De cuervos, halcones y filósofos

Los capitalistas del pecado (los curas) que introdujeron la culpa (y el castigo) en la ya enferma humanidad saltan la talanquera que los separaba del mundo que conspira contra la revolución chavista sumando fuerzas al odio. ¿Acaso hay algo más fuerte que una a un cura con un escuálido? Sí, el amor de los chavistas por su patria liberada, sobre todo de curas y escuálidos.

Aquellos que dan la bendición a las armas que van a sacar de la tierra a presos sin nombres, y a detenidos sin juicios, seres humanos que han desaparecido para el mundo, otorgaron legitimidad al genocidio latinoamericano desde la llegada de conquistadores en el siglo XV hasta el siglo XXI que se les vuelve socialista. Los de zotana no hacen sino estirar el brazo y dibujar la cruz para salir del paso dando la bendición a sicarios como Posada Carriles. De regreso a casa o a la vicaría, les espera el rojo vino y la roja carne de vaca, que tanto les gusta devorar, y no pocas veces un rojo que queda entre piernas.

Así los halcones gringos cambian de posición en el juego bélico en el que se disputa una Copa América donde la pelota es un continente, y el continente es la Tierra misma y buscan aniquilar el poder popular y apropiarse del gas, el petróleo, el agua potable, el uranio. ¿Acaso no ha entendido el hombre común que lo que disputamos en Venezuela es la vida en el planeta? ¿Qué le importa a los halcones de Bush el agua potable, o el niño o niña que muere cada 4 segundos? Brownfield pasa la bola a Duddy.

Aplicar la Carta Democrática Interamericana a Chávez quiere ser un gol por penal que el halcón recién llegado pretende anotar a favor del borracho de la Casa Blanca, resentido soldado que viene de cumplir misiones en El Caribe, Brasil, Chile Bolivia. El payaso se va para Colombia y desde allá junto a los lacayos exiliados del golpe del 11-A estarán las 24 horas trabajando para impulsar con más furia la guerra contrarrevolucionaria en Venezuela. Desde aquí les responderemos con más consejos comunales conformados. Más goles de la Misión Barrio Adentro y el grito de siempre: ¡Patria Socialismo o Muerte!

Los cuervos negros de ambos países amparados por la vaticueva (El Vaticano) llenarán las iglesias del Este de Caracas (sinagogas de Satanás) de oraciones contra el “tirano” señalando al “régimen” e instituyendo un “Estado de derecho” que para ellos no existe. En otras palabras, ahora desde el púlpito pretenderán asumir un liderazgo que partidos de derecha y ultraderecha, golpes suaves y estudiantes disociados no pudieron concretar. El cuerpo de los sacerdotes, los que siguen la “palabra” de Dios, aquellos que vinieron a levantar a los “pobres de espíritu” muestran al pueblo en armas como al Diablo, pero más aún, como al Hombre que ha comido del fruto del conocimiento, el poder popular no es otra cosa que el resultado de un pueblo que cada día se conoce más a sí mismo. ¿Acaso no tiemblan los curas por la manzana que el pueblo le robó? Les aseguro que es una manzana roja rojita.

El ejército de sacerdotes, apunta su artillería contra los “pobres de espíritus” que empiezan a transformarse en ricos en conocimiento (léase conciencia revolucionaria) y no lo pueden permitir. Inventarán un infierno en Miraflores, enfermedades en la Reforma de la Constitución, y mucho más, todo para impedir que las multitudes lleguen a apropiarse del saber que es poder. ¿Qué le importará al pueblo que una vez reconozca que el pecado y la culpa como el castigo no son ni han sido, como el “mas allá”, “el fin del mundo”, “la resurrección” “el pecado” más que ilusiones (intereses) del mercado común de los financistas (usureros) de la gran mentira (“fe”)?

Con la guerra que la iglesia católica pretende declarar al poder popular ¿quién pierde más? Aún no se recuperan del 0 analfabetismo cuando entrompan a la revolución bolivariana con el tridente del Vaticano y la Cola de Bush. Jesús se siente bien, estamos vengando la gran traición de la iglesia universal de la mentira.

No hay mejor cura que el que está enterrado en sus propias mentiras de bravucón finisecular desesperado ante el fin de su mundo, el mundo sin pecado. Será un honor enterrarlos como a los puntofijistas, otro gol de la revolución contra el imperialismo satánico vestido de negro.

No hay caso, ellos mismos se juntan, halcones y cuervos negros, o zamuros; santificada sea la muerte de la iglesia lacaya y traidora, hasta aquí les llegó la sangre de parásitos apatridas.

Guillermito “campo marrón” (el que tenga ojos que vea y lea entre lineas) le da un pase al delantero Duddy que viene como desesperado por el lado derecho del campo de juego, así comienza el partido, al fondo las tribunas llenas gritan con estruendo “Willi se va, no volverá.”. Se abre y cierra el telón: en las sombras de paredes de Madrid, pintadas con letras color carmesí, pueden claramente leerse tipo graffiti “¡viva el filósofo del Zulia!” firmado Las Peras al Horno.

Mforti9@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1986 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a38146.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO