La piedra en el zapato de los gringos...

No cabe duda de las verdaderas intenciones del imperialismo en torno a la instalación de bases militares en Colombia, ayer el presidente Chávez en su programa Aló Presidente número 338 así lo sostiene y no se equivoca. Partiendo de esa premisa la preocupación aumenta tomando en cuenta de lo que es capaz el imperio y también nos indica lo necesario de confrontar esa estrategia imperial con el concurso de los pueblos latinoamericanos incluyendo el colombiano. Colombia tiene más de medio siglo enfrascada en una terrible guerra interna con una fuerte injerencia imperial y con el Plan Colombia, comenzado a ejecutarse a finales de los noventa, se puede hablar cada vez con mayor certeza de una ocupación que ahora se refuerza con la activación de más bases militares. No es casualidad que a cada intento de buscar la paz en Colombia, las fuerzas más reaccionarias de ese país; la derecha, apoyada y guiada por las fuerzas imperiales, han dinamitado cualquier salida de paz en la hermana república; ya en enero del pasado año, específicamente el 19 de enero de 2008 escribimos un artículo para Aporrea llamado "La paz Subversiva" http://www.aporrea.org/internacionales/a49567.html en  el mismo hicimos un análisis con respecto a las múltiples maniobras del gobierno de Colombia en el tema de la decisión de las FARC de liberar rehenes. La realidad actual no se diferencia mucho, sobretodo en cuanto a la promoción de la tesis guerrerista, hoy aplaudida con furor por los gringos. El presidente Chávez no exagera en su apreciación y debe convertirse en una advertencia para todos los pueblos de Latinoamérica y el Mundo.

No puede existir un gobierno en el planeta con una pizca de autonomía que deje de condenar esta grosera injerencia imperial contra el proceso venezolano y sobretodo contra una fuente de riqueza que, tal como está el mundo, en pocos años será una especie de reserva de la humanidad, tomando en cuenta las dificultades que en el mundo se presentarán ante la proliferación del consumo energético de una forma alarmante y la cada vez más escasa reserva petrolera mundial. El gobierno venezolano tiene una política petrolera muy bien definida, el presidente Chávez más de una vez ha sostenido que, "el petróleo venezolano es para compartirlo con los pueblos del mundo", esa visión contrasta profundamente con las pretensiones imperialistas de acumular las mayores fuentes de energía del mundo para dominar, además de los acuíferos de agua dulce y la mayor biodiversidad del planeta, todo concentrado, por cosas de dios, en Sudamérica.

Volviendo al tema colombiano y la imposibilidad de la búsqueda de salidas dentro del marco institucional entre dos gobiernos respetuosos del derecho internacional, no podemos soslayar la inmensa responsabilidad y el colosal reto de todos los pueblos de este hemisferio para la defensa del futuro de las generaciones por venir y como es lógico, esto no exime al pueblo colombiano. La derecha y sus poderosos medios de comunicación no hacen otra cosa que manipular la información sobre el tema, presentan ante el mundo noticias en donde estigmatizan a Chávez y lo intentan convertir en el responsable de la confrontación con Colombia cuando  la realidad es absolutamente distinta. En este orden de ideas, la propuesta del presidente Chávez de difundir su columna de opinión LAS LINEAS DE Chávez en el hermano pueblo colombiano es de importancia capital para informar a un pueblo absolutamente desinformado y aislado de la realidad gracias a la acción de la dictadura mediática en ese país, al igual que es válido y urgente activar todos los mecanismos de información que hagan llegar la información al pueblo colombiano, eso lo hace la derecha aquí en este país, para eso tienen a su disposición a canales de Tv y periódicos apátridas que se prestan por intereses económicos en esa campaña de zapa contra el gobierno democráticamente electo del país.


Un vínculo informativo con el pueblo de Colombia igualmente debe servir para articular toda una política que nos involucra a todos y fortalecer un poderoso movimiento de opinión que devele los planes imperiales y de las oligarquías del hemisferio. La política que viene llevando adelante el gobierno revolucionario de Venezuela no puede estar al margen de la lucha de todos los pueblos, especialmente los pueblos Latinoamericanos. EL PLAN POLITICO DE UNION propuesto por Chávez es un llamado a toda la gente decente de este continente, no solo se trata de quienes militamos en los principios del socialismo; una intervención directa del imperio pasa como lo señala Chávez por derrocar el gobierno escogido por los venezolanos, es decir, pasa por derrocar a Chávez, lo cual sumirá a este país en una guerra de no se sabe cuanto tiempo porque lo que si se sabe es que este pueblo venezolano junto con su ejército defenderá  la patria hasta las últimas consecuencias… ¡Que no se equivoquen los imperialistas, en Venezuela morderán el polvo de la derrota! Una hipotética agresión del imperio a Venezuela, donde se intente derrocar a Chávez encenderá este continente por los cuatro costados, quien no entienda este escenario no comprende los cambios profundos que se están generando y cuya dinámica propia exige la profundización del mismo cada día más, no es capricho los llamados a la profundización de la revolución, es una necesidad histórica y Venezuela asumió la vanguardia de esta batalla que es frontal contra el imperio. Lo que está ocurriendo en este continente ya no es solo una cuestión de consignas, se trata de la más cruda realidad de la tesis más absurdo de un imperio que se niega a morir ante el avance indetenible de los pueblos y para ello es capaz de masacrar pueblos enteros. El gobierno de Uribe es uno de los más represivos del continente, su política se está manejada bajo el mejor estilo de las bandas que se apoderaron de ese estado, paramilitares y narcotráfico, sin embargo, en las profundidades de Colombia está intacta la historia, la valentía demostrada en la lucha contra el imperio español...en las profundidades de Colombia está viva la llama que encendió Bolívar y llegó la hora de dejar a un lado el formalismo burgués en donde se le pide respeto a los pueblos, pero ellos irrespetan a los pueblos a cada instante, los agreden, elaboran planes concretos para expoliarlos de sus riquezas y nos amenazan con una guerra fratricida cuyo único interés es desestabilizar la región que viene construyendo sus sueños por las vías absolutamente pacíficas. El comportamiento de las oligarquías se asemejan en los distintos escenarios; a Ecuador se le agrede, no obstante, a pesar del descaro, se intenta convertir a la víctima en victimario; igual pasa con Venezuela, igual actúa la oposición venezolana: hace una marcha y en vez de trasmitirle un mensaje al país defendiendo sus ideas y sus principios, sabemos que no los tienen, pero al menos deberían disimularlo, pero no, prefieren generar la violencia, herir a policías, violar las reglas, porque en el fondo su verdadero discurso es darle una patada a la mesa, acabar con la democracia porque ya tienen la línea del imperio que establece el derrocamiento de Chávez, eso es lo que termina corroborando el presidente el día de ayer y que nosotros no podemos permanecer impávidos, por lo menos quienes llevamos en la sangre la idea de la revolución jamás debemos pasar de forma desapercibida la advertencia del presidente...es el fascismo en acción que utiliza las instituciones y las desecha cuando éstas no les conviene, asimismo está el imperio y los que se entregan políticamente a sus designios dentro y fuera del país.

No nos llamemos a engaño, el imperio sabe que cada día se le cierra el círculo más y más, de allí el desespero. El imperio y sus laboratorios ideológicos saben muy bien que es inevitable la profundización de los procesos revolucionarios en los países donde ocurren dichos procesos con mayor claridad, su capacidad de maniobra cada día se reduce más y por ello entran en pánico y desesperación; ya no podrán seguir jugando al engaño, a la maniobra, a la utilización de aliados internos porque en la medida en que los procesos se definen, los infiltrados, los confusos, los engañados se definen también, se aclara el panorama y la acción es más contundente y precisa; tiene razón Antonio Aponte cuando señala. La oligarquía venezolana "pegó el grito al cielo" porque un oficial del ejercito venezolano, de manera clara y contundente arengó a sus soldados diciendo lo que todo oficial del ejército bolivariano debe decir y debe tener claro (denunciar ante los soldados los planes desestabilizadores de la oposición) esto forma parte del plan imperial para derrocar a Chávez, ellos saben muy bien que sus planes pasan por el derrocamiento de Chávez en Venezuela, Correa en Ecuador, Evo en Bolivia, Ortega en Nicaragua y ya ustedes saben lo que ocurre en Honduras. Hemos dicho con anterioridad que aquí en Venezuela la oposición no mueve un pelo sin la articulación del plan imperial. Han querido estigmatizar al Coronel Benavides que arengó a sus soldados ¿Acaso es un delito decir la verdad? Por el contrario, es el deber de un verdadero soldado. Por otra parte, EL PLAN POLITCO DE UNION que propone Chávez debemos abrazarlo como una tarea impostergable, nuestras misiones diplomáticas, nuestro partido y toda herramienta posible debe estar al servicio de este plan ¿Hasta cuando seguimos cayendo en el chantaje de la derecha y de sus medios de no llamar las cosas por su nombre? Llamar las cosas por su nombre es develar los planes del imperio, ellos saben claramente lo que tienen que hacer: derrocar a Chávez y los gobiernos progresistas y revolucionarios de la región, acabar a sangre y fuego con nuestra revolución, ante esto, la respuesta tiene que ser contundente, si en esa respuesta existe una pizca de duda, de vacilación, de falta de determinación, las consecuencias pudieran ser catastróficas. Sensibilicemos a toda Latinoamérica en este sentido y en Venezuela profundicemos la revolución en todos los espacios...llegó el momento de acelerar, llegó el momento de incrementar la marcha y las acciones "vacilar es perdernos", con esa frase el padre Bolívar nos dejó un faro encendido, necesario en esta hora. 


latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2271 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad