Resistamos junto a Irak


Anoche, martes 16 de noviembre, un grupo de pretendientes a revolucionarios, pudimos bajar un poco el nudo que nos ahoga desde hace días, al saber que se realiza un publicitado genocidio contra la resistencia iraquí en Faluya, sin hacer en nuestro país actividades que se opongan a tales atrocidades. Nos reunimos varios militantes de organizaciones sociales, gremiales y políticas, en un salón de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV, para conformar un núcleo que desarrolle la solidaridad en Venezuela. Para este jueves 18/11, a las 6 p.m., está prevista la próxima reunión, en el mismo lugar. El pueblo de iraquí urgente necesita el apoyo solidario, para echar de sus tierras al ejército invasor norteamericano y a sus aliados serviles y mercenarios.

Nuestra situación revolucionaria nos pone al lado de la resistencia iraquí
Allí nos comprometimos de no seguir más pasivos antes el abuso y los horrendos crímenes que cometen en Irak, el imperio y los gobiernos chupa medias de este. Si no hacemos conciencia que cada combatiente o civil inocente que hoy cae muerto en Faluya u otra ciudad iraquí, lo está haciendo por nuestra causa, no estamos entendiendo lo que ocurre. Los que están resistiendo la ocupación están luchando por la dignidad en contra de la injerencia imperialista, están luchando por los derechos humanos, están luchando por el respeto a la soberanía, la libertad y la libre determinación de los pueblos. Esas son parte de nuestra causa.

Y, si no nos juntamos acá y en todo el planeta para ser parte de la resistencia para echar las tropas ocupantes de Irak, tal como al final se tuvo que hacer con Vietnam, pronto el imperialismo ocupará cualquier sitio del Planeta sin tener los problemas que ayer tuvieron en Vietnam y ahora tienen en Irak.

El imperialismo y su plan global político, económico y militar
Los sectores económicos y políticos que están al frente de la política imperialista norteamericana tienen una determinación hegemónica, que ahora, con el triunfo de Bush en las elecciones presidenciales la reimpulsan. Tan sólo una derrota en Irak o salir ellos de allí con un síndrome tipo Vietnam, puede ser que limiten su actuaciones, de lo contrario, seguirán picoteando y ensangrentando el planeta como halcones criminales que son.

El Consejo de Seguridad Nacional de EE UU (CSN), organismo integrado por militares y civiles, a pesar del riesgo que corrían Bush de perder la elecciones Presidenciales, no retrocedió sus planes políticos y militar sobre Irak. Lograron imponerle a Kerry el grueso del contenido del plan “US Nacional Strategy for Supporting Iraq”, sobre todo la separata del plan, Campaign Strategy, con que el que se proponen recuperar 30 ciudades iraquíes, para poder realizar las elecciones previstas para inicios del próximo año. También terminaron de alienar a la mayoría de la población norteamericana con una conducta reaccionaria, “inyectándole” la paranoia del 11S y de la lucha contra el terrorismo. Al final triunfó Bush.

Ahora fustigados con la caricia archireaccionaria de Condoleezza Rice como Secretaria de Estado, desde el Pentágono preparan con Microsoft, IBM, Boeing, Honeywell, General Dynamics, Cisco Systems, Hewlett-Packard, Sun Microsytems, Lockeed Martin, Northrop Grumman, Raytheon y Oracle, etc., una poderosa Red de Información Global que les permitirá funcionar un sistema de servicio de inteligencia e información, con los que las fuerzas militares desde cualquier vehículo, nave o avión de combate, tendrán imágenes satelitales en cuestiones de segundo para saber en que condiciones de terreno y situaciones se encuentran, en momentos de enfrentamientos.

Entonces, los escombros y las muertes de hoy en Faluya y de todo el resto del triángulo heroico de Iraq (Ramada, Baquba, Samarra y Tirkrit), que no se dan por vencidos y resisten, pueden ser los escombros y el acabose de mañana del cualquier otro país del mundo sino resistimos duros ahora, junto a Irak.

Un cobarde ataque que no cesa.
Mientras el ejército invasor arrecia su ofensiva militar en Faluya, haciendo honor a su nombre: “Furia fantasma (Ff)”, violan los más elementales derechos de tratados internacionales de guerra: no permiten la entra de ningún organismo en la ciudad con ayuda humanitaria, sea esta intentada por la Cruz Roja o por la Media Luna Roja; fusilan sin juicio ni causas a miembros de la población civil (hay un video en donde un infante de la marina le dispara a un prisionero herido en una mezquita); bombardean hospitales (el domingo 6/11, destruyeron completamente al Nazzal) y lanzan toneladas de bomba contra residencias civiles y monumentos históricos. La orden de los ocupantes, con la mirada y el gesto complaciente de la ONU, la cual la hace tan criminal como la a los marines, es: “Cazar moscas a cañonazos”.

Después de 10 días del operativo “Ff” (iniciales con la que se puede armar la cruz símbolo del fascismo), tienen ya 4 días anunciando el retiro de las tropas de Faluya, lo que no han podido concretar por el nivel feroz de la resistencia. Llegan a 40 los militares norteamericanos muertos. Así no han podido controlar la ciudad, a pesar que la mayoría de las víctimas de los misiles y artillería pesada disparada por tanques, aviones y helicópteros son civiles. Tampoco han podido detener a Abu Musab Al Zarqawi, lo que supuestamente era el motivo de la gigantesca operación.

Resistencia o barbarie.
La red de hospitales y de salud pública están sin medicamentos y completamente colapsada. Casi la mitad de la población ya no tiene agua potable y una gruesa porción no cuenta con suministro eléctrico. Las enfermedades infecciosas diezman a la población infantil. Más del 60% de la fuerza laboral está parada y alrededor del 30% vive con menos de dos dólares al día. La hipocresía imperialista se devela cuando tan sólo han invertido 29 millones de dólares en recuperación de servicios básicos, gastando el resto de los 18,4 mil millones de dólares en seguridad y en la formación de los cuerpos militares y policiales iraqués, de los que les había aprobado el Congreso de los EE UU para la recuperación de Irak .

A la par de los horrores de la guerra y su consecuente miseria ¿Si esa barbarie no es una situación intolerante? ¿Cuál es la que nos va a sensibilizar? Cuándo las bombas caigan en el patio de nuestras casas, será bastante tarde reaccionar.

Entre los asistentes de la reunión de ayer martes 16, estuvo presente representación de la UNT. Siendo esta una organización internacionalista y solidaria con las luchas por la liberación de los pueblos, debe responder con la solidaridad y con las actividades de resistencia que hoy nos reclama Irak. Este debe ser un deber de todas las organizaciones afiliadas a UNT y de todos los trabajadores venezolanos. Este sería el mejor apoyo a nuestro proceso revolucionario en Venezuela.

*Coordinador Nacional de la UNT
Miembro de la OIR





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2849 veces.



Stalin Pérez Borges*/prensa UNT


Visite el perfil de Stalin Pérez Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: