Todos los días es 13 en Venezuela

Luego de apreciar –vía Telesur- los incidentes de la llamada Cumbre de Las Américas, con su manipulado logotipo que intenta hacerle creer a los latinoamericanos que el hermano mayor, el ave azul, les ofrece la paz a las pequeñas aves rojas, de nuestra Suramérica, al llevarles una ramita de olivo, no hubo necesidad de imaginarse que otra cosa pasaría.
 
Diría Pepe Mujica entre sus amigos que si bien los mandatarios apoyaron todos a Venezuela, bien es cierto que lo hicieron como para no quedar rayado ante sus pueblos, porque después, algunos se comportaron como una manga lisonjera de imperios.
 
Algunos parecieron acostumbrarse a ese Señorío, del que en ocasiones cita Evo Morales.  
Precisamente esa conducta exhibida por algunos, está muy alejada, totalmente del pueblo, valga decir de un día 13, que precisamente es el nuevo e imperecedero manifiesto de los venezolanos y de esa manera, cualquier número que aparezca por allí, en cualquier tiempo, siempre se encontrará frente a un 13 de abril, aunque ocurra en cualquier mes del año.
 
¿Esto qué es?
 
Pues, que aunque el imperio esté de manera obstinada y no cese en apartar sus intenciones, ese objetivo que tiene planteado de adueñarse de nuestros países, nuestras vidas, nuestros recursos, pero ahora con una estrategia distinta, disfraz al fin, el 13 debe estar activado de manera permanente.
 
Es mas, el 13, es decir, el pueblo activado, debe ser el importante brazo defensor que esté alerta en cada una de nuestras naciones, porque como dijo uno de los analistas presente en la denominada Cumbre de Las Américas, no será en este momento cuando EE.UU actúe, pero el imperio no cesará sus intenciones porque están viviendo momentos críticos.  
 
Ya sabemos cómo actúa el imperio, se vale de cualquier cosa y para ello cuenta con los dólares que se necesiten; tiene a su lado un montón de pensadores, diseñadores, cineastas y actores listos para diseñar lo que se le ocurra a los fines de alcanzar los objetivos que tiene en mente, como “cobijar” a toda Latinoamérica como hizo con el pobre México, al cual le quitó media geografía, someter colonialmente como lo ha hecho con Puerto Rico o entrar mas ladinamente en nuestra región como lo hizo al auspiciar el desprendimiento de la región norteña de Colombia, que luego le dieron el nombre de Panamá, ejercer la propiedad el Canal y, de paso, bombardearla, para luego auspiciar nuevos gobernantes que se inclinen a sus intereses.
 
Y no nos vengan con el cuento de que vienen a Suramérica a combatir el narcotráfico, porque pese a sus siete bases en Colombia el negocio sigue igualito, con mas sabor porque el bonche de los agentes de la DEA parece que ha sido bastante caliente, al punto que están siendo investigados por el FBI, mientras unos tres mil marines van a Perú y el sabor de la droga sigue enamorando a mucha gente en el norte, mientras 50 millones de pobres pasa hambre y los afroamericanos siguen muriendo a manos de la policía, todo un código en materia de derechos humanos.
     
        

Lee el siguiente blog: wwwpertinentes.blogspot.com (Premio Aníbal Nazoa/2010) Mención Opinión)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1844 veces.



Pedro Estacio


Visite el perfil de Pedro Estacio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI