los venezolanos de decidir su destino es hoy un ejemplo para los distintos países del mundo. Los halcones que gobiernan desde Washington en su afán hegemonista, no toleran que haya gobiernos independientes y soberanos como lo es hoy el gobierno de Venezuela. Eso tiene enardecido a Bush y sus secuaces, así también se han enojados multinacionales y banqueros por que las empresas del estado venezolano no han sido privatizadas. Razones por las que cientos de miles de trabajadores y luchadores sociales en el mundo, los mismos que han combatido la invasión a Irak y Afganistán, que se han movilizado en contra de la globalización y el neoliberalismo, vean con simpatía el proceso revolucionario venezolano.

En ese contexto hay que tomar posición con respecto a la convocatoria al referendo del 15A. En esto se juega el futuro de Venezuela y la perspectiva de que se levanten en otros países, movimientos que imponga gobiernos que responda a los interese de la mayoría y que sean soberanos e independientes de la tutela imperialista.

Los trabajadores y trabajadoras de Venezuela en estos últimos años hemos sido protagonista de una revolución democrática sindical. Se han hecho cientos de elecciones, cuando en los gobiernos del pasado, imperaban dictaduras sindicales que duraban 10, 15, 20, hasta 30 y más años sin hacer elecciones. Se están organizando nuevos sindicatos, aumentando significativamente los índices de sindicalización, y hace un año se construyó una nueva central nacional, la Unión Nacional de Trabajadores UNT, quien ya agrupa a la mayoría de los trabajadores.

El gobierno bolivariano del Presidente Chávez es un gobierno nacionalista y a pesar de las contradicciones que refleja, es en su período es cuando más se ha respetado las libertades democráticas; más se ha respetado las libertades sindicales; más se ha respetado los derechos de los trabajadores y se han tomado iniciativas en programas sociales, fundamentalmente, en educación y salud, que tienden a profundizarse.

Esa realidad le impone al movimiento sindical venezolano organizado, fijar posición ante la convocatoria al referendo, en el cual no cabe hacerse el indiferente o el abstencionista. La contraparte a la gestión del Presidente Chávez, al que busca el imperialismo revocar, es la experiencia de los 40 años de gobiernos de los partidos y organizaciones que están en la Coordinadora opositora. En todos esos largos años reinó la corrupción, la incapacidad, la miseria y el empobrecimiento escandaloso de la población. Ahora, en esta coyuntura del referendo, esos mismos sectores están presentando un programa, bautizado acá con el nombre "Consenso Pa' Bush", por que es todo un compendio de las recetas neoliberales implementadas ya en otros países, el cual contempla la entrega del país a las multinacionales, la desregulación y la flexibilización del trabajo y la hipoteca al FMI y al Banco Mundial. Estamos contra ese y cualquier otro plan que quieran imponer los empresarios y sus partidos, los burócratas sindicales y el imperialismo.

La UNT ha optado por asumir una posición clasista y estamos levantando nuestra propia campaña, el cual hemos denominado "Trabajadores en Batalla", llamando a votar clara y valientemente por el NO. Para este 31 de julio estamos convocando a un gran acto nacional a realizarse en el Poliedro de Caracas, en donde reafirmaremos que estamos en "Batalla para Profundizar la Revolución". Invitamos a este acto y al día del referendo a delegaciones de organizaciones sindicales de todos los países hermanos.

Esperamos que el movimiento sindical mundial con posiciones democráticas y clasistas, nos acompañen en esta batalla. Creemos que vuestro respaldo es una manifestación de solidaridad internacionalista y de clase. La posición que la UNT está asumiendo, la compartimos con la mayoría de los trabajadores y los sectores populares.
"La liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos" C. Marx.

POR LA COORDINACIÓN NACIONAL DE LA UNT
Stalin Pérez Borges. Coordinador Nacional


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3956 veces.



Stalin Pérez Borges (UNT)


Visite el perfil de Stalin Pérez Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: