Memorias de un escuálido en decadencia

Hampoducto

¡A correr que llegó Humberto! Se supo todo. Le dimos la bienvenida a la Bachelet con el escándalo de corrupción más grande del país. El dinero de la ayuda humanitria y el del concierto en Cúcuta pasó a nuestras manos completico y al carajo los enfermos. Así no se puede. Rossana y Kevin o Kevin y Rossana, para no alterar el resultado del producto, nos dieron una clase magistral de cómo robar y no morir en el intento. Los chavistas andan gozando una bola y lo peor es que estamos coincidiendo con ellos en una cosa: Guaidó es un ladrón. Es decir, lo decimos nosotros –allí están Patricia Poleo y Nitu, para muestra un millón de personas- y lo dicen ellos también. No es una cosa traída por el Cabello Diosdado, sino que está ahí con vista al mar. Y ya lo sabíamos desde que el diputado Superlano se fue de putas y todavía no sabe qué le dieron ni dónde estuvo. Como dice el fracasado Roberto Malaver, somos malos como políticos, pero somos del carajo robando.

Hicimos caída y mesa limpia, aunque de limpio no tenemos un carajo porque más de uno se llenó con los dólares humanitarios. Y lo peor es que el embajador encargado por el interino, Humberto Calderón Berti, dice que lo sabía hace meses pero ahora es cuando señala, apunta y dice que están investigando. Y Ojala que al compañero Carlos Vecchio, otro embajador y cómplice del interino, no lo metan preso en Estados Unidos, porque todos sabemos que de Citgo salieron un montón de dólares volando y fueron a unas solas manos. Es decir, que ya lo sabemos, que no nos vengan con sus cuentos y esperen que uno les crea cuando pase lo que tiene pasar. Revivimos el hampoducto aquel que señalaba el compañero Rómulo Betancourt cuando hablaba de corruptos de cuello blanco, blanquito, como la ropa que se lava con Ariel. El hampoducto nuestro está perfeccionado, porque el del compañero Rómulo era nacional, ahora este hampoducto es internacional. Hay quienes nos agradecen que hayamos estafado a Trump, Pence, Bolton, Abrams, PomPeo, porque esos carajos han robado y engañado más que todos nosotros juntos. PomPeo había dicho que en la CIA lo enseñaron a engañar y a mentir, pero a nosotros nos enseñaron a robar que jode y en eso estamos.

El papá de Margot tiene más de veinte minutos dando vueltas por la sala del apartamento. Se jala los cabellos y mira el techo y dice una cosa entre dientes y solo se escucha la palabra madre. Hasta que se detiene y dice: "Son unos muérganos. Unos desgraciados, unos grandes hijos de sus madres. Cómo carajo les vamos a creer, si cada vez que ven un dólar le caen encima sin carnaval ni comparsa" Y se fue al cuarto, agarró la puerta, nos vio y dijo: "Si me llaman del partido Voluntad Popular, mándenlos para el carajo"- Y tiró la puerta con toda la fuerza bruta que tiene, y un vecino gritó: "Vete para Cúcuta, muérgano".

  • Soy el ladrón de tu amor.- Me canta Margot.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2584 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a279778.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO