Encuentros disociados del tercer tipo (#9)

A veces no sé si reír o llorar. Nada destruye como la mentira. Sin embargo, mas devastadora es la práctica de mentirse a si mismo.

Un respetado Blogger, fanático anti-chavista, escribió lo siguiente en inglés:

“Un estudiante líder del chavismo, Robert Serra, anunció sin pestañear que la enmienda para reelegir a Chávez beneficia a la oposición ya que esta necesita mantener a Chávez en el poder para garantizar que el 80% pobre de la masa venezolana no proteste y tome de los ricos todo lo que les pertenece.”

Luego, todavía en inglés, enfatizó:

“Así es. Lo que lee es correcto. Para que no crean que estoy confundido, aquí les pongo las palabras originales en español.”

Seguidamente presentó las palabras textuales de Robert Serra en un acto insólito de voluntaria inmolación testimonial:

“Es el liderazgo del presidente Chávez el único muro de contención para que ese 80% de excluidos no se enfrente por otra vía a ese otro 20% de acomodados, de incluidos, de incorporados o que sí estuvieron en la repartición de las piñatas que se entregaban en este país.”

No pude resistir la tentación.

“OK, panita”, le dije. “¿Qué parte de la versión en español se traduce a, y tome de los ricos todo lo que les pertenece?”

“Elio”, me contestó con convicción, “yo no traduje el texto”. Con petulancia agregó, “tú necesitas leer mas cuidadosamente”. “Yo interpreté las palabras de Serra”.

¡Interpretó que Serra anunció! ¿Necesito decir más?

Mientras la oposición, sus líderes y simpatizantes, continúen cometiendo impunemente estos pequeños errores de interpretación, para mí y muchos otros, siempre estarán en segundo lugar. Nada bueno considerando que en la Venezuela actual existen solo dos adversarios políticos.

Respecto a la reelección presidencial, hay quienes argumentan que el presidente no puede ser candidato indefinidamente porque esto supuestamente viola el Artículo No. 6 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:

“El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y de las entidades políticas que componen es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables.”

Dicen que la supuesta violación de la constitución ocurre al derogarse el aparente carácter “alternativo” del gobierno.

Veamos… Al gobierno lo nombra el pueblo. Esto lo establece el Artículo 5 de la Constitución:

“La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público.

Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.”

O sea, el gobierno es “alternativo” si así lo decide el pueblo a través del sufragio. La mayoría del pueblo, por supuesto…

No obstante, hay disociados sin fronteras que consideran que es un derecho constitucional el votar en contra de las autoridades de turno para que de esa manera el gobierno pueda conservar su perfil “alternativo”.

¡Échele coco!

A veces no sé si reír o llorar… ¡Uh! ¡Ah!

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.
Feico57@att.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2412 veces.



Elio Cequea


Visite el perfil de Elio Cequea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas