Venezuela: una piedra de tranca a los intereses del imperio

El 6 de agosto se cumplieron 64 años de la masacre de Hiroshima, donde un artefacto producido por los EE UU les quito la vida inmediatamente a 200.000 personas, con las consecuencias posteriores de agonía de muchos sobrevivientes, que quedaron marcados con la radiación, lo que igualmente marcó a la humanidad entera.

El 9 de agosto, un día como hoy del año 1.945, fue lanzada otra bomba similar sobre Nagasaki, allí murieron 80.000 personas más.

Durante años subsiguientes siguieron agonizando y muriendo por los efectos radiactivos muchos más.

Esa conducta de los EE UU, de llevar a cabo ese bombardeo atómico, han venido dejando secuelas nefastas  a las generaciones futuras, quienes siempre se han preguntado: ¿Era necesaria esa masacre?

Para mí y para muchos, no, ya que Japón,  quería la paz a todo evento.

Los japoneses ya habían decidido rendirse. Tres semanas antes de que se lanzara la bomba, en la Conferencia de Potsdam, Stalin envió un mensaje de Churchill al embajador japonés en Moscú pidiendo la paz. Mientras tanto, el gobierno Koiso había caído y ha sido sustituido por el gobierno de Suzuki, un político conocido por ser favorable a la paz. Emperador Hirohito  mantenía el criterio de que se pusiera fin a las ideas de los japoneses, pidiendo a sus ministros  poner fin a las hostilidades,  tan pronto como sea posible, y permitir que el negociador, el príncipe Konoye, fuere enviado a garantizar la paz a cualquier precio.
 
El reclamo por el rechazo de una paz sin condiciones de Japón (es decir, no poner en duda la figura del emperador), como los estadounidenses  querían (contra la opinión de Stalin), era sólo una hoja de parra, tras la que se escondía el deseo EE.UU. de utilizar  la bomba. Después de la guerra, ni la posición del emperador Hirohito ni incluso, la posición del jefe de  personal de Truman, Almirante Leahy, que criticaron  la inutilidad de la bomba atómica, se comentó,  ya que estos firmemente decían: "El uso de esta arma bárbara en Hiroshima y Nagasaki  no fue de ninguna ayuda en nuestra guerra contra Japón. Los japoneses ya estaban derrotados y listos para rendirse a causa del bloqueo marítimo y bombardeo con armas convencionales”.

Esto fue verdad ya que los americanos habían bombardeado,   al  Japón,  matando con ese ataque aéreo,  a más de 75.000 personas,  antes de que lanzaran esas Bombas famosas.

La razón de la masacre, fue la determinación de conformar un nuevo orden mundial que se centrara en los EE.UU. como una nueva potencia hegemónica del imperialismo, en lugar de todo el Reino Unido y Europa, como lo había sido hasta entonces.
  Desde esa época se han manipulado los medios y esa es una especialidad de los EEUU, cuando en aquella época quisieron justificar lo injustificable. El truco consistía en mostrar un mal y que la fuerza que ejercerían, era necesaria para evitar un mal mayor.El ejemplo más reciente lo tenemos con Irak, donde se trató, con todos los medios a su alcance, demostrar, que  Irak, un país agotado por décadas de guerras y embargos, tenía a un Hitler como Jefe,  con posesión de armas peligrosas de destrucción masiva, de las cuales nunca se les demostró su existencia.Se habla de que Irán está preparando bombas nucleares, se trata de intervenir internamente mediante organismos internacionales, mientras que los EE UU vienen pactando con la India en acuerdos nucleares, donde se evidencia que esta nunca ha suscrito acuerdos no nucleares, manteniendo conflictos constantes con Pakistán.

Aquí predomina la estrategia de “portadores de la democracia”, en si, es la política del poder del Imperio, sin importarle nada la humanidad,  sino sus propios intereses.

Las siete Bases Militares colocadas en Colombia, las que han situado en Curazao, etc., etc. etc., tendrán algún significado parecido a lo que acostumbran hacer los americanos sin importarles nada, las gentes, cuantos mueren? Pues no hay suficiente elementos que nos permitan pensar que la idea de esas bases son de colaboración, sino que en realidad, todos debemos estar pendientes de cualquier actividad americana en la zona, que nos permita protegernos de cualquier amanecer con bombas que caen por doquier. Allí el pueblo agradecerá a la oposición, si alguno de estos comentara la gravedad por la que estamos pasando con esas Bases Militares, de esto nada dicen los lacayos pitiyankeros, ellos creen que las bombas tendrán nombre y apellidos, serán dirigidas a una tolda política y no los tocaran a ellos. Bueno todos debemos estar pendientes ya que yo, no me como eso de una colaboración del Imperio, el Imperio ataca y listo buscando defender sus innobles intereses, que se apartan indudablemente de los intereses de la propia humanidad. Venezuela viene siendo como la piedra en el camino que se encuentra el Imperio como obstáculo verdadero. No tenemos armas nucleares pero si,  gente capaz de defender la integridad de nuestra República.


reveron.jose@gmail


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2181 veces.



Josè Agustìn Reveròn Orta


Visite el perfil de José Agustín Reverón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a86306.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO