¡OJO! El Nudo Gordiano-USA contra Venezuela, no tiene vuelta atrás…

El presidente Chávez, sus asesores militares y la inteligencia de estado deben hacerse eco de las recientes movidas navales y aerotransportadas por EEUU en el Caribe, y de los vientos de guerra aupados por el imperio a través de Uribe/Santos-Plan Colombia. De igual modo, el inminente peligro imperial estadounidense que nos acecha desde territorio colombiano, por intermedio de los genuflexos peones del saliente y entrante gobernante, de la hermana República.

Ocupar a Venezuela (como cabeza de playa de todo el continente), es abrirle el paso a las más oscuras fuerzas de la protervia, que en plena decadencia quiere ver resucitado el USA-Imperio en todo el continente suramericano. 

El narco paramilitar Uribe Vélez ya se sabe que es por su condición de servil batracio, un latente peligro para la paz de Venezuela y del país hermano de la Nueva Granada. Y en cuanto a Santos-invasor y solicitado desde ayer por la justicia ecuatoriana (Fiscal ecuatoriano de Sucumbíos confirmó solicitud de extradición de Juan Manuel Santos) y recién elegido presidente de Colombia, ha estado en estos últimos días antes de su ascenso al poder bajo un cínico y velado protagonismo, y al tanto y metido hasta el cuello de todas las movidas que se gestan por el imperio contra Venezuela, desde suelo neogranadino. 

No hay que caerse a coba en cuanto a la condición servilista y proyanki del nuevo mandatario de la Casa de Nariño. El personaje Juan Manuel Santos, de la misma ralea que Uribe Vélez, está al tanto de todos los planes que el imperio tiene (sic: en pleno desarrollo) contra Chávez, y contra las más grandes riquezas petrolíferas que aloja Venezuela en su agraciado territorio. Por tanto, yo le recomendaría al camarada presidente Chávez que, “por ahora”, no es conveniente que se restituyan las relaciones diplomáticas con el gobierno colombiano, porque de ellos por mampuesto, solo esperaremos que se repitan nuevamente las traiciones santanderinas.

Como no hay plenas garantías del gobierno colombiano para el pleno restablecimiento de las relaciones diplomáticas con nuestro país, debido a que su soberanía no es manejada por ellos sino por el imperio norteamericano, evitemos por ello que se repita una y otra vez aquella declarativa del Libertador Simón Bolívar… Una traición, un perdón; Un perdón, una traición… Un perdón, una traición; Una traición, un perdón…

Lo dije en los dos artículos de alerta que se publicaron el martes de esta semana por aporrea.org (1), que los Estados Unidos necesitan hacerse urgentemente del petróleo venezolano porque de lo contrario colapsarían todos los planes bélicos que previamente están en pleno desarrollo contra la hermana República de Irán. Por tanto, quiero subrayar, que todos los planes de guerra que se tienen contra la República de Irán son vinculantes con las acciones de guerra USA-uribistas emprendidas contra nuestro gobierno (Chávez). Debido a que la economía norteamericana en bancarrota estructural y con un trasatlántico de inequidades capitalistas que hace aguas por todos lados, y con un insostenible PIB y consumo de combustibles fósiles que ronda mas del 25% del total producido en el planeta, tiene que buscar urgentemente un salvavidas financiero que lo reflote de su inexorable e inevitable caída imperial.

La formula guerrerista que en los momentos de crisis financiera no le había fallado en el pasado al imperio norteamericano. Ahora en su aparatosa caída capitalista para salir de la actual crisis financiera, buscan nuevamente inventar y provocar una larga guerra con el fin de reflotar su monstruosa industria bélica.

Mao Tsetung dibujo con asertiva exactitud y avizoro con mucha antelación (hace mas de cinco décadas) que el imperialismo norteamericano es un tigre de papel. Y hoy por hoy ese decadente tigre de papel, es tan o más peligroso que aquel que a finales del siglo pasado fungía como inigualable potencia imperial. 

¡OJO! ¡El nudo gordiano contra Venezuela, no tiene vuelta atrás!!!

Desde que se comenzó a extraer petróleo desde el siglo pasado se han consumido 900.000 millones de barriles. Según Colin Campbell, fundador y Presidente honorario de ASPO, en el planeta queda por extraer aproximadamente la misma cantidad. Por tanto, el punto medio de agotamiento que hipotéticamente se alcanzaría entre  2025-2030, ahora las nuevas predicciones dicen que el pico se alcanzaría entre 2010 y 2015.

Estos vaticinios son muy peligrosos para Venezuela, por cuanto es dable inferir que Venezuela por ser poseedora y beneficiaria de un muy envidiable estatus petrolero, es a partir de ahora que se le hace cuesta arriba el haber sido bendecida por el inmenso océano de  combustible fósil o ‘excremento del diablo’ (sic: Perez Alfonzo).

¡¡Es Venezuela ante esta incontrovertible realidad es a todas luces, el manjar más fácil y apetecible de ocupación por las huestes imperiales estadounidenses, y es el objetivo geoestratégico que ocupa hoy ‘en pleno desarrollo desde suelo neogranadino’ la invasión gringa contra nuestra nación!!!

A mi entender, la invasión contra Venezuela y por una estrecha vinculación con los planes de invasión contra Irán, son objetivos geoestratégicos del imperio norteamericano que no tienen marcha atrás. ¡Ojala esté equivocado!... Hay que armarse en conciencia… sí, de una verdadera conciencia revolucionaria, para defender el territorio contra el ataque artero y criminal que en cualquier momento se ha de consumar desde Colombia-Departamento de Estado-Casa Blanca (lado occidental de Venezuela, Zulia-Táchira).  

(1) La USA-guerra contra Irán depende de Venezuela…

Chávez, la invasión a Venezuela es irreversible… ¡No es ningún juego de guerra!

joseagapo@cantv.net

 




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3351 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad