Aristóbulo, no te olvides de la bicicleta

Partamos del hecho cierto, que la gestión como alcalde en el Municipio Libertador en Caracas entre 1993 y 1996 fue muy buena. Reconociendo este hecho, me permito ofrecerte una metáfora que no es mía, pero estoy seguro que si logras apreciarla, te puede ayudar mucho en este reto que tendrás a partir de diciembre de este año 2012. En esta oportunidad, trato de ahondar un poco más en un aspecto que mencioné en la carta pública conocida a través de Aporrea[i]

La metáfora es de Carlos Matus, intelectual chileno pero que en Venezuela (CENDES) desarrolló prácticamente su mejor obra. En uno de sus últimas publicaciones[ii], Matus nos dejó esta metáfora que paso a ofrecerte y que puede ser de gran utilidad para ordenar y llevar  una gestión gubernamental  eficaz y eficiente, tal y como está exigiéndola Chávez. La metáfora se centra en la figura de un ciclista y su bicicleta.  

A través de esta figura, Carlos Matus valora ampliamente parte de sus investigaciones en el ámbito de la planificación situacional y la gestión.  Siendo gobernador del estado Anzoátegui para el lapso 2013/2017, entenderás entonces que te corresponderá la responsabilidad de ser el ciclista. Es importante disponer de un buen entrenamiento  y esta condición ya la tienes. Debes verte entonces, como un ciclista entrenado para  un largo recorrido con empinadas y bajadas. Es decir, que ser eficaz y eficiente como lo está exigiendo Chávez, supone una preparación y formación que tienes y que te convierte en un buen ciclista. De esa condición estamos muy seguros.

Pero no es suficiente tu fortaleza como atleta o político con una gran experiencia. Para subir y bajar empinadas, además de la experiencia y fortaleza que tienes,  requieres de una buena bicicleta y esta es la otra condición que debe darse para dar lugar a una gestión bajo el signo de la eficiencia y eficacia.

Es importante que no olvides la bicicleta y ello supone disponer de una buena piña, buenos pedales, buena silla, buenos tubulares y un volante (manubrio) que te permita direccionar. Este volante que es como el timón del barco, debe servirte también como apoyo en los  tramos de subida. Es tan importante esta pieza, que sirve además para contralor el recorrido y saber en un determinado momento, si estas en la ruta  del circuito.  Debes estar ahora pensando en la bicicleta y  en qué piezas debes ponerle.

Para tener una buena bicicleta no supone ponerle nombre rimbombantes a las cosas.  Es necesario que esa bicicleta sume o multiplique tu capacidad intelectual, porque en este caso, no te olvides que es una metáfora y la bicicleta debe servirte muy bien como herramienta para  hacer un recorrido con un proyecto de gobierno y ello supone una bicicleta inteligente. Es muy necesaria la fuerza física (voluntad), pero es mejor todavía, una fuerza intelectual para mover el manubrio y ordenar la manera cómo debe pedalearse con sentido al proyecto  de estado y de país que tenemos.

marcano.evaristo@gmail.com            @evaromar



[i] El contenido de esta carta, puede leerse en: www.aporrea.org/regionales/a152684.htm l

[ii] Puede verse: Matus Carlos  (2007) Los tres Cinturones del Gobierno. Fundación GIGOB. Buenos Aires


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2441 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /regionales/a153114.htmlCd0NV CAC = Y co = US