Politiporrazos

Canalladas asociales

Explicaciones frente a voceros comunicacionales en el Municipio José Félix Ribas de nuestra fértil y siempre revolucionaria Aragua, inquietudes respondidas a mujeres y hombres asistentes a un coloquio en la histórica ciudad de La Victoria, terminaron de convencerme del contraste entre quienes aman a su patria y quienes inducidos por falsedades permanentes, se han convertido en propagandistas desdichados del pesimismo, la desesperanza, el desasosiego y la frustración. Oír los pareceres de gente sencilla dispuesta a progresar en beneficio del colectivo, personas llena de buenas intenciones, atentas a los resultados de iniciativas en beneficio de la sociedad toda, venezolanas y venezolanos sin odio, aunque siempre expectantes y desconfiados pero de buena fe, es decir nada pendejos y sí muy alerta ante la formación de pareceres contrarevolucionarios, terminaron por dejarme convencido del por qué han fracasado y fracasarán quienes no pueden querer a Venezuela, posiblemente incapaces de amar a Cristo, menos aún parecerían hacerlo con sus hijos y sus familias, pues todo aquel que espera y aspira el derrumbe de Venezuela, le alegre que el petróleo descienda de precio hasta donde la recuperación haga peligrar la patria, los que apoyaron desaceleración económica y social del país, aplauden trancas inconstitucionales de vías de comunicación, no les gustan los productos de Mercal calificándolos de “basura” porque la confunden con su propia basura mental. Los que se dicen criollos pero no aportan ni pensamientos ni acción para engrandecer su nación, se entregan a la desestabilización, casi ruegan a Dios porque se estremezcan los cimientos del petróleo o la naturaleza nos castigue, ¿y se alegran hasta con las lluvias y sus consecuencias?, esos no pueden ser sino antisociales…, no lo serán en cuanto a delinquir en forma específica, pero con su actitud se convierten en delincuentes asociales pues no les gustan las misiones, ni las nuevas universidades populares, despotrican de los consejos comunales, no les agrada enterarse del empoderamiento colectivo y parece “chocarles”, es decir, molestarles la participación masiva en política. Uno se pregunta y (le pregunta a quienes están en esa condición pensante), acaso viven únicamente para el chisme diario, la apatía antivenezolana, la burla, la desinformación mezquina y en líneas generales prefieren hacerse antipáticos en su conducta, gestos y descalificación a los revolucionarios partidarios de Chávez, llamándoles despectivamente chusma…, o pronunciando insultos que afortunadamente no han hecho mella en el comportamiento cívico de compatriotas de uno u otro sexo, sin distinción de raza, estrato social o edad, uno se pregunta -repito-, se habrán dado cuenta ellas y ellos también compatriotas de la misma tierra, que con su empecinado comportamiento sólo logran hacer méritos para formar parte de esa estupidocracia fanática iniciada hace diez años, estupidocracia impulsada por quienes parecen preferir la entrega de su país al imperialismo, ocultando deliberadamente lo que hoy comparativamente representa Venezuela para el mundo entero. No se atreven a ver la realidad y analizarla desapasionadamente, pero se revuelcan en mentiras inducidas por promotores que parecen cerdos en el estercolero de su hábitat. Viven día tras día la estupidocracia, pero dicen estar exigiendo “libertad” y “democracia”. Vuelva a leer este comentario cuando el tiempo se lo permita y dígase asimismo si vale la pena que intereses antivenezolanos de la contrarevolución pongan en peligro su salud mental. Feliz Navidad y Año 2009 a todas y todos, más allá de las perversidades de quienes han sido capaces de obedecer consignas asociales y canallas, afortunadamente perdedores, vencidos por quienes si creen en la demostrada y la digna lucha venezolanista por el porvenir, Un solo ejemplo nos demuestra lo equivocado de “la canalla”, basta recordar como hace seis años, en Diciembre 2002, hundieron a PDVSA. Sin embargo hoy, superada la manipulación noticiosa, PEDEVESA nacionalista sin complejos y felizmente recuperada para beneficio del soberano, acaba de ascender al cuarto lugar entre las petroleras del mundo, para tristeza y llanto de la cacocracia mal llamada “meritocracia petrolera” de antes, sustituida para felicidad del colectivo nacional y de la dignidad bolivariana, socialista y revolucionaria.

luissanchezibarra@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1339 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a68741.htmlCd0NV CAC = Y co = US