Última advertencia a la oposición golpista

1.- Es posible que Bush deje a Obama la herencia envenenada de un golpe en Venezuela, patrocinado y apoyado por Estados Unidos, tal como Eisenhower legó a Kennedy la invasión de (“Bahía de Cochinos”) Playa Girón. Las elecciones del 23/N serían el momento propicio del sector más poderoso del golpismo, el Partido Mediático, coordinado con paramilitares y un sabotaje general de comunicaciones y servicios.

2.- Este modelo ofensivo funcionó en Abril 2002, pero al carecer de apoyo militar unánime y reserva estratégica político-social suficiente para asegurar y profundizar la victoria, se desintegró y fue vencido en 72 horas. Hoy ese apoyo y esa reserva son infinitamente menores: si lo repiten, de las 72 horas van a sobrar 70.

3.- Otros modelos cataclísmicos, magnicidio, conflicto fronterizo, intervención o apoyo aéreo gringo, “conmoción y espanto”, producirán a corto plazo un estado de guerra y alta emergencia con violencia e ingobernabilidad, y a mediano plazo fraccionamiento del territorio, daños masivos a la infraestructura (especialmente petrolera) y la guerra civil que se evitó con la Revolución Bolivariana.

4.- No habrá post-chavismo indoloro. Si el Estado democrático a duras penas puede contener el crecimiento histórico de la delincuencia común, mal podrá un gobierno ilegítimo contener la subversión armada de millones de personas a lo largo y ancho de la geografía urbana y rural de este país. Los dolorosos ejemplos de Irak y Afganistán muestran las limitaciones de la represión y la ocupación militar.

5.- Su soñado modelo de “seguridad jurídica” tipo Colombia: gobierno, oligarquía explotadora y guerrilla cohabitando el territorio, es el resultado de 50 años de ensayo y horror en un país cuya clase dominante lleva 500 años perfeccionando su dominio. No sólo no es posible en Venezuela, sino que el mismo Estado colombiano se agrieta bajo el peso de sus contradicciones.

6.- El “modelo” socialista venezolano ni siquiera es modelo sino búsqueda y propuesta. No excluye. No se orienta hacia la burocratización de un capitalismo de Estado. Las únicas limitaciones que pone a la “iniciativa privada” son de ética y humanismo elemental, enunciadas en la Constitución que es el “programa mínimo” de la Revolución Bolivariana. Los derechos sociales e individuales, políticos y económicos, se respetan más allá de lo sensato.

7.- Si existen todas las garantías para argumentar contra el socialismo ¿por qué no lo hacen? Sencillamente porque ustedes no defienden convicciones sino intereses, de los cuales el pueblo se desinteresa pues los sabe ajenos cuando no contrarios.

8.- Los compatriotas que se identifican con ustedes, merecen ser representados política y electoralmente, organizados y guiados, a falta de algo mejor en la defensa de sus intereses como parte importante de una nación democrática. ¿Por qué los engañan con terrorismo mediático, hecho de mentiras ingeniosas, para que se autoexcluyan en el odio y la desesperanza? ¿Por qué manipulan su odio y desesperanza como base y justificación de golpes de Estado?

9.- El pueblo que ustedes desprecian ya no es el mismo de Abril 2002, sino uno de los más lúcidos y decididos del planeta. Es un pueblo que sabe lo que ustedes ignoran o fingen ignorar: vivimos una situación irreversible que impide todo regreso al pasado. Quizás ustedes prefieran un fin horroroso al “horror sin fin” que ven en la revolución, pero para la mayoría esto es sólo un principio, el principio de lo que sea.

10.- Oligarcas, banqueros, contratistas, gestores, intermediarios, jerarcas religiosos, militares corruptos, sindicaleros, terratenientes, comerciantes, clase política en general, burócratas, tecnócratas, rancios intelectuales, diplomáticos, bellas ridículas, publicistas, conformistas del arte, comandos mercenarios, estudiantes fascistas… fauna cadavérica que se alimenta de la vida ajena, están todos avisados.

11.- Tengamos la fiesta electoral en paz. No intenten lavar con sangre sus derrotas y errores garrafales.

12.- Cuando las diferencias son irreconciliables, las semejanzas permiten convivir. Recuerden que ustedes no pueden vivir sin un pueblo y el pueblo podría querer vivir sin ustedes. Están avisados.


rotheeduardo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2306 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor