¿Pero qué nombre le pondremos?: ¡Porras - Orellana!

El presidente se reunió el viernes 18 de septiembre con ministros y gobernadores bolivarianos en Guárico. Allí vimos a nuestro gobernador Marcos Díaz Orellana con una gorra blanca. Sólo dos de los asistentes tenían gorra, pero nuestro gobernador estaba muy nervioso, sonreía y aquello terminaba en mueca. Su aspecto era el de un hombre muy azorado y como que estaba fuera de lugar en todo momento. No era para menos, si muchos de los allí presentes ya habían visto los videos que están YouTube con el nombre de “rdmerida”. Lo que ya resulta indudable es que el presidente de la República Hugo Chávez sí los vio, de eso no quepa la menor duda.

En esos videos, nuestro gobernador dice que con el Decreto de Guerra a Muerte, el Libertador Simón Bolívar fue un gran alcahuete, que le habría gustado ser gobernador de Juan Vicente Gómez o Pérez Jiménez que de esta quinta república; Marcos Díaz Orellana llama al caballo de don Quijote Bucéfalo. Pero resulta que Bucéfalo fue el caballo de Alejandro Magno. Aquello da mucha pena. Pero lo que estremeció a todos los merideños que seguía la transmisión desde Guárico, fue cuando el Presidente Chávez le dice al gobernador Hugo Cabezas que se ponga de acuerdo para realizar un proyecto conjunto, “con, con, con…” (la vacilación fue elocuente), buscando cómo llamar a nuestro gobernador, y de repente le lanza aquella bomba atómica: “¡Porras-Orellana!” Por supuesto que no fue ninguna equivocación, como tampoco ningún lapsus mental, porque eso sí es verdad, nuestro Presidente es sumamente preciso en lo que lanza y en lo que dice, y su memoria es admirable. Cómo no va a saber él que el nombre completo de nuestro gobernador es Marcos Díaz Orellana.

Pero el metrallazo quemó no sólo al gobernador que anda reuniéndose con los derechistas de Lester Rodríguez y Baltazar Porras, sino también con los que le acompañan en su tren ejecutivo y que salieron a atacar al presidente de la Asamblea Legislativa regional, Alexis Ramírez cuando dijo que Baltazar Porras debía estar preso por conspirador. ¿Qué dirá ahora el señor Henry Nava que salió prácticamente a defender las declaraciones de Marcos Díaz, e incluso trató de colocarlas como que si fuesen propias del Buró del PSUV? ¿Qué dirá ahora el profesor Alfonso Rodríguez que fue uno de los que atendió también al enorme personaje de la Conferencia Episcopal Venezolana, que tantos ataques sangrientos ha lanzado contra nuestra revolución? ¿Qué dirá ahora el Fantasma, alías Diógenes Andrade, quien es una de las piezas claves de Marcos Díaz Orellana, y allí aceptando todas las bendiciones de esas alianzas con la derecha, calladito, calladito? Para nosotros, los militantes del PSUV que hacemos vida desde los barrios, desde las comunidades, queda suficientemente claro que la actual dirigencia del PSUV está haciendo un papel muy triste y pobre. No queda duda que si en algo quiere hoy reivindicarse la única manera de hacer, aunque sea tarde, es pasar al Tribunal Disciplinario del PSUV a Marcos Díaz, porque todos los que formamos parte de las patrullas escuchamos perfectamente cuando dijo que él se había reunido con el obispo Baltazar Porras, por órdenes del Presidente de la República. Esto es muy grave, y además imperdonable.

Es terrible que el señor Marcos Díaz Orellana esté utilizando al Presidente para estas barbaridades tan grandes. Ya está bueno de tantas traiciones, a Marcos Díaz lo eligió el pueblo chavista y él no puede andar haciendo lo que le dé la gana, reuniéndose con la derecha. Ya basta. Y el que no tenga pantalones para pedir respeto por lo que sostiene los estatutos del PSUV, en cuanto moral, dignidad y principios, que por favor renuncie al partido.


Es el segundo encuentro del Ejecutivo nacional, luego de que el jefe de Estado reestructurara el Consejo de Ministros. Se crearon seis vicepresidencias por áreas

El presidente Hugo Chávez realiza este sábado un Consejo de Ministros ampliado, en el que participan los 17 gobernadores bolivarianos del país. La reunión se desarrolla en el Consejo Legislativo de San Juan de Los Morros, capital del estado Guárico, en la región central de Venezuela.

Este es el segundo encuentro del Ejecutivo nacional bolivariano, luego de que el jefe de Estado designara a seis vicepresidentes del Consejo de Ministros, como parte de una reestructuración que busca hacer de este consejo un ente más político que administrativo.

Los vicepresidentes fueron juramentados por áreas este viernes en el Salón Boyacá del Palacio de Miraflores: Defensa, Ramón Carrizalez, actual ministro del Poder Popular para la Defensa y vicepresidente de la República; Social, Luis Reyes Reyes, actual ministro del Despacho de la Presidencia; Económico-Financiero, a cargo de Jorge Giordani, actual ministro para la Planificación.

Para el sector Económico-Productivo, Jesse Chacón, actual ministro para la Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias; Desarrollo Territorial, a cargo de Rafael Ramírez, actual ministro para la Energía y Petróleo; Político, a cargo de Nicolás Maduro, actual canciller de la República.

Y Freddy Bernal fue designado como secretario permanente del Consejo de Ministros, funcionario que despachará desde el Palacio de Miraflores. Con esta reestructuración, en adelante el Consejo de Ministros contará con un consejo presidencial presidido por el mandatario nacional, los seis vicepresidentes y un secretario permanente.


ese_guerrero@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3930 veces.



Sinforiano Guerrero Lobo


Visite el perfil de Sinforiano Guerrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: