Mario Silva: Coja palco y léase esto, sobre el PSUV en Mérida

(ENSARTAOS.COM) Yo, por Chávez, me inscribí en el PSUV, pero el aire mefítico que se respira en los corrillos que controlan este partido, en verdad desde que Miquilena lo conformó a su manera y gusto, no deja espacio para nada noble ni para nada justo, para nada grande, útil ni glorioso por lo cual luchar. Allí (y me referiré al caso de Mérida) cada cual va a lo suyo, y que Chávez con sus ideas socialistas, con sus proyectos continentales de soberanía, con sus infinitas angustias y dolores, con su hermandad bolivariana,… que se vaya para el carajo.

Estimado Mario, te aseguro que Rómulo Betancourt hoy se sentiría orgulloso de ver cómo nuestro partido PSUV vive chapoteando en las inmorales prácticas partidistas que sus adecos supieron implantar durante décadas en todos los sectores de la vida nacional. Si antes adeco era adeco hasta que se moría, hoy la cosa es más seria porque se sigue siendo adeco aún después de muerto, porque los retoños de aquellos fenecidos bandidos se han estado reproduciendo por atavismo, cogiendo ahora ferozmente fuerza en nuestro naciente PSUV. Y con serias amenazas de volverlo trizas, como podrás ver en este relato especialmente escrito para ti, distinguido doliente de todas estas catástrofes.

Lo de Betancourt, aclaro, le venía por herencia patológica de Leocadio Guzmán Blanco y de su hijo Antonio. Hay que releerse y estudiarse con sumo cuidado el fabuloso libro de Ramón Díaz Sánchez, “Guzmán – Elipse de una ambición de poder”: allí está el numen del liberalismo de todos los siglos y del cual surge esa peste abominable llamada “adecos”, ahora muchos de ellos nuestros hermanos dentro del PSUV. ¡Zape!

Por aquí, Mario, no hay sino burda de guerritas por la defensa de parcelas personales, codazos, trabucazos por mampuesto, zancadillas y el “cuídate con aquel porque ese no nos conviene”.

Y lo que más indigna es ver la manera como ciertos caimacanes de esta podrida demagogia, andan haciendo campaña como precandidatos a la AN, a costa de los sagrados programas sociales del gobierno, de las misiones: repartiendo becas en plazas públicas, entregando semillas de papa, inaugurando Infocentros,… además, con las consabidas alharacas, súper-falsas en ellos, de “muera el imperialismo yanqui”, “fuera los oligarcas”, “patria socialista o muerte”, etc., etc.,…. Adecus, adecus,…

En la Gobernación de Mérida, sin escrúpulo y de manera oficial se difunde la siguiente información: “El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se prepara para presentar cuadros indestructibles para las elecciones de diputados y diputadas a la Asamblea Nacional.... Así lo destacaron Gabriel Hernández y Carmen Urdaneta, miembros del Buró Político regional… El pasado miércoles 17, estuvieron en el municipio Sucre en compañía del gobernador y líder de la revolución en el estado, Marcos Díaz Orellana; y el alcalde del mismo, Aarón Varela, con la participación de más de 300 jefes y jefas de patrullas… Este jueves estuvieron en la Casa del Pueblo en el municipio Campo Elías,… en el municipio Libertador a las 10:00 a.m. con la militancia, en una actividad donde el Gobierno regional estará entregando más de un millón de bolívares a 30 consejos comunales de las 15 parroquias, para la ejecución de diferentes obras… El próximo lunes 22, estarán en la localidad de La Azulita entregando más recursos a los consejos comunales del municipio Andrés Bello, y reuniéndose con las bases del partido en el lugar para hablar del reforzamiento de la maquinaria electoral. El martes 23 harán una gira con el gobernador Marcos Díaz Orellana por el páramo donde se reunirán con los cuadros de la revolución en los municipios Rangel, Pueblo Llano y Miranda…”

Gabriel Hernández y el llamado “Fantasma” son los candidatos duros, tanto del copeyano Marcos Díaz Orellana como del ministro Rafael Ramírez.

Ni más ni menos, camarada Mario.

¿Díganme usted si eso no es una grandísima depravación partidista al mejor estilo de cómo aquí la desplegaban los miserables adecos y copeyanos como Gonzalo Barrios, Alfaro Ucero, Caldera,…?

En esos recintos cerrados que se llaman Buró o dirección del PSUV no tiene presencia el pueblo por ningún lado. Eso es mentira. Allí lo que relumbra por doquier es un olímpico y descomunal desprecio por cuanto trata de buscar para el pueblo el presidente de la república. De cuántos ladrones y malditos sinvergüenzas se rodeó, por ejemplo, el gobernador Florencio Porras uno tenía que vivir tragando grueso, haciéndose el loco o el pendejo hasta que ya la conciencia estallaba y teníamos que salir a señalar a unos cuantos de esos adecos y desalmados cachuchas rojas, y entonces se agitaban los perros rabiosos del clientelismo con sus babas y sus parcelas y a todo gañote gritaban: “¡cuidado Sant Roz, con mis infinitos jalabolas no te metas!” la eterna amenaza; decididos, digo, a hacerte la guerra a muerte y a tratar de pulverizarte.

A mí, particularmente es muy fácil que cualquiera me pulverice porque en estos ambientes no cargo chequera ni grupos comprados que estén dispuestos a joderse por lo que sostengo. Todo lo asumo enteramente solo, con mis puños, con mi dinero y con mi pluma: demandas, amenazas y cualquier agresión… Tú puedes imaginarte lo que te digo, Mario.

Además, en nombre de la “unidad” se reproducen indolentemente tantos carcamales a la buena de Dios, y cada grupo de bandidos recoge su buena cosecha de aliados incondicionales. Todo el partidismo en Venezuela se fundamenta en esta lacra que se llama aliados incondicionales, la suprema creación del sectarísimo canibalismo puro, creado también por Rómulo Betancourt. En eso se la pasa medio mundo del partidismo nuestro: dedicado a sus células, a sus grupillos, a su gente, y nada de trabajo social. Programa político no existe. ¿Y para qué? ¿Quién va a perder tiempo en el trabajo ideológico y en entregarse totalmente a servir a las comunidades? Sandeces.

Yo no he visto verdaderamente nada revolucionario entre esa gente que viene de Caracas con sus penachos de grandes incas, que lo suyo es imponer a sus caníbales en cada región. Traen de allá toda la inmensa batería de mañas adecas para ir conformando equipos, con sus redes de incondicionales que son unas cuerdas de vagos y malvados malandros, que lo gobiernan y comandan todo.

Me estremezco hoy al saber que aquí en Mérida yo tenga que verme obligado a darle el voto, OTRA VEZ, a un “seguro salidor” como El Fantasma, Diógenes Andrade, a quien conozco más que a medio liso. Ya no hay, estimado Mario Silva, seguridad de que se puedan escoger a los mejores porque éstos no podrían convivir nunca en un medio enrarecido por los negocios, las trácalas y los miserables acuerdos que se pactan siempre inspirados en las triquiñuelas de míster Drácula (a espaldas del pueblo). El siempre pendejo pueblo, ese que ama con devoción sincera al comandante, un millón de veces traicionado, escupido y ultrajado. Lo mejor sería para uno a estas alturas emigrar, pero no sabe uno para dónde, ya que estamos en plena revolución socialista; pero así y todo te pueden siquitrillar. Ojalá apareciera una buena guerra pronto para enrolarme y salir de este asco de maniobras, de charcas y sórdidas componendas, aunque da igual, porque a las alturas de los cuadres de última hora ya todo está definitivamente consumado, Mario.

Hay por estas tierras, pues, contamos con un joven –quien disimula muy bien su edad- de nombre (el arcángel) Gabriel que repentinamente dentro del PSUV comenzó a proyectarse imparablemente. Necesitaba ansiosamente aire y aliados, poder y fuerza, y allí estaba todo un copeyano como el gobernador Marcos Díaz Orellana para impulsarlo, para darle todo el apoyo que requiriese. Y este joven, no se fue por las ramas: ayer todos los alcaldes de la región salieron a solidarizarse con su candidatura, con excepción del alcalde del municipio Campo Elías, Pedro Álvarez (quien ya conoce muy bien al personaje de marras).

A mí siempre este arcángel se me ha parecido profundamente a Wilmer Azuaje  sobre todo por el aspecto de que no hay nada más audaz que la ignorancia; y da pánico, Mario, ver a tantos audaces “jóvenes revolucionarios”…; a Wilmer lo conocí bastante, en Barinas, mientras hacía unas pasantías como “soldado” (perdona, que lo dice todo el mundo) en la UNELLEZ; era Wilmer todo un perfecto Billy The Kid por las agallas que le colgaban hasta las bolas y que las usaba sin compasión para fulminar a sus enemigos. Cómo adoraban a Wilmer, que hombre, qué líder, “que de fuego sagrado en sus palabras…”

Por eso, en lo de las maquinaciones, cuando el gobernador Marcos Díaz Orellana se reunía con el obispo Baltazar Porras y le hacía honores en la Gobernación o cuando se reunía con el alcalde Lester Rodríguez, todos estos actos, tanto para el referido joven Gabriel como para El Fantasma (y quién sabe si para el mismo ministro Rafael Ramírez) eran gestos muy revolucionarios; cuando Marcos Díaz andaba para arriba y para abajo en el helicóptero propiedad del empresario Marcollli (el mismo que llevaba y traía al paraco César Pérez Vivas), eso también era muy chévere para Gabriel y El Fantasma (y quién sabe si para el mismo ministro Rafael Ramírez); pero cuando el presidente del CLEM, Alexis Ramírez, dijo que eso era una vagabundería del gobernador entonces Gabriel y El Fantasma se hicieron los locos (y quién si también el mismo ministro Rafael Ramírez).

¡Y cómo entonces le cayeron a sopapos a Alexis Ramírez al decir que era una inmoralidad reunirse con tamaño golpista! Nadie en ese Buró dijo ni pío, sino que hasta un personaje del mismo Buró llamado Henry Nava salió a defenderlo, que esas expresiones de Alexis eran sólo a título personal, y se estuvo en vilo si lo expulsaban o no del PSUV. Este Henry es otro que va por lo suyo, ¡Ay, dios mío! Este Henry que debería estar preso por falsificar un título con el que logró hacerse con la Dirección Nacional del Banco Agrícola durante dos meses. Pero cojan nota: ya Henry se postuló como precandidato a la AN, señoras y señores, y estimado Mario Silva.

Pero cáiganse de culo doctos y animalitos del monte: hoy el gobernador de Mérida en su eterno ñemeo con la derecha y burlándose hasta más no poder del presidente Chávez (una burla en la que pareciera que el único que se estremece es uno), declara que unas fulanas propuestas sobre vivienda del detestable legislador copeyano Américo Sulbarán “son planteamientos muy revolucionarios y socialistas…” En relación con las comunidades que se han declarado custodios de terrenos baldíos, dice Marcos Díaz Orella que "es dantesco ver niños, madres de familia y además no es la imagen que nosotros como merideños y merideñas, queremos para nuestra hermosa ciudad”. Este tipo es mil veces peor que Henry Falcón y la desgracia mayúscula para el país es que además nunca saltará la talanquera (le es más cómodo mantenerse del lado del que nació, y punto).

En torno a la colaboración que le ha prestado el sector privado a su gobierno “para paliar la crisis habitacional”, el mandatario regional reconoce públicamente que dicho sector ha tenido muy buena disposición y concretamente mencionó a Fernando Giacomaci, Julio Marcolli, Yasid Amudi,…, sus contratistas estrellas.

¿Y qué puede decir entonces Gabriel y el fulano Fantasma sobre estas aberraciones? Un carajo, ni pendejo que fueran como lo soy yo.

Pues bien, en aquellos tiempos, cuando yo trabajaba en la UNELLEZ, Wilmer era todo un atraco de “líder revolucionario”; ¡qué desparpajo, coño! y lo demostró luego con creces, y viendo yo a aquel personaje en miles de vallas como si fuese un cantante de vallenato de los que cunden por estos lares, me preguntaba: ¿cómo, Señor, puede alguien llegar a creer que este tipo sea un revolucionario?, ¿en qué cabeza cabe…, en qué país vive uno? Y lo comenté un día en voz alta y me pusieron contra la pared y me dejaron sin habla: “si usted nos señala a otro que pueda ir por Wilmer, lo cambiamos” Es lo mismo que escucho en Mérida todos los días: “si usted nos puede señalar a otro que pueda ir por El Fantasma, se lo acepto”.

Pero Bingo: ¡LLEGO EL MINISTRO RAFAEL RAMÍREZ Y DIJO “ESTE PATARUCO ES MI GALLO”, E IMPUSO AL FANTASMA COMO LA SUPREMA REINA DEL PROCESO Y EL RESTO… A HACER GÁRGARAS Y A CALÁRSELO, SEÑORES Y SEÑORAS, SO PENA DE SER DECLARADO ENEMIGO DE LA UNIDAD ORDENADA POR EL PRESIDENTE, Y ADEMÁS INFILTRADO…!

¡TOMA!

¿Qué clase de socialismo pueden tener estos señores Fantasma, Gabriel o Henry Nava en la cabeza? Pero a la vez: ¿qué gente noble, seria, decente, trabajadora y realmente revolucionaria puede prosperar, mantenerse y surgir en un medio como el que controla al PSUV-Mérida, para que a esta hora nos pongamos a tratar de buscar sustitutos para éste o cualquier otro personaje?

Increíble pero INCIERTO, camaradas Mario. Por último, te invito a visitar ENSARTAOS.COM

Ya me da hasta asco escribir, sinceramente.

Un abrazo.


jsantroz@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8393 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a96848.htmlCd0NV CAC = Y co = US