Honestidad, sinceridad y verdad: la izquierda, las derechas y la CEV

En tiempo de la celebración de la presencia humana del Dios Hijo entre sus creados, debemos reflexionar sobre las labores realizadas durante el casi finalizado año 2007 y cuales serían nuestras aspiraciones para el nuevo año 2008. Todos, como debe ser! Después de la victoria, no pírrica, de Hugo Rafael de las pasadas elecciones del 2006, él mismo, aceptó la pérdida de la consulta del pasado 2-D, aún que ésta fuera pírrica, por ahora. Ambos acontecimientos históricos, el primero por la aceptación de una propuesta de “democracia socialista” por un alto porcentaje de la población que participó en aquellas elecciones y ésta última por el rechazo del instrumento reformador, no de la propuesta socialista sino de algunos de los contenidos del mismo, por votación mayoritaria, si se analizan los centros de votación, de las clases medias y altas venezolanas. Razones, todas, en ambos casos, válidas. Aquí, permítasenos, citar al señor Cardenal Camillo Ruini : “…Es decir, se trata de confiarse, también en estos ámbitos, a la libre confrontación de las ideas, respetando los resultados democráticos también cuando no podemos compartirlos…” (www.chiesa.com, 14, diciembre, 2007) ¿qué significan las palabras del purpurado, para todas y todos? A nuestro entender que si Hugo Rafael ganó, abrumadoramente, las elecciones presidenciales y, producto de ellas, fue “ungido” como Presidente de todas y todos los venezolanos, tirios y troyanos, con todo y las protestas elevadas por “santos y santurrones”, el Presidente de todas y todos los venezolanos, reconoció, en tiempo mesurable, “su derrota” que es, en última instancia y públicamente, aceptada por todas y todos los que asumimos el reto del “progreso objetivo” de la Patria y el Continente Americano. En ese orden de ideas, la izquierda, nos repetimos, debería, descarnadamente, analizar, discutir aceptando y proponiendo soluciones “objetivas” a los “dos pasos pa´tras” que recibimos en el 2-D. Las tesis del “centralismo democrático”, el “partido de cuadros” y las “verticalidades”, en esta Revolución Democrática Socialista (fíjense que no decimos “…y Socialista”), no son aplicables; esa praxis política, por razones del carácter histórico de la sociedad venezolana, no “funcionan”. Es por ello y comulgamos con esa insistencia del “negro” Aristóbulo, se debe, por razones de ética, consultar al Soberano, sin miedo a perder prebendas!! Ello es, como dice el Cardenal Ruini “…la libre confrontación de ideas…” (Idem). Tenemos que manifestar, públicamente, los análisis de los triunfos y de la derrota alcanzados, por que el Soberano nos está viendo, oyendo, escuchando y criticando. Con ese ejemplo, podemos “dar luces”, en esa relación dialéctica, a lo que significa toda “discusión pública”. ¿Quiénes son los beneficiarios de las políticas socialistas (como dice Brito) que se están implementando entre los miembros de la sociedad? El Soberano ¿Quiénes nos pueden comunicar si éste o aquella institución pública están ejerciendo, correctamente, el mandato del Soberano? La simple consulta al Soberano. Ahora ¿nos debemos quedar a nivel de la discusión? ¿cuáles son las prioridades? ¿quiénes son las “mujeres y hombres” idóneos para asumir el muy importante reto que se nos viene encima durante el año 2008?

Las derechas, ya lo hemos comentado, tienen dividido su proyecto político en dos instancias: el “proyecto político” y la “guerra política” (según los esquemas de la institución militar con residencia en Taipei). En programa pasado, en Venezolana de Televisión, “En Confianza”, moderado por Ernesto Villegas, el líder político de Primero Justicia, Borges, reconoció, públicamente, se adhesión a la Internacional Demócrata de Centro, IDC, a la cual son adherentes partidos políticos como el Partido Popular de España de José María Aznar y Rajoy, la DC de Alemania de la Canciller alemana Angela, entre otros; es decir, la derecha europea cristiana. Vimos a Julio Andrés Borges, en el programa de Carla, acompañando a un importante dirigente del PP español, quien emitía “juicios de valor” en contra de Venezuela, su Gobierno y “su preocupación por los venezolanos” (¡cínico! Decir eso después de participar en el Golpe de Estado de Abril, 2002). Borges no se “deslindó” de las declaraciones del “golpista español”, en el programa de Ernesto Villegas. ¿Podríamos creerle a Julio Andrés su sinceridad política? Regresemos al Cardenal Camillo Ruini: “…es bueno que todos tomemos más conciencia de ello, para destemplar en[sic] clima de una confrontación que previsiblemente se prolongará demasiado, enriqueciéndose siempre con nuevos argumentos…” (Ibidem). Las derechas venezolanas, además del apoyo externo (¡el petróleo, camarita!), están divididas en dos toletes (es por ello que hablamos de derechas, en plural): la que hemos denominado como “eurocéntricas” y las “washingtonianas”. Las primeras giran alrededor de la Democracia Cristiana conservadora mundial (Borges lo aceptó); la segunda, estaría mas cerca de las políticas de Washington, siempre prefiriendo mas a los Demócratas que a los Republicanos (aunque ésta vez, se cuadran con quien sea, los “sacaron del Poder”). Alrededor de los primeros, es decir, los “cristianos”, que no son “cristianos de base”, estarían Primero Justicia (por ello, el alcalde de Chacao se trasladó a un Nuevo Tiempo por su adhesión a la socialdemocracia), PSC COPEI Popular, la CEV. En el segundo grupo, toda la “ideología socialdemócrata”. Aquí cabe la pregunta ¿si hubieran ido a Washington, al Departamento de Estado, en vez del señor gobernador Rosales y su equipo de internacionalistas, el sector “democristiano” aliado a Uribe Vélez, Calderón, Alan García, centroamericanos, hubieran sido tratados en forma diferente? ¿El Departamento de Estado hubiera emitido “palabras diplomáticas” que hubieran dado a entender un apoyo tácito al “movimiento democristiano”, no solo de Venezuela sino, también, de toda América? Ambos “toletes políticos” están divididos en estrategias pero no en tácticas. Ambos grupos políticos, están en constante concierto con los “Centros del Poder Político Mundial”, sustentados en las políticas del “Capitalismo”, la “Dependencia”, la “Libre Empresa”, la “Democracia Representativa”, la “Religiosidad Seglar”. En este marco político, y regresemos a las palabras del Cardenal Ruini . “…Qué ordenamiento social y político puede derivar de una enseñanza de Jesús aparentemente tan anti-política como el Discurso de la montaña? …es que Jesús liberó los ordenamientos políticos y sociales de toda pretensión de sagrado y de “derecho divino”, para confiarlos a la libertad del hombre…” (Idem). Duras palabras, si es que aceptamos que el Cardenal Ruini se basó en el libro “Jesús de Nazareth” y que la Conferencia Episcopal Venezolana conoce al autor de la obra referida. La frase: “…aparentemente tan anti-política como el Discurso de la montaña…”, en interrogación, nos obliga a pensar, reflexionar, dejar de lado al “pecado de Lucifer” y, humildemente, “poner nuestro granito de arena” para reconocer, en primer lugar, nuestras propias debilidades. La CEV, en la prensa de derechas del día 13 de diciembre, 2007, manifestó dos deseos: la “libertad de los presos políticos”, y “abogaron”, especialmente, por el estudiante Nixon Moreno. La libertad de todo ser creado es un derecho de natura. Por tanto, la petición tiene sustento moral. Para que haya “presos políticos” tiene que haber una violación de la “legalidad”. Siguiendo la lógica de la CEV, los “presos políticos” están presos porque violentaron el “hilo constitucional” (creemos que es una frase que le gustaba usar a Rómulo Betancourt). Si hubo un rompimiento del “hilo constitucional”, deberían están presos y/o en juicio, todos aquellos que se manifestaron, públicamente, por las razones por las cuales están presos, los “presos políticos”. Todos, sin excepción, incluyendo los purpurados!!! Pero, como el Gobierno Bolivariano, a través del propio Presidente Chávez, llamó a la reconciliación, en aquel momento, no queremos ni deseamos, así haya causa de pecado grave, que ningún venezolano esté y se mantenga “preso”. Por tanto, estamos de acuerdo con la CEV pero con una, sencilla, diferencia: son personas que violentaron la constitución y las leyes de la Republica Bolivariana, actuaron ilegalmente, por tanto, son presos comunes. En caso contrario, es decir, si se mantiene la tesis de “presos políticos”, la CEV, vista su actuación durante el “Golpe de Estado” de Abril, 2002, deberá, públicamente, solicitar el perdón del Soberano quien es quien gobierna en Venezuela, nuestra Patria. ¡Todo un pasticho! Humildad para reconocernos en nuestros pecados.

La CEV le solicita al Presidente Chávez por Nixon Moreno. Suscribimos, así mismo, la solicitud de la CEV; pero, de nuevo el pero, pareciera que el licenciado Moreno tiene acusación ante los órganos competentes del estado Mérida. La CEV debería haber añadido ese detalle. Sin más palabras.

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1840 veces.



Miguel Angel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a47394.htmlCd0NV CAC = Y co = US