Una trampa llamada ONG

En nuestro país han proliferado las ONG (Organizaciones No Gubernamentales), que es lo mismo organizaciones que representan un colectivo o una causa que no son manejadas o apoyadas por entes oficiales del gobierno.
 
En tal sentido aquí hay ONG para todo, sin embargo lo único realmente resaltante de estas ONG son las figuras que las representan, las cuales se rodean de un halo de sabiduría relacionada directamente con la causa de la ONG, sabiduría por cierto no firmemente respaldada por nadie salvo por ellos mismos, se da el caso excepcional que una misma persona se declara experto en varias cosas.
 
Lo delicado de esto es que estas personas son presentadas con bombos y platillos por los medios de oposición (No oficiales) para dar declaraciones que o casualidad siempre son en contra del gobierno.
 
No hay un mínimo de seriedad en esta ONG, ya que su único y directo objetivo es minar los proyectos del gobierno, crear la duda y sobre todo distorsionar las realidades.
 
El gobierno debe reglamentar las ONG, las mismas deben para ser legales contar con un registro de firmas que respalden su creación y esencia, debe velar para que la democracia (Principal bandera de estas ONG) sea respetada para la selección de sus autoridades.
 
Ojo llamo la atención, cuando un fulano se presenta por una ONG como representante de los padres y representantes de los estudiantes de primaria y segundaria de los colegios públicos, es delicado que sus apreciaciones y puntos de vista pueden ser considerados como los de un colectivo de miles de personas cuando la realidad es que es una opinión enteramente manipulada y con un fin muy diferente a la protección de los verdaderos derechos de los estudiantes.
 
Hay una señora llamada Roció San Miguel que habla en nombre de los militares desde una plataforma de ONG llamada CONTROL CIUDADANO PARA LA SEGURIDAD Y LAS FUERZAS ARMADAS NACIONALES, esta señora abogada de la UCV y que ha hechos muchos cursos a costa del mismo estado, se erige como una profunda conocedora del estamento oficial y de sus leyes y reglamentos las cuales interpreta desde un punto de vista muy personal.
Es absurdo pensar que una persona sin una preparación mínima dentro de las Fuerzas Armadas nacionales, se atreve a criticar su accionar y sobre todo la legalidad de sus acciones. Sin embargo, siembra la desconfianza con claro objetivo de atacar la revolución bolivariana.
 
Y es que esta gente bajo el techo de ONG y amparados por la manoseada bandera de los Derechos Humanos, atacan a nuestro pueblo constantemente desde las trincheras de la oposición.
 
Pero hay algo que me llama la atención muy poderosamente, de que viven estas escorias, de dónde sacan estas ratas fondos para ir a diferentes partes del mundo solo para hablar mal de nuestro gobierno y de nuestro pueblo. Quién financia a esta gente, sabemos por la compañera Eva Golinger del financiamiento, pero pregunto yo como reciben los fondos en bolívares, quien les cambia el verde y sobre todo a qué precio, quien paga los pasajes los hospedajes, quien financia todo el trote de estos canallas.
 
Nosotros el pueblo tenemos derecho a saber, no se dicen ellos representantes del pueblo.
 
Pero lo mas importante, quien controla las ONG, yo particularmente, creo que una ONG para arroparse la representación de un sector debería contar con por lo menos el 10% del patrón electoral en firmas depositadas ante un organismo como la Defensoría del Pueblo.
 
En la batalla por el socialismo, no podemos descuidar ningún frente.
 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3399 veces.



Roberto Perez


Visite el perfil de Roberto Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Pérez

Roberto Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a131353.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO