Guerra civil

Varios dirigentes de oposición recibieron del Imperio la orden de llamar abiertamente a una guerra civil. Ya está cerrada la salida electoral, dicen, el gobierno está acelerando su ofensiva “comunista” nacionalizando empresas y cerrando medios; el inquisidor cura Palmar denuncia que en los sótanos de Miraflores hay un altar de santeros cubanos en donde Chávez se entrega a ritos atroces, lo cual amerita una bonita guerra civil con un muertero, un trauma nacional con mutilados y todo.

Pero a diferencia de Francisco Franco en 1936, no cuentan con carne de cañón. La clase media que manipulan está cada día más despejada con sus carros nuevos, sus viajes, su ropa estrenada, sus restaurantes sabrosos. La ansiada crisis económica no termina de llegar.

Es una de las fórmulas más perversas de vivir la única vida: anhelando un terremoto devastador, una peste exterminadora, una recesión, con millones de desempleados desesperados, con millones sin vivienda. No importa que el desastre los arrastre a ellos mismos, “con tal de salir de Chávez". Eso pasa porque Hugo Chávez fue designado como el Mal Absoluto, ante el cual todos los demás son males menores, incluso un terremoto ruinoso. Por eso se deleitan cada vez que hay una amenaza de diluvios, sismos, pestes, recesiones, etc. Yo había oído hablar del masoquismo, pero esto es ridículo.

Ahora pregonan una rebelión civil, calientan la oreja de algunos militares con el plan de eliminar la Fuerza Armada, según el proyecto de Santa Fe. Pero ya no tienen bobitos manos blancas ni suicidas suficientes para convocarlos a una marcha, desviarla y matarlos a mansalva, como el 11 de abril de 2002. Como no tienen gente, Cedice trae importados.

Crean pánico mediante afirmaciones como la del embatolado Gobernador de Carabobo de que la Asamblea Nacional aprobará una ley según la cual todo niño mayor de 10 años quedará bajo la tutela del Estado y no de su familia, que le van a quitar su carnicería al carnicero y su casa a la casera, etc.

Según el histórico de los indicadores macroeconómicos, el único descalabro que ha habido en este gobierno fue causado por el vandalismo opositor de 2002.

No van a poder provocar una guerra, pero ¿cuánto daño van a causar en el intento?

roberto@analitica.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3134 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a78415.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO