Un acróstico para una inhabilitada

Ingenuo pensar que quienes la inhabilitaron, sin haber cumplido la sanción, la dejen participar en las elecciones del 2024.

No pensó nunca que su acto de rebeldía le pasaría factura en estos momentos en que clama ser presidenta de la república.

Hoy desesperada hace todos los intentos posibles por participar, valiéndose de una supuesta victoria en las primarias de la oposición.

Acechando y asechando se mantiene y muchos creen que su persistencia se impondrá.

Biden es su esperanza, su salvador

Independientemente de su voluntad y deseos, no puede estar sobre la ley

Loca anda, loca está de tanto inventar estrategias y multitudes en su campaña por los barrios

Inútilmente, pierde su tiempo y hace perder el de los pocos que la siguen

Tiene los días contados en la política, aunque desea ser interina como Guaidó

Anda buscando una plaza para autojuramentarse; pero, ¡Mosca!

Derrotar al gobierno no podrá, aun con todo el peso que tiene este sobre sus alas

Adiós María Corina, Adiós.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1328 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Rafael Barreto

Jesús Rafael Barreto

Más artículos de este autor