Resurrección opositora

Reflexionando ahora en Semana Santa, sobre un secuestro en la avenida Los Haticos de Maracaibo, del que ya les daré detalles, es imposible no quedar estupefacto, más que por el hecho delictivo en si, por el desquiciamiento de esta oposición venezolana.

No puede ser que la condena a un delio tan abominable como ese, esté supeditado a un filtro, según el cual su tratamiento depende si pone o no en evidencia las viles maniobras de esta triste oposición, tal como ocurrió con el plagio en referencia.

Les cuento: Resulta que, desde hace años, he sostenido dada mi condición de reportero de sucesos y del alto índice delictivo en Maracaibo, que la Policía Regional (PR) debe ser intervenida. Otro sector, específicamente, del Gobierno zuliano, se pronuncia en contra con el cuento de la reestructuración, la depuración, en fin…sabemos que no les interesa la seguridad ciudadana.

Pues bien, recientemente, la comerciante Haydee Parentes, dueña de una cauchera de Los Haticos, fue secuestrada y doce horas después rescatada por grupos élites de la Policía Regional en el sector Danilo Anderson, cerca de donde la plagiaron.

Hasta allí todo luce bien. El problema se presentó cuando descubrieron que entre los captores se encontraba un efectivo de esa policía, identificado como Yudavid Enrique Merchán y enseguida entrara en acción todo el entramado opositor, para manipular la situación e intentar apaciguar el impacto del suceso.

Los enemigos del proceso revolucionario pretendieron minimizar este escándalo, primero; porque funcionarios de la PR han estado implicado en otros plagios y, segundo; porque, pese a todo esos hechos hamponiles que son de conocimiento público, esa institución goza del respaldo y apoyo del gobernador Manuel Rosales, quien además funge como líder de la oposición, y no lo quieren hacer quedar mal ante la ciudadanía.

Por eso, ante semejante noticia, los medios que adversan al presidente Hugo Rafael Chávez Frías, sólo vieron el secuestro como tal y en sus titulares obviaron la ingerencia del funcionario policial aún sabiendo que esto era lo más preponderante del caso.

Cualquiera, con razón, podría interpretar que los mismos encargados de dar la seguridad son los que promueven la inseguridad, al cometer delitos como ese, aunque hay que hacer la salvedad de que no se debe generalizar. Sabemos que en esta institución hay mucho funcionario honesto, que lleva con dignidad y orgullo la chapa de ese cuerpo y deplora delitos como el secuestro y cualquier otro en el que participe algún pr.

Pero más allá de este aspecto, lo peor es la actitud de esa oposición, capaz de encubrir ese tipo de acciones tan sólo por anteponer sus intereses y preservar esa falsa apariencia de rectitud con la que pretende engañar al pueblo.

Algo muy lamentable. La delincuencia afecta a todos por igual. El hampa no escatima entre ricos y pobres, blancos o negros, flacos y gordos, altos o bajos y eso lo sabe la oposición, pero como primero está lo que a ellos les conviene, llegan al colmo de intentar apaciguar el escándalo de la implicación del agente en el plagio.

Para fortuna de todos, la verdad se impone. No en vano, el presidente Chávez emprendió esas misiones educativas que hoy en día arrojan sus frutos. Actualmente es casi imposible engañar a la población venezolana con esos argumentos y estrategias baratas.

Así, el reto sigue siendo para la oposición. Se equivoca y el odio a Chávez no los deja rectificar. La PR no es el único cuerpo cuyos hombres incurren en delitos, lo inaceptable es que por sus conveniencias, los opositores quieran ocultarle al pueblo semejante atrocidad.

Creo más bien, que la población les agradecería que se pronunciaran exigiendo una investigación a fondo acerca de los efectivos involucrados en secuestros, que de acuerdo a informaciones de prensa, son varios y, sin embargo, no se vislumbra una solución respecto de ese organismo de seguridad, al que no han podido sanear, diga lo que diga el Gobierno regional.

De modo, que a propósito de la Semana Mayor y el secuestro mencionado, mis amigos lectores, sólo me resta pedir a la oposición que resucite. De lo contrario, no verán luz. Continuarán en la tumba y desde allí nunca podrán hacer algo por el pueblo, sobre todo en seguridad, que tanto falta nos hace.

albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2023 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a53320.htmlCd0NV CAC = Y co = US