Pildoritas 100 (año VII)

¿Será en junio la prueba más difícil para nuestra revolución?

Junio, según ha manifestado nada menos que el Presidente de la República quien se supone la persona más informada del país, es el mes fijado por la subversión para lanzar lo que el Nazional, por ejemplo titularía de nuevo, como en el 2002: “la batalla final”.

Es decir vienen con todo para intentar replicar aquí, lo que varios países del mundo han vivido o están viviendo actualmente, en los que grandes contingentes de mercenarios, han penetrado los territorios para convertirlos en violencia permanente de muerte y destrucción, con miras a lograr el objetivo de derrocar los gobiernos legítimos y colocar otros que le garanticen al imperio ser sus patios traseros, cuyas materias primas como el petróleo y demás recursos sean la solución de su crisis, que a muy corto plazo podría ser el desastre para sus economías, que como sabemos están en caída libre.

Son acciones desesperadas de sobrevivencia y nuestro país es un blanco apetecible, como ninguno, por ser, por gracia de Dios, una fuente enorme de energía, tener las mayores reservas de petróleo del mundo y una de la mayores en gas, así como de agua y biodiversidad, sin contar el oro, hierro y múltiples fuentes minerales,.

El imperio sabe que de no actuar como lo hace, está condenado a seguir la suerte de todos los imperios que han existido en el mundo a lo largo de la historia.

Lo que ha anunciado el Presidente, es una posibilidad que obedece a planes de vieja data, pero que se hicieron vigentes y necesarios con la llegada al poder de la Revolución Bolivariana, que ha sido sometida desde sus comienzos a arteros ataques, todos derrotados, afortunadamente.

Ahora vienen de nuevo con una guerra endógena, pero esta vez con participación exógena de un elemento que vende muerte como es el grupo de mercenarios llamados también “contratistas”, quienes como hemos visto a través de los medios son carniceros sin escrúpulos, muy bien armados y con el apoyo de todo tipo, del imperio gringo y sus aliados..

Se sabe a ciencia cierta que ya muchos de ellos están aquí, que han ingresado armamento en grandes cantidades por los caminos verdes y a veces no tan verdes de nuestras fronteras.

Venezuela no es hueso fácil de roer, quizá olvidan la historia que nos ha traído hasta aquí, en la que, casi sin parangón, somos un país que ha parido libertadores quienes dejaron un legado muy profundo y fuerte que fue retomado por otro libertador del finales del siglo 20 y principios del 21 que vino renovar los principios libertadores en buena parte del pueblo, airoso en todas las pruebas a que ha sido sometido.

Es de esperar que lo que pueda suceder en junio, que podría ser la prueba más difícil, no sea la excepción y así como en Vietnam el imperio y sus mercenarios tengan que salir con las tablas en la cabeza, así como los traidores de aquí que como sabemos están identificados porque no han tenido escrúpulos en los últimos casi tres meses, para, a manera de avanzada, causar los terribles daños que hemos vivido los venezolanos en algunas, pocas, gracias a Dios regiones del país.

Se supone que lo que viene pretende ser un ataque generalizado con miras a obligar la caída del gobierno, y lo hacen porque la fuerza es su única alternativa ya que las continúas derrotas, a pesar de las enormes cantidades de dinero y de las terribles campañas mediáticas, les han obligado a descartar las vías constitucionales.

No les va a ser fácil, por un lado porque Venezuela tiene una Revolución organizada, que hasta ahora ha sido pacifica pero que está armada, no solo con las armas de la República sino de la razón, basada en principios muy sólidos, también porque somos un país que no esta solo, grandes potencias son nuestras aliadas, no sólo por afinidades ideológicas, sino porque tienen en nuestro territorio grandes inversiones cuyos intereses van a defender, América Latina, sobre todo la del Sur en su mayoría, también ideológicamente afín y con gobiernos progresistas, no se va a cruzar de brazos, igualmente muchos pueblo del Caribe..

Si Dios tiene previsto para este pueblo pasar por una prueba como la que pareciera nos está destinada, seguramente será para bien, correría sangre que pareciera, quienes apoyan una intervención armada, no va a ser la de ellos, como si los mercenarios en tierra, y bombas y misiles desde el aire, fuesen capaces de identificar a quienes están o no con la revolución, para solo matar chavistas y dejar ilesos a los traidores.-

De todas maneras hay que estar preparados para lo que sea, si es que se atreven a llevar adelante sus planes de muerte y más si como parece la Alcaldía este 25 de mayo va a seguir en sus manos para que desde allí sigan en su empeño por el caos.-

NOTA AL MARGEN:

Acaba de declarar el gobernador Vielma Mora que: “Al Táchira llegan 28 mil toneladas de alimentos mensuales, por lo tanto no hay desabastecimiento”.

Pregunto: ¿Donde están el aceite, la leche liquida y en polvo, el azúcar, el papel higiénico, productos que hace meses no se consiguen en los abastos y cuando se consigue es en manos de buhoneros o de expendios en los llamados mercados municipales que los venden a precio de oro?. Y ¿el champú, la crema dental y las hojillas de rasurar?

Creo, con todo respeto que no se pueden hacer aseveraciones alejadas de la realidad pues por esa vía se le están dando armas al enemigo, que las aprovecha sobre todo cundo tiene como objetivo seguir con la alcaldía en sus manos para utilizarla en sus fines desestabilizadores.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2532 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas