Oposición realista

En Los Palos Grandes, ponle, hay un rey. Venezolano y todo. Uno tiene que doblar el lomo ante él porque es terciante de Dios y carruaje de todo lo sublime. Hay que llamarlo “Su Serenísima Majestad”, calarse su manirrota haraganería. No puedes ni criticarlo porque funda la legitimidad de la Nación toda.

¿Verdad que no pega? Bueno, sí le pega a la oposición monárquica. Después de 200 años, como en ciertos países europeos, tenemos un partido realista. Qué adelanto. De todos modos supongo que los mismos monárquicos venezolanos armarían una guachafita si tuviéramos rey. Le meterían el dedo en el ombligo, diciéndole:

—Y esa majestad ¿qué?

Una revolución republicana en la Venezuela de hoy ocurriría en medio de una gran cuchipanda. Porque, vamos, por más que sea, a estas alturas la monarquía es una ridiculez y una vergüenza. Demuestra que el tiempo histórico no es una línea sino una malla con idas, venidas, retardos, aceleraciones.

¿Qué tinglado ideológico sostiene a un rey? El derecho divino. Francisco Franco era Caudillo de España por la Gracia de Dios y solo era responsable ante Dios y ante la historia, como los reyes. Luis XIV se apoyaba en el entramado simbólico de todas sus enmarañadas ceremonias. “No puedo”, decía Su Semiótica Majestad, “estar explicando a todo el mundo cuál es su localización ante el poder, en cambio con la ceremonia se sabe de inmediato”.

Los reyes son despotismo en estado obsceno. No son biodegradables porque son hereditarios. Los hijos del monarca muerto no están de duelo porque “ha muerto el rey, ¡viva el rey!”. Y demás chilindrinas.

Los venezolanos vivimos 300 años en monarquía y 200 en república, pero luego de perder un tercio de la población en la Guerra de Independencia, entendemos mejor que muchos europeos qué es una república, aunque algunos académicos de la historia añoran la reanexión al Reino de España.

Por eso recomiendo a la oposición monárquica que corone rey a Luis Alfonso de Borbón, o sea, Luis XX de Francia, tan Borbón como JuanCa, pero que vive en Venezuela casado con venezolana, y encima nieto del Caudillo (ver “Luis XX de Venezuela", en http://www.analitica.com/bitblioteca/roberto/luisxx.asp. Más prosapia imposible para la oposición realista, que con razón juramentó a un rey absoluto el 12 de abril de 2002. Ahora caigo.

www.analitica.com/bitblioteca/roberto/articulos.asp


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4920 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a44738.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO