Los malandros que trajo Colón

Los primeros pobladores blancos de estas tierras fueron los aventureros extraídos de las cárceles peninsulares españolas donde cumplían condenas por robos y otros crímenes, estos maleantes vinieron atraídos por el brillo del oro (también vinieron algunos religiosos que fueron muy prolíficos en el trópico), luego cuando España necesito onzas y doblones de oro se pusieron aquí en subasta los títulos nobiliarios, de esta forma quienes salieron de España por la puerta trasera compraron los títulos para borrar su oscuro pasado y para presumir de su decencia.

“Mientras estaba en la barca, hice cautiva a una hermosísima mujer caribe, que el susodicho Almirante me regaló, y después que la hube llevado a mi camarote, y estando ella desnuda según es su costumbre, sentí deseos de holgar con ella. Quise cumplir mi deseo pero ella no lo consintió y me dió tal trato con sus uñas que hubiera preferido no haber empezado nunca. Pero al ver esto (y para contártelo todo hasta el final), tomé una cuerda y le di de azotes, después de los cuales echó grandes gritos, tales que no hubieras podido creer tus oídos. Finalmente llegamos a estar tan de acuerdo que puedo decirte que parecía haber sido criada en una escuela de rameras”.

Este es el testimonio escrito en el siglo XV por Michel de Cúneo uno de los malandros que trajo Cristóbal Colón, la carta expresa claramente como un tipo que seguro medía mas de un metro ochenta de alto y que era un presidiario acostumbrado a la violencia, forcejea con una mujer que de seguro media menos de 1,60 metros de altura, y solo logra dominarla por la fuerza, toma una cuerda y la golpea salvajemente para que acceda a sus pretensiones, desde entonces esta historia en que el mas fuerte se usa la violencia para aprovecharse del mas débil se ha reproducido, siendo América Latina la hermosísima mujer caribe que resiste, y siendo cualquier agente externo el invasor que la azota para que cumpla sus deseos.

Hoy Latinoamérica se alza cansada de tantos atropellos, al frente va Venezuela, estamos en beligerancia contra el imperio de la pobreza desde el 27 de febrero de 1989, hemos batallado en varios campos obteniendo victorias y también capitulaciones, en las ultimas luchas hemos salido victoriosos demostrándole al mundo que en estas tierras los hombres y mujeres tenemos esos genes caribe herencia de las tribus de Guaicaipuro, Naiguatá, Guaicamacuto, Chacao, Aramaipuro, Paramaconi, entre otros.

Pero esta lucha es de toda Latinoamérica, lideres y liderezas de esta época nos demuestran que sí la desgracia es producto de la historia hecha por los hombres, entonces por los hombres y mujeres puede ser deshecha, los ejemplos de Hugo Chávez y nuestro gobierno enfrentándose a la poderosa multinacional Exxon mobil, Evo Morales el 23 de marzo del 2008 solicitándole al gobierno de Chile que se le devuelva a Bolivia la región de Antofagasta (su salida al mar) que se le arrebató durante la guerra del pacifico propiciada por los ingleses, las acciones de Rafael Correa frente a la violación del territorio ecuatoriano por parte del brazo armado imperialista y las medidas económicas aplicadas por Cristina Kirchner, que han generado un paro de los terratenientes argentinos, confirman que estamos en guerra y que hay muchos frentes de batalla.

Los medios de comunicación son un arma importante en esta guerra, en el caso venezolano por ejemplo hay que difundir como las políticas del gobierno de Hugo Chávez, abonan a la gran deuda social que tiene el Estado con los hombres y mujeres de la Republica Bolivariana de Venezuela, el dinero que antes se llevaba la exxon por vía del petróleo, principal combustible de cuantos ponen en marcha al mundo actual, material estratégico y razón fundamental para las actividades militares, fuente de fabulosas ganancias y también la riqueza más monopolizada en todo el sistema capitalista, hoy se invierte en la gente por medio de las misiones como elemento masivo de inclusión social en los sistemas educativos, de salud y alimentación, la construcción de sistemas de riego con el claro objetivo de alcanzar la soberanía alimentaria, recuperación de tierras, creación de órganos para el financiamiento agrícola y para la pequeña y mediana industria, impulso de la agroindustria estatal con fines a ser propiedad social directa, el empoderamiento popular de las radios comunitarias, los fundamentos de la ley de consejos comunales y muchos planes más que no se difunden en los medios de comunicación privada pertenecientes a la oligarquía amenazada, a cuyos miembros no les conviene comunicar estos extraordinarios avances sociales he incluso dicen que el dinero del Estado se esta malgastando, ratificando de esta forma su condición clasista e individualista en la que las mejoras deben ser un privilegio de las élites, y no de la mayoría de habitantes de un país. La joven Caribe esta vez demuestra su fuerza al invasor, estamos demostrando fuerza, por encima de los defectos de nuestra revolución, están estos logros: ¡¡ Que viva la revolución carajo!!.


gabrielmarchan@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4448 veces.



Gabriel Marchán


Visite el perfil de Gabriel Páez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: