La tregua

Estamos en celebraciones o entusiasmos, a mi juicio, mui pasajeros, para quien estudie la historia, la sociología i la política contemporánea. Estamos contentos de que una ruptura diplomática entre Colombia i Venezuela, haya durado tan poco i bastara el gesto noble del presidente Chávez, de voltear la página, para que los vientos de la verdad i la objetividad históricas,  estén listos a devolverla, porque de seguido la mentira, la calumnia, la conspiración i los intereses del Imperio del Norte, promocionan esa vuelta atrás.  Se cambiará solamente la estrategia del ataque, hace años proyectado. Se ha empezado por decir que el gesto de normalizar las relaciones vino del lado allá de la frontera, cuando es incierto; se comienza con mentiras i las fiestas con mentiras terminan en zaperocos. Por eso he acogido razonadamente el término o la calificación que se ha dado a los hechos, en opinión del valiente, sereno i firme periodista venezolano Alberto Nolia : la tregua; simplemente se ha dado una tregua, puesto que ese convenio o armonía en las relaciones se ha concretado, a la manera que una caricatura firmada por Fuentes, la sintetiza: dos personajes; uno con la paloma de la paz  i un ramo de olivo en el pico, i el otro, con un hacha ensangrentada, rematado su largo mango con una calavera, hacha de cuyo filo cortante, todavía gotea la sangre de pueblo inocente.

La historia es rica en esos episodios inolvidables, no solamente con la suntuosidad de tiempos mui remotos como el de Troya, cuando los griegos se retiran i dejan en testimonio de homenaje al valor de los defensores de la ciudad, el Caballo de Troya; sino episodios engañosos repetidos como en tiempos  romanos,  feudales, i los que describe e inicia la novela histórica con Walter Scott, IVANHOE, luego Robin Hood, donde los curas i los obispos son ideales para conspiraciones, delaciones o engaños. Mas, sería largo hablar de eso, a menos de hacer un libro, en el cual la Historia del Vaticano i de los Papas, ocuparía lugar privilegiado. Vámonos, mejor, a tiempos históricos recientes, incluso dejando atrás a la primera guerra mundial, i concretándonos a la segunda. Sucedidos durante 1938 una serie de acontecimientos que tenían nerviosa a Europa, dado el pacto de Munich donde Hitler i Mussolini “envolvían” a Chamberlain i Daladier en sus trampas,  i seguía aquella “carrera de anexiones”  mientras muchas cosas eran a escondidas de la Unión Soviética, como lo he podido leer años después de estudiar muchas obras sobre esa Segunda Guerra Mundial, en una obra escrita por los rusos, titulada LA GRAN GUERRA PATRIA (como ellos denominan a esta segunda gran guerra) i consecuencias del Pacto de Munich, eran las conversaciones que se hacían en Londres o París, creyendo atraer a su lado a la Italia de Mussolini que como sabemos constituiría después el célebre Eje Berlín-Roma, ampliado años después con el Japón. Es entonces un motivo de regocijo, de celebraciones, de alegrías efímeras, la llegada a Londres, procedente de París, del ingenuo o torpe Canciller inglés Lord Chamberlain, agitando un papel en el cual creía tener la promesa firme de Adolfo Hitler por preservar la PAZ de Europa. Había calmado los belicosos propósitos del Fuhrer, gracias a la política de appasement por él preconizada i merced a los acuerdos de Munich (Grimberg). La invasión a Polonia con la guerra relámpago, acabó con todas las infundadas ilusiones i las debilidades militares i éticas de Francia e Inglaterra principalmente. Aquello fue simplemente una tregua, mientras Hitler afinaba los pormenores de su invasión a Polonia i el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Solapadamente, estaban pensando en adversar al comunismo soviético i la hipocresía, es el veneno en el vino de los políticos falsos. Recomiendo leer la obra LA GRAN GUERRA PATRIA,  de varios autores, encabezados por P. Zhilin. Edit. Progreso. 1985. Moscú.

 Entonces, solamente hai que recordar nuestra historia, especialmente las cosas sucedidas a Bolívar en la Nueva Granada, o las cosas de nuestra historia republicana desde la muerte del Libertador hasta el presente, para saber valor que representa la palabra comprometida de un político, cuando otros intereses ocultos lo presionan i pasar por “encima de propia conciencia”, especialmente los que tienen un enorme rabo de paja o un prontuario que asombra. Los gobiernos de Colombia, desde el ocaso del Sol de América i el ocultamiento de su espada, no conseguimos ni uno solo que haya sido realmente amigo, i menos hermano de Venezuela; perdimos fronteras con ellos cada vez que se antojaron i manipularon contratos, convenios o buscaron opiniones extranjeras con intervención de países o de reyes. Actualmente tienen un presidente que tiene acusaciones tan serias como las de Uribe i fue quien expresó estar satisfecho de la agresión al Ecuador. Colombia ha firmado un convenio anticonstitucional con los Estados Unidos por diez (10) años, que le permite bases militares en los que estarán 800 militares i 600 civiles contratistas, para supuestamente combatir el narcotráfico (el gran negocio entre ellos mismos) i el terrorismo que también ellos exportan, mientras los soldados gringos puedan hacer lo que les dé la gana, sin tener responsabilidad ante las leyes de Colombia: prácticamente una ocupación o anexión como las de Hitler. La Corte Constitucional de ese país ha dicho que dicho contrato o convenio es inexequible, pero da un plazo de un año para que el Congreso (cuestionado en gran parte, porque hasta sus integrantes se venden) lo estudie i confirme así; tiempo más que suficiente para todas la invasiones o ataques que se quieran promover contra Venezuela I por último, la acotación más importante en el mundo capitalista: se dice que del año 2000 al presente, se han aportado más de 5.500 millones de dólares para ese llamado Plan Colombia, i eso no es gratis. Se debe pagar i con altos intereses, de modo que Uribe ha dejado un país hipotecado, corrupto i agresor. Si alguna cosa siempre he visto como una debilidad que tiene que corregir el presidente Chávez, i sus compañeros no se atreven a decirlo, es la blandenguería en lo político, influido por un veneno que le viene desde el hogar: la religión, rayana en una creencia ingenua en la “iglesia sin cogollo” i una super valoración de Cristo, toda cuya historia es mito inventado por la mafia cristiana. Cristo no conoció, por ejemplo, el idioma griego, ni noticias de Grecia i menos sabría en su lengua aramea, qué era alfa i omega (creo que eso es de Theilhard de Chardin) como primera i última letras del alfabeto griego. Tengo cuanta “biografía” de Cristo he conseguido, incluyendo una por Hegel, i ni la de Renán, considerada por muchos como la mejor o más completa, es en realidad una biografía, sino especulaciones en torno a. Ahora, pienso que es ingenuo si viene como Chamberlain agitando un pañuelo blanco de la paz. Estados Unidos es el Agresor; el petróleo i otras riquezas es el motivo, i Colombia es, no el brazo ejecutor, sino la pata del avestruz, del canguro o del elefante, para obedecer a un cerebro pequeño i santandereano i propinar las patadas. Recordemos aquello de, “cuando más conozco a los hombres, más amo a mi perro”. La Casa Blanca i el  presidente inteligente de turno, recibirán un nuevo proyecto de estrategia guerrera. Están allí, al frente, prestos a devorar su presa. Debemos estar alerta i considerar que en todo este inmenso peligro que nos rodea, solamente hemos logrado una tregua.

robertojjm@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3074 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a105941.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO