Ramos Allup: el mismo parlanchín quisquilloso de siempre

Cuando de modales se trata en su escenario de ortodoxo adeco de hablar hasta el cansancio. Arrimado además, a su entelequia oportunista, Ramos Allup, no pierde tiempo de jugar con la picardía que lo resguarda dentro de su vida política de parlanchín quisquilloso y, más ahora bien cerca del poder de Guaidó, al que a veces se lo come con la vista, anda como zamuro trinitario cuidando de la formación del nuevo CNE por la escogencia de primerizos rectores por nombrar que hagan posible -gracias a la fecundidad de la AN- a futuro: salir de perdedores a ganar sin trampas ocultas caza venados de la oposición, que después, que descubrió que las bombas tienen espoleta, no ha podido demostrar mediante su exorcismo compulsivo que, Chávez llegó a presidente no por la mayoría del voto popular, sino por ayuda pírrica de un mal conteo cuando, aseguró que a posteriori con todas las artimañas de su cizaña enredada de subterfugios, denunciaría cuál fue el vil método utilizado que, en eso todavía anda buscando tras de su predecir y, ahora es cuando más lo necesita como ejemplo para que la oposición se ayude de velar como mayoría de la AN y, que por ningún motivo sean los magistrados del TSJ quienes tengan que ver con eso, a no ser que Trump lo acepte.

Y el contraste en la AN no es de primera pues, mientras los diputados psuvistas llegan al parlamento mal vestidos, bañados de pachulí casero como obreros y con la boca llena, atragantados de comida barata de los claps, sin poder hablar el idioma oportuno sin malos sabores y con sus celulares vergatarios carrasposos de viejos, él, Ramos Allup, llega impoluto, embriagado de un perfume romántico matacelos del mismísimo París, y metido impecablemente en un traje de gabardina inglesa con una corbata celestial en su cuello que, lo ahorca de alegría y, un par de yuntas bañadas de oro del callao le aprietan los puños de su camisa y, viendo de reojo como el que llega a un cementerio de pobres, y no a un recinto de oradores y forjadores de leyes, en su mano derecha el maletín que distrae su pensamiento cargado de volutas imaginarias que corren en su cerebro como pensadas e inmediatamente se detiene a saludar al presidente y secretario y, la quietud y la envidia: se agazapan cuando, le toca el turno de hablar que todos los presentes creen que es un lord inglés y, no un José Gregorio Hernández que han de canonizar sin ir al cielo, acto que describe una situación a tratar, lo transforma en un trabuco que escupe palabras en todas las direcciones sin ofender a nadie, más bien, trata de poner cada cosa en su lugar o en el lugar que él cree que es el correcto y, así fue:

Ustedes psuvistas "Pretenden trancar el proceso haciendo toda esta maroma para hacer ver que quieren colaborar, pero quieren que el proceso vaya al tribunal de Maduro y tomar la decisión que a ellos le dé la gana. ¡Ni siquiera lo pueden disimular cuando se montan en ese tribuna! Y, después les recordó que el Gobierno no podrá borrar todos los errores que ha cometido durante 20 años, pues en ese período gozó del control de todos poderes públicos, al tiempo que propuso a sus colegas un debate sobre regímenes de transición y, destacó nota de prensa. "Yo propongo que demos un debate sobre lo que son los regímenes de transición. Prepárense, estudien, lean y vengan aquí y compartimos argumentos. No le tengan miedo a la transición, ténganle miedo a permanecer en el poder de facto (...) esto puede producir en Venezuela un reventón. El país entero será víctima del reventón. ¡Ustedes no pueden borrar la plasta que han puesto!". ¿Habrá que comérsela, nos guste o no? ¡Bien dicho Henry! Y después preguntó y con razón: cómo es que califican al Parlamento de encontrarse en desacato, al tiempo que asisten a las sesiones convocadas por la junta directiva. ¡Anjá cómo es eso! Chavistas sinvergüenzas -lo pensó, pero, lo calló.

"No sean irresponsables y dementes". Ahora sí se afincó. Mejor hubiera sido que los llamara locos, suena más sabroso que demente y, se preguntó rabioso, algo molestado e irritado: "¿Cómo pueden resolverse la crisis terminal que agobia a un país, si cuando la voluntad popular no los favorece simplemente la aplastan? Ni pendejos que fueran los chavistas como los adecos -eso jamás- ¿y a quién se le ocurre hacerse esa pregunta y entre políticos más deshonestos que honesto? Y les gritó: "¡Oligofrénicos! Pero sí ya lo dijiste más adelante -adeco saltarín- que eran unos dementes y le vas a echar más mierda , no le bastó con lo de plasta. Y continuó: "La estupidez colectiva de la bancada del PSUV es tremenda". Ahora reconoce que trata con estúpidos en el parlamento y, lo peor es que les para. Vaya ordinariez de Ramos Allup, y remató: "Dicen que estamos en desacato, entonces: ¿Qué hacen aquí si estamos? Excelente pregunta y cuál es la respuesta que el mismo Ramos Allup, la sabe. ¡Coño, que son unos dementes! Pero si él sabia el porqué. Y, lo más maravilloso de un hombre que quiere tanto a Venezuela que nuestro país se lo debe todo y a cada momento lo demuestra como un hombre de Patria, patriota sin manchas, impoluto de rencores, que no recibe órdenes del gobierno de los Estados Unidos, ni ninguno de ellos, casi lloroso y tembloroso, emplazó a los diputados a pensar "un poquito" en Venezuela y para más vaina dijo como para no ofender sino halagar -dijo: "Por encima de cualquier culillo individual, piensen un poquito en Venezuela. ¡Venezuela va a subsistir después de que ustedes dejen de ser gobierno de facto!". Uyuyuy más malojillo para la candela

Viva Venezuela mi Patria querida, quien la libertó, mi amigo fue Ramos Allup -¿será lo que viene y nos espera?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 657 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a284103.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO