Uribe Vélez, dualidad santanderiana i licenciado vidriera


“La convivencia pacífica de todos

  los hombres se funda en especial

  en la confianza mutua, y sólo en

  segundo lugar en instituciones tales

  como la Ley o la policía. Ellos tienen

  la misma validez para las naciones

  que para los individuos. Pero la confianza

  se basa en la relación sincera en cuanto

  a dar o tomar”

  Albert Einstein 

 

“Bases militares en Colombia son siete

                                             puñales en el corazón de América”

                                         Fidel Castro Ruz

 

      El presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, antiguo abogado i parlamentario cómplice de quien fue quizá, el más famoso Capo o Jefe de un Cartel de Narcotráfico de sus país, el narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, delincuente tan poderoso económicamente que, cuando cayó preso en una ocasión se construyó una cárcel particular cinco estrellas, para temperar i planificar cómodamente sus nuevas incursiones, aunque más delante libre otra vez, fue necesario eliminarlo, porque con su astucia, su dinero mal habido i sus notables cómplices, les hubiese llegado a presidente o dictador. Así presenciamos a través de los medios de comunicación, cómo se le persiguió, acorraló como a una bestia salvaje (porque hai “bestias” civilizadas) i se le asesinó con complacencia de su antiguo socio o allegado, el presidente tiempo después, Uribe Vélez, no fuere a hablar i comprometer más de lo que está, con los negocios ilícitos, el para-militarismo i el narcotráfico, que fue un negocio  mui lucrativo que le dio poder político para llegar a la presidencia, i hasta para comprar congresistas para lograr sus muchas ambiciones. Para algunos hombres, la baja estatura, la compensan con un ego hinchado de maldades i audacias sin límites. Este es el caso. Tu es ille vir.

       Ya cuando llegó a la presidencia, el pueblo colombiano sabía que tenía un mandatario delincuente que se reeligió  deshonestamente i luego maniobraba para lograr un tercer período en la primera magistratura, para aumentar sus negocios i poderes -nunca para el bienestar de su pueblo- i sin que sea necesario saberlo o decirlo, su fortuna personal. Mientras tanto, no le ha importado las masacres que se hacen en su pueblo (tanto por el ejército como por los militares) i los problemas que inventa para impedir el rescate de los rehenes en manos del ejército opositor que distinguen con las siglas de las FARC, i presentan como guerrilleros o terroristas. Con eso complace a la peor oligarquía de América o del planeta Tierra i se las ingenia para ser el personaje de una de las obras de Moliere.

 

      Por eso, en una ocasión, después de muchas fechorías contra Venezuela, la patria de quien libertó a la Nueva Granada, i de adversar el ideal bolivariano i el Proceso Revolucionario Pacífico de Venezuela, habiendo hecho el ridículo en una cumbre corriendo a estrechar hipócritamente las manos de otros mandatarios del continente, i creo que, cuando restablecidas a medias las relaciones de amistad con algunos, creo que cuando se inauguraba la construcción de un gasoducto, el presidente Chávez, demostrando su pacifismo i sus condiciones de caballero i diplomático, no solamente le dio la mano i le abrazó, sino que le trató de “hermano”, lo que disgustó no solamente a la escritora Gloria Gaitán, hija del asesinado líder Jorge Eliécer Gaitán, sino a muchos venezolanos que conocemos, repudiamos i  adversazos de todo corazón, a ese presidente traidor a su pueblo i a toda la América Latina. Ese mediocre i miserable señor de las traiciones, no ha respetado ni siquiera la memoria de su gran compatriota que consideramos no muerto sino sembrado en el suelo americano como ejemplo, i como dice su digna hija, lo ha asesinado de nuevo, humillando su tumba i persiguiendo a sus familiares i sus recuerdos materiales.

 

     Este nefasto presidente, antibolivariano por excelencia, luego de ser pitufo i lacayo de su oligarquía perversa, es un traidor para todo el continente, por no decir de todos los ciudadano i países libres i honestos del planeta; pero con una presencia deplorable como ser humano -un Tartufo de la política internacional, i un comerciante inmoral de la vida i soberanía de los pueblos- como lo demuestra en el presente, después de poner la nalgas políticas hacia el norte, i concediendo hasta siete (7) bases en su territorio al Imperio Norteamericano con soldados i armamentos para una guerra, con otras bases en el Caribe i movilización amenazante de la IV flota de los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, que no se justifica para los propósitos que anuncian. Entonces, sale con todo descaro en gira por algunos países, a tratar de “explicar” lo inexplicable, aunque rehuyendo cobardemente a Ecuador i a Venezuela i sus respectivos presidentes, por miedo de enfrentar con la faz manchada de excremento a los que traicioneramente ha ofendido. Por eso huye igualmente de la Cumbre de UNASUR en Quito, en la que se inaugura como el primero i más sucio miembro traidor. Creo que al presidente Correa i al presidente Chávez, la dignidad i el honor debería no permitirles ni estrechar la mano del Tartufo, o de ser necesario por diplomacia, hacerlo con guantes desechables. Colombia, o con precisión, su gobierno, debería prohibir la ingerencia extrajera en su territorio, acorde a todas las organizaciones de los países libres i demócratas de Latino América (que deberíamos irle quitando lo de Latino o de Íbero) i, como persona a su presidente, este enano siniestro que prepara la guerra fraticida i la guerra de conquista, considerarlo indigno de la amistad de quienes ayer fueron sus amigos. En Quito debería concretarse la expulsión de Colombia.

 

      Queda claro, sin embargo, que no se trata del pueblo colombiano que durante medio siglo ha soportado una guerra interna que lo ha humillado i destruido, así como obligado a huir hacia Venezuela, buscando la paz i la oportunidad de mejor calidad de vida; por eso existen en nuestra patria alrededor de unos 4 ó 5 millones de colombianos, víctimas de todos los gobiernos oligarcas desde los tiempos de Santander, todos iguales al protagonista de la noche septembrina, o al despreciable presidente Uribe, acaso con discretas excepciones. Ya no son 4 bases sino 7 las que este hombrecito ha concedido a las huestes del norte; el objetivo principal es Venezuela donde la oposición fascista celebra, pese a que serían los primeros exterminados por lacayos infames; pero como bien dice Fidel, son siete (por ahora) puñales en el corazón de América, pues a todos los países del continente hai que robarles sus riquezas i sus vidas. La Amazonía ya la han considerado como “patrimonio de la humanidad” i la humanidad son ellos solos los del norte. Mientras países más pequeños como Bolivia i Ecuador, han tenido el coraje de prohibir i expulsar bases norteamericanas, esta basura humana expone a su patria como la vergüenza de América, i es tan falso, tan ambiguo, tan mediocre, que habiendo pactado la traición del continente i convenido la guerra que, luego de ser un Tartufo enano, quiere visitar a otros presidentes ofendidos, mostrándose fino, transparente, delicado como de cristal o sea un Licenciado Vidriera que, lamentablemente los que transparenta es un alma corrupta i un vil como pocos. Por eso a su mentalidad les es aplicable el dicho popular de aquella época que me lo recordó el latín del día: Nolo, nolo, sed nolendo dico volo, o sea: “No lo quiero, no lo quiero pero queriéndolo digo quiero”.

robertojjm@hotmail.com

 
 

       



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1985 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a83992.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO