Petrocaribe, Francis Fukuyama: "Fin de la historia" y Hugo Chávez Frías

La crisis en los Estados Unidos de América no es desconocida por persona alguna que se interese sobre finanzas, precios del crudo, bienes raíces, y pobreza. La crisis ha tocado a la estructura social y a la estructura del sistema financiero de aquel país. La calificación “Imperio” comienza a ser analizada excepto por el sector militar que sigue creciendo a “pasos agigantados” en la misma relación que se desarrolla la guerra en Afganistán y la necesaria presencia en Iraq y la “objetiva” presencia de la IV Flota al sur del rio Bravo. La “conciencia militarista” se expande en su propio ego en la medida que Israel declara, sin tapujos, que está dispuesta a atacar a Irán para “salvar al mundo”. La Dra. Rice ha respaldado cualquier acción que trate de encontrar caminos de salida a una crisis “at home”.

Cualquier cristiano con “sentimiento y conocimiento”, en reflexión, se debería preguntar ¿hasta dónde llegará esta locura? Claro, mas importante son los “inhabilitados” que el “ser humano”; mas importante es discutir la competencia eclesial que la “crítica a la locura”. Frente a este cuadro, no queda más remedio que actuar en favor de “las gentes”; acercarse a lo contrario para, dialogando, tratar de encontrar salidas de paz y crecimiento económico para evitar que la “pobreza se convierta en violencia”. Por eso, las críticas venidas de “seudo-nacionalistas” y “expertos internacionalistas” son agregados de una política guerrerista y/o entreguista de adeptos a las comodidades de los escritorios pero sin proponer salidas dignas. Con razón Mao Zedong, cuando declaró la instalación del Gobierno chino en la plaza de Tian Anmen, el 1º de octubre de 1949, dijo: “el pueblo chino ha recuperado su dignidad” [después de 100 de humillación].

En ese orden, nos encontramos con dos razones que producen las crisis en el Imperio: finanzas y petróleo. Hemos sostenidos que la Revolución Bolivariana, socialista y humanista, que está contribuyendo con los “pobres de los pobres” en regiones y sectores de la sociedad norteamericana, podría profundizar sus relaciones en el sector petrolero con los Estados Unidos de América, en la medida que haya una sincera relación de respeto a los asuntos internos de la Revolución Bolivariana; a sus relaciones externas con sus hermanos del continente; y a una relación de “mutuo beneficio”. Así de sencillo. Cualquier declaración de intermediarios, significa “pérdida de tiempo”. El Gobierno Bolivariano conversa con el “dueño del circo” no con los empleados.

En ese marco de acciones y propuestas, nos encontramos que el intelectual de derechas, reconocido y confeso, Francis Fukuyama, autor de la tesis “Fin de la Historia”, en Pardee RAND Graduate School (http://www.rand.org/news/press/2008/06/23/), en una disertación ante graduandos en doctorado y master, manifestó que “…los Estados Unidos [de América] se debe adaptar a un mundo en el cual el “poder militar” (comillas nuestras) ya no es suficiente, y es necesario avocarse a los problemas en “casa” (comillas nuestras) si se desea continuar manteniendo la influencia [en el escenario] global…” ¿Cuáles son esos problemas caseros a los que se refiere Fukuyama? Primero clarifica dónde se originan esos problemas y dónde se deben “atacar los problemas” cuando expone que “…los problemas en los que los Estados Unidos [de América] están incursos, son consecuencia (producto) de sus “propia creación” (comillas nuestras); ninguno de estos problemas y retos son insolubles: Son problemas mayoritariamente políticos e institucionales…”

Punto y aparte. Si el contenido de la frase es cierto, camaradas y camaritas, los Estados Unidos de América están incursos en profundidades abismales de una crisis estructural que además es muy grave. Fukuyama dijo ante graduandos de la Pardee School, adscrita a, probablemente, una de los más prestigiosos “think tank” del Imperio, muy cercano a la Secretaria de Defensa, Pentágono y a la  industria militar de los Estados Unidos de América, que el sistema está en profunda y preocupante crisis. Fue claro. Los problemas del Imperio son “caseros”; los problemas son causados por “decisiones políticas estructurales”; los problemas son consecuencias de “toma de decisiones” equivocadas. Y son problemas con solución. Estamos de acuerdo.

Con un lenguaje cuidadoso, Fukuyama expuso a cual sector de la sociedad norteamericana, la crisis, está afectando con mayor intensidad cuando recomienda que la política exterior de la nación del norte debiera poner mayor énfasis en el “trabajo social” y “reconstrucción de la nación”. Es decir, se refiere a los sectores donde la crisis del Imperio, en casa, está afectando la estructura del propio sistema capitalista: lo social y la necesaria reingeniería del Estado norteamericano. Y en ese marco de ideas propone, indirectamente, la solución: “…grupos como Hamas, Hezbollah y líderes latinoamericanos como Hugo Chávez, han alcanzado el poder ofreciendo “seguridad social” (comillas nuestras) a los pobres de sus países…” Si Fukuyama viviera en Venezuela, la oposición le diría: “cobarde y chavista”.

Pero Fukuyama va mas allá definiendo los problemas y sus soluciones: “disminuir la capacidad del sector público”; “entender y aceptar las realidades de los países desde una óptica diferente a la americana (imperialista, diríamos nosotros); y las contradicciones entre los partidos del sistema que no logran ponerse de acuerdo para buscar las soluciones a la crisis (la crisis de la 4ta República, diríamos nosotros). Va mas allá cuando, directamente, expone que “…el sistema político ha sacado de la mesa de discusión y negociación los problemas que necesitan solución inmediata y los problemas que se presentan a largo plazo…” acusando tanto a la derecha como a la izquierda norteamericanas de no asumir la necesidad de elevar el “impuesto a la energía” que es el camino más evidente para no continuar con la dependencia petrolera de países extranjeros: mutatis mutandi: Venezuela.

Solo le faltó a Francis Fukuyama, el autor de la tesis “Fin de la Historia” (¿de los Estados Unidos de América?) proponer en RAND Corp. la incorporación de los Estados Unidos de América a PETROCARIBE.  
 

delpozo14@gmail.com  


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3531 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a60474.htmlCd0NV CAC = Y co = US